• Denise Labbé

    Denise Labbé
    • Clasificación: Asesina
    • Características: Instigada por su amante, con quien mantenía una relación perversa, mató a su hija como muestra suprema de su amor por él
    • Númeero de víctimas: 1
    • Fecha del crimen: 8 de noviembre de 1954
    • Lugar: Vendôme, Loir y Cher, Francia
    • Estado: Condenada a cadena perpetua el 6 de junio de 1956
    +
  • El Monstruo de Florencia

    El Monstruo de Florencia
    • Clasificación: Crimen sin resolver
    • Características: Mutilación
    • Númeero de víctimas: 14 - 16
    • Fecha del crimen: 1968 - 1985
    • Lugar: Florencia, Italia
    • Estado: Los asesinatos de “El Monstruo de Florencia” siguen siendo aún un misterio sin resolver
    +
  • Perry Edward Smith

    • Clasificación: Asesino en masa
    • Características: Robos - Uno de los asesinos que inspiraron la novela «A sangre fría» de Truman Capote
    • Númeero de víctimas: 4
    • Fecha del crimen: 14 de noviembre de 1959
    • Lugar: Holcomb, Estados Unidos (Kansas)
    • Estado: Ejecutado por ahorcamiento en la prisión de Lansing el 14 de abril de 1965
    +

El juicio de Raymond Fernández y Martha Beck (I)

 

Martha Beck sube las escaleras del juzgado en Mineola, en Nueva York. Los asesinos de los Corazones Solitarios se declararon «no culpables» e intentaron convencer al tribunal de que ambos padecían una enfermedad mental.

Martha Beck sube las escaleras del juzgado en Mineola, en Nueva York. Los asesinos de los Corazones Solitarios se declararon «no culpables» e intentaron convencer al tribunal de que ambos padecían una enfermedad mental.

 

Martha Beck entra en la cárcel del Condado del Bronx, en Nueva York.

Martha Beck entra en la cárcel del Condado del Bronx, en Nueva York.

 

Martha Beck, la asesina de los Corazones Solitarios.

Martha Beck, la asesina de los Corazones Solitarios.

 

Martha Beck en el juzgado de Michigan en 1949 después de su comparecencia por el caso de los Corazones Solitarios (Fotografía de Bettmann / Corbis).

Martha Beck en el juzgado de Michigan en 1949 después de su comparecencia por el caso de los Corazones Solitarios (Fotografía de Bettmann / Corbis).

 

Martha Beck en compañía del fiscal Roger McMahon (Fotografía de Bettmann / Corbis).

Martha Beck en compañía del fiscal Roger McMahon (Fotografía de Bettmann / Corbis).

 

Martha Beck en compañía de su abogado Herbert Rosenberg.

Martha Beck en compañía de su abogado Herbert Rosenberg.

 

El abogado Herbert Rosenberg (centro) conversa con Raymond Fernández y Martha Beck en el juzgado del Condado del Bronx, Nueva York.

El abogado Herbert Rosenberg (centro) conversa con Raymond Fernández y Martha Beck en el juzgado del Condado del Bronx, Nueva York.

 

Raymond Fernández (izquierda), el abogado Herbert Rosenberg y Martha Beck en el juzgado.

Raymond Fernández (izquierda), el abogado Herbert Rosenberg y Martha Beck en el juzgado.

 

Raymond Fernández (izquierda), el abogado Herbert Rosenberg y Martha Beck se dan la mano en el juzgado. La defensa fue poco convincente. El abogado sostenía que Martha estaba loca y que Fernández no sabía que ella fuera a matar a una de las víctimas, la señora Janet Fay. Pero más tarde, la defensa de Fernández decidió cambiar su planteamiento, y se declaró «no culpable» por incapacidad mental. Como prueba de ello se hizo un amplio relato de la anormal conducta sexual de ambos, pero no sirvió de nada.

Raymond Fernández (izquierda), el abogado Herbert Rosenberg y Martha Beck se dan la mano en el juzgado. La defensa fue poco convincente. El abogado sostenía que Martha estaba loca y que Fernández no sabía que ella fuera a matar a una de las víctimas, la señora Janet Fay. Pero más tarde, la defensa de Fernández decidió cambiar su planteamiento, y se declaró «no culpable» por incapacidad mental. Como prueba de ello se hizo un amplio relato de la anormal conducta sexual de ambos, pero no sirvió de nada.

 

Raymond Fernández (izquierda), el abogado Herbert Rosenberg y Martha Beck se dan la mano en el juzgado.

Raymond Fernández (izquierda), el abogado Herbert Rosenberg y Martha Beck se dan la mano en el juzgado.

 

Martha Beck, con un vestido de lunares de seda gris y luciendo un nuevo peinado, abandona el juzgado de Bronx después de ser condenada a la pena de muerte.

Martha Beck, con un vestido de lunares de seda gris y luciendo un nuevo peinado, abandona el juzgado de Bronx después de ser condenada a la pena de muerte.

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies