• Joseph Alexander Peel

    Joseph Alexander Peel
    • Clasificación: Asesino
    • Características: Asesinato por encargo - Los cuerpos nunca fueron encontrados
    • Númeero de víctimas: 2
    • Fecha del crimen: 15 de junio de 1955
    • Lugar: Palm Beach, Estados Unidos (Florida)
    • Estado: Fue condenado a dos cadenas perpetuas el 30 de marzo de 1961. Posteriormente se le concedió la libertad condicional en 1982 debido a sus serios problemas de salud. Murió nueve días después
    +
  • Ahmad Suradji

    Ahmad Suradji
    • Clasificación: Asesino en serie
    • Características: El fantasma de su padre le ordenó asesinar a 70 mujeres y tragarse su saliva, con el fin de convertirse en un "dukan", o curador místico
    • Númeero de víctimas: 42
    • Fecha del crimen: 1986 - 1997
    • Lugar: Medan, Indonesia
    • Estado: Ejecutado por fusilamiento el 10 de julio de 2008
    +
  • Mónica Juanatey Fernández

    Mónica Juanatey
    • Clasificación: Asesina
    • Características: Parricida - Abandonó el cuerpo en un monte dentro de una maleta
    • Númeero de víctimas: 1
    • Fecha del crimen: 10 de julio de 2008
    • Lugar: Menorca, Baleares, España
    • Estado: Condenada a 20 años de prisión el 31 de octubre de 2012
    +
Marie-Madeleine d'Aubray, más conocida como la marquesa de Brinvilliers, nació el 6 de julio de 1930 y tenía por padre a un magistrado austero y puntilloso en el asunto de la moral. «Guapa, precoz y ardiente en el deseo», había mantenido, según la leyenda, relaciones incestuosas con sus jóvenes hermanos antes de casarse, a la edad de veintiún años, con Antoine Gobelin de Brinvilliers, que la abandonó pronto para correr la tuna.

Marie-Madeleine d’Aubray, más conocida como la marquesa de Brinvilliers, nació el 6 de julio de 1930 y tenía por padre a un magistrado austero y puntilloso en el asunto de la moral. «Guapa, precoz y ardiente en el deseo», había mantenido, según la leyenda, relaciones incestuosas con sus jóvenes hermanos antes de casarse, a la edad de veintiún años, con Antoine Gobelin de Brinvilliers, que la abandonó pronto para correr la tuna.

 

Tras la partida de su marido, la marquesa de Brinvilliers empezó a coleccionar amantes hasta el día en que se enamoró perdidamente de un antiguo oficial de caballería llamado Gaudin de Sainte-Croix. En seguida se hizo su amante, pero los amores de los dos fueron pronto turbados por el padre de la joven, que no aprobaba que se burlasen en su familia las normas de la fidelidad conyugal.

Tras la partida de su marido, la marquesa de Brinvilliers empezó a coleccionar amantes hasta el día en que se enamoró perdidamente de un antiguo oficial de caballería llamado Gaudin de Sainte-Croix. En seguida se hizo su amante, pero los amores de los dos fueron pronto turbados por el padre de la joven, que no aprobaba que se burlasen en su familia las normas de la fidelidad conyugal.

 

La marquesa de Brinvilliers se hizo inmediatamente instruir por su amante en el modo de elaborar y administrar venenos, y decidió llevar sus conocimientos a la práctica haciendo pasar a su padre a mejor vida. Para asegurarse de que su jugada no iba a fallar, experimentó los productos que preparaba ella misma con los enfermos indigentes del hotel Dieu. El padre de la marquesa falleció el 10 de septiembre de 1666.

La marquesa de Brinvilliers se hizo inmediatamente instruir por su amante en el modo de elaborar y administrar venenos, y decidió llevar sus conocimientos a la práctica haciendo pasar a su padre a mejor vida. Para asegurarse de que su jugada no iba a fallar, experimentó los productos que preparaba ella misma con los enfermos indigentes del hotel Dieu. El padre de la marquesa falleció el 10 de septiembre de 1666.

 

Arruinada por la vida desenfrenada que llevaba con sus múltiples amantes, la marquesa de Brinvilliers se deshizo sucesivamente de sus dos hermanos y de su hermana, y recuperó para ella sola la herencia paterna. Finalmente, habiendo decidido casarse con Sainte-Croix, su amante, decidió deshacerse de su marido complaciente, aunque éste falleció a causa de un accidente en 1673. La marquesa fue detenida el 25 de marzo de 1676.

Arruinada por la vida desenfrenada que llevaba con sus múltiples amantes, la marquesa de Brinvilliers se deshizo sucesivamente de sus dos hermanos y de su hermana, y recuperó para ella sola la herencia paterna. Finalmente, habiendo decidido casarse con Sainte-Croix, su amante, decidió deshacerse de su marido complaciente, aunque éste falleció a causa de un accidente en 1673. La marquesa fue detenida el 25 de marzo de 1676.

 

Representación de las torturas que sufrió Marie-Madeleine d'Aubray en 1676. La marquesa de Brinvilliers fue obligada a tragar enormes cantidades de agua a través de un embudo introducido en su garganta.

Representación de las torturas que sufrió Marie-Madeleine d’Aubray en 1676. La marquesa de Brinvilliers fue obligada a tragar enormes cantidades de agua a través de un embudo introducido en su garganta.

 

En poder de la marquesa de Brinvilliers fue encontrada una confesión de sus crímenes, tan franca y detallada, que se imprimió más tarde en latín.

En poder de la marquesa de Brinvilliers fue encontrada una confesión de sus crímenes, tan franca y detallada, que se imprimió más tarde en latín.

 

Marie-Madeleine d'Aubray, la marquesa de Brinvilliers.

Marie-Madeleine d’Aubray, la marquesa de Brinvilliers.

 

El juicio de la marquesa de Brinvilliers, presidido por el magistrado Lamoignon, se inició en París el 29 de abril de 1676 y se desarrolló a lo largo de veintidós sesiones, hasta el 16 de julio de 1676.

El juicio de la marquesa de Brinvilliers, presidido por el magistrado Lamoignon, se inició en París el 29 de abril de 1676 y se desarrolló a lo largo de veintidós sesiones, hasta el 16 de julio de 1676.

 

La marquesa de Brinvilliers fue sentenciada a muerte en julio de 1676.

La marquesa de Brinvilliers fue sentenciada a muerte en julio de 1676.

 

Antes de la ejecución, la marquesa de Brinvilliers fue conducida en una carreta de bueyes hasta la puerta principal de la Catedral de París, donde hizo una confesión pública de sus pecados.

Antes de la ejecución, la marquesa de Brinvilliers fue conducida en una carreta de bueyes hasta la puerta principal de la Catedral de París, donde hizo una confesión pública de sus pecados.

 

El día de la ejecución, la marquesa de Brinvilliers hizo de nuevo una confesión pública en Notre Dame, siendo conducida después al patíbulo alzado en la Place de Grêve donde el verdugo le cortó la cabeza de un solo tajo; posteriormente se quemó el cadáver, dispersando las cenizas al viento.

El día de la ejecución, la marquesa de Brinvilliers hizo de nuevo una confesión pública en Notre Dame, siendo conducida después al patíbulo alzado en la Place de Grêve donde el verdugo le cortó la cabeza de un solo tajo; posteriormente se quemó el cadáver, dispersando las cenizas al viento.

 

 

Libros sobre la marquesa de Brinvilliers

 

Libro. «La marquesa de Brinvilliers», de Agnès Walch.

Libro. «La marquesa de Brinvilliers», de Agnès Walch.

 

La marquesa de Brinvilliers. Libro. «La marquesa de las sombras», de Catherine Hermary Vieille.

Libro. «La marquesa de las sombras», de Catherine Hermary Vieille.

 

La marquesa de Brinvilliers. Libro. «Madame de Brinvilliers», de Jeanine Huas.

Libro. «Madame de Brinvilliers», de Jeanine Huas.

 

Ejemplar de «Crímenes célebres», de Alexandre Dumas. El caso de la marquesa de Brinvilliers fue la primera historia de envenenamiento notable del siglo XVII.

Ejemplar de «Crímenes célebres», de Alexandre Dumas. El caso de la marquesa de Brinvilliers fue la primera historia de envenenamiento notable del siglo XVII.

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies