• Jeanne Weber

    Jeanne Weber
    • Clasificación: Asesina en serie
    • Características: Niñera que estranguló a los niños a su cuidado
    • Númeero de víctimas: 1 - 8
    • Fecha del crimen: 1905 - 1908
    • Lugar: Varios lugares, Francia
    • Estado: Internada en una institución psiquiátrica en 1908. Se suicida en 1910
    +
  • La desaparición de Ángeles Zurera

    • Clasificación: Crimen sin resolver
    • Características: Desaparición forzada - Ángeles Zurera se marchó de su domicilio sin ningún objeto personal, como si la intención de la mujer fuera ausentarse durante un breve periodo de tiempo
    • Númeero de víctimas: 1
    • Fecha del crimen: 2 de marzo de 2008
    • Lugar: Aguilar de la Frontera, Córdoba, España
    • Estado: Ángeles Zurera continúa en paradero desconocido. Su exmarido, Manuel Reina Algaba, fue condenado a seis meses de prisión en 2009 por un delito de malos tratos contra su exmujer acaecido unos días antes de la desaparición. El caso, tras ser sobreseído en junio de 2011, fue abierto de nuevo en noviembre de ese año, sin que hasta la fecha haya habido ningún procesamiento
    +
  • Oscar López Rodríguez

    Oscar López Rodríguez
    • Clasificación: Asesino
    • Características: Decapitación
    • Númeero de víctimas: 2
    • Fecha del crimen: 10 / 12 de julio de 2012
    • Lugar: Lolol, Colchagua, Chile
    • Estado: Muerto a tiros por la Policía el 12 de julio de 2012
    +
Tras la primera semana de investigaciones, la policía de tres países seguía desconcertada. Y quizás no hubieran averiguado nada de no ser por un empleado del Ministerio de Ferrocarriles de Budapest, que notó algo extraño en una de las muchas demandas por daños que fueron recibidas después del suceso.

Tras la primera semana de investigaciones, la policía de tres países seguía desconcertada. Y quizás no hubieran averiguado nada de no ser por un empleado del Ministerio de Ferrocarriles de Budapest, que notó algo extraño en una de las muchas demandas por daños que fueron recibidas después del suceso.

 

La solicitud de compensación sospechosa venía de un húngaro de cuarenta años, Sylvestre Matuschka, que vivía en Viena. La solicitud era normal salvo un hecho: Matuschka afirmaba que iba en el primer vagón del tren. El funcionario del ministerio sabía perfectamente que todos los ocupantes del primer vagón habían fallecido, e informó a la policía.

La solicitud de compensación sospechosa venía de un húngaro de cuarenta años, Sylvestre Matuschka, que vivía en Viena. La solicitud era normal salvo un hecho: Matuschka afirmaba que iba en el primer vagón del tren. El funcionario del ministerio sabía perfectamente que todos los ocupantes del primer vagón habían fallecido, e informó a la policía.

 

Sylvestre Matuschka

 

Sylvestre Matuschka ya había llamado la atención la misma noche de la tragedia: gritaba constantemente a los grupos de salvamento pidiendo atención médica, pero no tenía más que rasguños superficiales en la cara.

Sylvestre Matuschka ya había llamado la atención la misma noche de la tragedia: gritaba constantemente a los grupos de salvamento pidiendo atención médica, pero no tenía más que rasguños superficiales en la cara.

 

Sylvestre Matuschka era un hombre que tenía muchos intereses de negocios que incluía una constructora, una empresa de materiales para la construcción, otra de compraventa de cereales y un delicatessen. Viajaba mucho por Europa, pero rara vez decía a Irene, su esposa, a dónde iba o la naturaleza de sus viajes.

Sylvestre Matuschka era un hombre que tenía muchos intereses de negocios que incluía una constructora, una empresa de materiales para la construcción, otra de compraventa de cereales y un delicatessen. Viajaba mucho por Europa, pero rara vez decía a Irene, su esposa, a dónde iba o la naturaleza de sus viajes.

 

Sylvestre Matuschka

Sylvestre Matuschka

 

Se supo que cada detalle de sus actividades había sido planeado con el mayor cuidado. Había llegado a comprar una cantera de piedra cerca de Viena en la cual probaba el poder explosivo de sus bombas hechas en casa.

Se supo que cada detalle de sus actividades había sido planeado con el mayor cuidado. Había llegado a comprar una cantera de piedra cerca de Viena en la cual probaba el poder explosivo de sus bombas hechas en casa.

 

Sylvestre Matuschka

Sylvestre Matuschka

 

 

Los juicios contra Sylvestre Matuschka

 

En su primer juicio en Viena, Sylvestre Matuschka fue sentenciado a seis años de prisión por el intento de destruir dos trenes.

En su primer juicio en Viena, Sylvestre Matuschka fue sentenciado a seis años de prisión por el intento de destruir dos trenes.

 

Sylvestre Matuschka fue sentenciado en Viena, en junio de 1932, y después de purgar más de un año de prisión fue extraditado a Hungría para ser juzgado en Budapest por el cargo de mayor importancia.

Sylvestre Matuschka fue sentenciado en Viena, en junio de 1932, y después de purgar más de un año de prisión fue extraditado a Hungría para ser juzgado en Budapest por el cargo de mayor importancia.

 

Matuschka en el juzgado.

Sylvestre Matuschka en el juzgado.

 

En Budapest Sylvestre Matuschka se declaró culpable, aunque aclaró que había actuado bajo la influencia irresistible de un espíritu llamado León. –León nunca me ha dejado en paz –dijo–. Toda mi vida he querido luchar contra el mal pero siempre ha habido un León que me lo ha impedido.

En Budapest Sylvestre Matuschka se declaró culpable, aunque aclaró que había actuado bajo la influencia irresistible de un espíritu llamado León. –León nunca me ha dejado en paz –dijo–. Toda mi vida he querido luchar contra el mal pero siempre ha habido un León que me lo ha impedido.

 

Matuschka en el juzgado.

Sylvestre Matuschka en el juzgado.

 

Sylvestre Matuschka due condenado a muerte en 1934, aunque la pena fue conmutada por la de cadena perpetua. Posteriormente consiguió escapar de la cárcel en 1944, aún sin acabar la Segunda Guerra Mundial, aprovechando la confusión general en Europa. Nunca fue aprendido y no se ha oído de él desde entonces.

Sylvestre Matuschka due condenado a muerte en 1934, aunque la pena fue conmutada por la de cadena perpetua. Posteriormente consiguió escapar de la cárcel en 1944, aún sin acabar la Segunda Guerra Mundial, aprovechando la confusión general en Europa. Nunca fue aprendido y no se ha oído de él desde entonces.

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies