Wayne Bertram WILLIAMS

Wayne Williams Nueva búsqueda
  • Genaro Ramallo Guevara

    Genaro Ramallo
    • Clasificación: Asesino
    • Características: La Policía sospecha que podría haber practicado con las víctimas algún rito relacionado con las ofrendas a la diosa inca Pachamama
    • Númeero de víctimas: 2
    • Fecha del crimen: 22 de agosto de 1993
    • Lugar: Almonaster la Real, Huelva, España
    • Estado: Condenado a 40 años de prisión el 24 de octubre de 2014. El Tribunal Supremo elevó a 60 años la pena de prisión el 29 de julio de 2015
    +
  • El caso de la mano cortada

    El caso de la mano cortada
    • Clasificación: Profanación de cadáver
    • Características: Margarita Ruiz de Lihory, que usaba los títulos de Marquesa de Villasante y Baronesa de Alcahalí, mutiló el cadáver de su hija. Le amputó la mano derecha, le sacó los dos ojos y le cortó la punta de la lengua
    • Númeero de víctimas: 1
    • Fecha del crimen: 19 de enero de 1954
    • Lugar: Madrid, España
    • Estado: La Audiencia de Madrid condenó el 15 de mayo de 1964 a Margarita Ruíz de Lihory a 6 meses de arresto mayor y 5.000 pesetas de multa, y a su amante José María Bassols, a 3 meses de arresto mayor y 2.000 pesetas de multa, como autores de un delito de profanación de cadáveres y otro contra la salud pública, con la agravante de parentesco respecto a la procesada
    +
  • El asesinato de Emmett Till

    • Clasificación: Asesinato
    • Características: Racismo - El caso sirvió como referente para el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos
    • Númeero de víctimas: 1
    • Fecha del crimen: 28 de agosto de 1955
    • Lugar: Money, Estados Unidos (Mississippi)
    • Estado: Roy Bryant y John William Milam fueron absueltos por un jurado blanco el 23 de septiembre de 1955. Cuatro meses después, los dos, sabiendo que legalmente no podían ser juzgados, confesaron en un artículo de la revista «Look» que habían asesinado a Emmett Till
    +
Wayne Williams asesinó a dos jóvenes de raza negra en Georgia, Estados Unidos, aunque la policía lo considera sospechoso de 22 muertes más acaecidas entre los años 1979 y 1981.

Wayne Williams asesinó a dos jóvenes de raza negra en Georgia, Estados Unidos, aunque la policía lo considera sospechoso de 22 muertes más acaecidas entre los años 1979 y 1981.

 

Wayne Williams empezó formando parte de una radio local junto a algunos amigos. Desde su adolescencia había acariciado el sueño de ser un caza talentos y hacer millones de dólares. Deseaba encontrar, entre la multitud de artistas emergentes de Atlanta, a los próximos Jackson Five o al siguiente Stevie Wonder.

Wayne Williams empezó formando parte de una radio local junto a algunos amigos. Desde su adolescencia había acariciado el sueño de ser un caza talentos y hacer millones de dólares. Deseaba encontrar, entre la multitud de artistas emergentes de Atlanta, a los próximos Jackson Five o al siguiente Stevie Wonder.

 

Williams consiguió que sus padres le dieran algo de dinero para financiar las grabaciones de algunos chicos del barrio que, según él, podían llegar a ser grandes músicos... pero no tuvo éxito. Este fracaso llevó a Wayne a complementar sus actividades como productor musical, con la fotografía.

Williams consiguió que sus padres le dieran algo de dinero para financiar las grabaciones de algunos chicos del barrio que, según él, podían llegar a ser grandes músicos… pero no tuvo éxito. Este fracaso llevó a Wayne a complementar sus actividades como productor musical, con la fotografía.

 

Wayne Williams, licenciado. El asesino consiguió un radio que interfería las llamadas policiales. De esta forma, sabía dónde y cuándo se producían accidentes o asesinatos en Atlanta e iba a fotografiar los hechos. Williams estuvo en todas las escenas del crimen relacionadas con los asesinatos de los cuales estaba siendo acusado.

Wayne Williams, licenciado. El asesino consiguió un radio que interfería las llamadas policiales. De esta forma, sabía dónde y cuándo se producían accidentes o asesinatos en Atlanta e iba a fotografiar los hechos. Williams estuvo en todas las escenas del crimen relacionadas con los asesinatos de los cuales estaba siendo acusado.

 

La detención y el juicio

 

Ficha policial de Wayne Williams realizada el 21 de junio de 1981.

Ficha policial de Wayne Williams realizada el 21 de junio de 1981.

 

Wayne Williams. Los expertos tuvieron una dura pugna por demostrar, ante el juez, la responsabilidad de Williams en los dos asesinatos por los cuales estaba siendo enjuiciado.

Los expertos tuvieron una dura pugna por demostrar, ante el juez, la responsabilidad de Williams en los dos asesinatos por los cuales estaba siendo enjuiciado.

 

Wayne Williams después de ser detenido y acusado de los asesinatos de Nathaniel Cater y Jimmy Ray Payne.

Wayne Williams después de ser detenido y acusado de los asesinatos de Nathaniel Cater y Jimmy Ray Payne.

 

Wayne Williams. El análisis de las fibras halladas en los cuerpos de las dos víctimas eran idénticas a las muestras encontradas en el casa del acusado. No obstante, una de ellas era bastante común y se especuló con la posibilidad de que la víctima podría haberla cogido en cualquier otro lugar.

El análisis de las fibras halladas en los cuerpos de las dos víctimas eran idénticas a las muestras encontradas en el casa del acusado. No obstante, una de ellas era bastante común y se especuló con la posibilidad de que la víctima podría haberla cogido en cualquier otro lugar.

 

Wayne Williams. Lo complejo e improbable era que, justamente, se reunieran las mismas fibras en otros casos y que no tuvieran alguna relación con el acusado. Aquello parecía una coincidencia demasiado grande, sobre todo si se tomaba en cuenta que habían diez casos de asesinato en los cuales se presentaban las mismas características.

Lo complejo e improbable era que, justamente, se reunieran las mismas fibras en otros casos y que no tuvieran alguna relación con el acusado. Aquello parecía una coincidencia demasiado grande, sobre todo si se tomaba en cuenta que habían diez casos de asesinato en los cuales se presentaban las mismas características.

 

Wayne Williams. Las pruebas halladas por los investigadores eran circunstanciales. Si bien se podía asumir que las dos víctimas estaban conectadas con Williams, nada aseguraba que él los hubiese asesinado.

Las pruebas halladas por los investigadores eran circunstanciales. Si bien se podía asumir que las dos víctimas estaban conectadas con Williams, nada aseguraba que él los hubiese asesinado.

 

Wayne Williams. Por su parte, la defensa se aprovechó de la apariencia inocente de su defendido e insinuó que era prácticamente imposible que un joven tan pequeño e indefenso pudiese asesinar, y menos aun, estrangular, a un hombre.

Por su parte, la defensa se aprovechó de la apariencia inocente de su defendido e insinuó que era prácticamente imposible que un joven tan pequeño e indefenso pudiese asesinar, y menos aun, estrangular, a un hombre.

 

Durante el juicio, Wayne Williams parecía tentar su suerte. Constantemente interrumpía y pedía la palabra para exponer su punto de vista, algo que era innecesario, puesto que contaba con un abogado. Al parecer, Williams era un sujeto extremadamente narcisista y le gustaba llamar la atención.

Durante el juicio, Wayne Williams parecía tentar su suerte. Constantemente interrumpía y pedía la palabra para exponer su punto de vista, algo que era innecesario, puesto que contaba con un abogado. Al parecer, Williams era un sujeto extremadamente narcisista y le gustaba llamar la atención.

 

Wayne Williams. Uno de los investigadores habló con el fiscal del distrito y le recomendó hacer preguntas intrascendentes al acusado, con el fin de hostigarlo. Luego, repentinamente, debía preguntarle si había sentido pánico al estrangular a aquellos chicos, muy cerca, mirándolo a los ojos y cogiéndole uno de sus hombros.

Uno de los investigadores habló con el fiscal del distrito y le recomendó hacer preguntas intrascendentes al acusado, con el fin de hostigarlo. Luego, repentinamente, debía preguntarle si había sentido pánico al estrangular a aquellos chicos, muy cerca, mirándolo a los ojos y cogiéndole uno de sus hombros.

 

Wayne Williams. El fiscal siguió el plan tal cual lo habían tramado. Atosigó a Williams con preguntas que no parecían venir al caso, hasta que en cierto momento, se le acercó, lo cogió del hombro y le dijo «¿Qué sentiste al sujetar a tus víctimas por el cuello? ¿Te horrorizaste?» Williams respondió «No», y a continuación protagonizó un ataque de histeria.

El fiscal siguió el plan tal cual lo habían tramado. Atosigó a Williams con preguntas que no parecían venir al caso, hasta que en cierto momento, se le acercó, lo cogió del hombro y le dijo «¿Qué sentiste al sujetar a tus víctimas por el cuello? ¿Te horrorizaste?» Williams respondió «No», y a continuación protagonizó un ataque de histeria.

 

En otra ocasión, Wayne Williams se refirió a los homosexuales y la gente más pobre con un epíteto bastante despectivo, lo que tampoco lo ayudó mucho. Era fácil sentir antipatía por aquel sujeto cuando hablaba.

En otra ocasión, Wayne Williams se refirió a los homosexuales y la gente más pobre con un epíteto bastante despectivo, lo que tampoco lo ayudó mucho. Era fácil sentir antipatía por aquel sujeto cuando hablaba.

 

Wayne Williams. En otro momento del juicio, la fiscalía presentó a un testigo sorpresa que identificó a Williams como el sujeto que iba tomado de la mano de Nathaniel Carter en un concurrido centro comercial de la ciudad, pocas horas antes de que Williams fuese detenido por el agente de policía en el puente. Esta declaración terminó por hundir la defensa del acusado.

En otro momento del juicio, la fiscalía presentó a un testigo sorpresa que identificó a Williams como el sujeto que iba tomado de la mano de Nathaniel Carter en un concurrido centro comercial de la ciudad, pocas horas antes de que Williams fuese detenido por el agente de policía en el puente. Esta declaración terminó por hundir la defensa del acusado.

 

El 27 de febrero de 1982, Wayne Williams fue declarado culpable de los dos asesinatos y condenado a dos cadenas perpetuas. Muchos de los familiares de las víctimas sentían que no se había hecho justicia, ya que el asesino sólo había sido condenado por 2 de los 27 asesinatos que se habían cometido en Atlanta entre 1979 y 1981.

El 27 de febrero de 1982, Wayne Williams fue declarado culpable de los dos asesinatos y condenado a dos cadenas perpetuas. Muchos de los familiares de las víctimas sentían que no se había hecho justicia, ya que el asesino sólo había sido condenado por 2 de los 27 asesinatos que se habían cometido en Atlanta entre 1979 y 1981.

Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies