Sergio Morate condenado a 48 años por los asesinatos de Marina y Laura

Sergio Morate

Sergio Morate ha sido condenado a 48 años de cárcel por los asesinatos de su exnovia, Marina Okarynska, (24 años) y de la amiga de esta, Laura del Hoyo, (26), cometidos el 6 de agosto de 2015, tal y como pedía la Fiscalía.

El presidente magistrado José Eduardo Martínez Mediavilla acaba de leer el fallo en la sala de vistas de la Audiencia de Cuenca, en presencia de las partes y de familiares y amigos. Morate ha estado presente por videoconferencia cuando se ha leído la sentencia en audiencia pública. El juez le condena a 25 años de prisión por matar a Marina (aplicados agravantes) y otros 23 por asesinar a Laura.

El Jurado determinó por unanimidad la culpabilidad de Morate el pasado 29 de octubre tras llegar a esa conclusión en seis horas.

Esa semana se celebró la vista oral durante seis jornadas en las que declararon numerosos testigos y peritos que contaron con detalle la secuencia del doble crimen y las circunstancias en que aparecieron los cadáveres de las dos mujeres, semienterrados en una fosa de la localidad de Palomera, a unos 10 kilómetros de Cuenca, el 12 de agosto de 2015.

El acusado, increpado cada día a su llegada y salida de la Audiencia de Cuenca, no declaró ni al inicio ni al final del juicio ni contestó siquiera a las preguntas de su abogado.

La fiscal pidió para Morate una pena de 48 años de cárcel como autor de dos asesinatos, mientras que la acusación particular de la familia de Marina Okarinska solicitó 31 años y tres meses de prisión y la de Laura del Hoyo 25 años de cárcel.

A su vez, el abogado defensor de Morate, José Javier Gómez Cavero, pidió la libre absolución del acusado, en prisión provisional en la cárcel de Estremera (Madrid) desde que fue entregado por Rumanía en septiembre de 2015.