• José Manuel Álvarez Fernández

    José Manuel Álvarez
    • Clasificación: Asesino
    • Características: Despecho - Venganza
    • Númeero de víctimas: 3
    • Fecha del crimen: 23 de mayo de 2011
    • Lugar: Degaña, Asturias, España
    • Estado: Condenado a 89 años y dos meses de prisión el 20 de febrero de 2014
    +
  • Antonio González López

    Antonio González López
    • Clasificación: Homicida, Parricida
    • Características: Asesinó a su novia embarazada, María José Vidal Díaz, de 17 años, y al hijo nonato de ambos porque ella se negó a abortar
    • Númeero de víctimas: 2
    • Fecha del crimen: 21 de julio de 1985
    • Lugar: Campo de Vila, Quiroga, Lugo, España
    • Estado: El 8 de enero de 1987, la Audiencia Provincial de Lugo condenó a Antonio López González a una pena de 15 años de reclusión menor por el delito de homicidio. Antonio González recurrió la sentencia al Tribunal Supremo, y el 21 de diciembre de 1987 la sala segunda de dicho alto organismo aumentó su condena a 26 años de prisión mayor
    +
  • Bobby Joe Long

    Bobby Joe Long
    • Clasificación: Asesino en serie
    • Características: Violador en serie
    • Númeero de víctimas: 10
    • Fecha del crimen: May. - Nov. 1984
    • Lugar: Tampa Bay, Estados Unidos (Florida)
    • Estado: Condenado a pena de muerte el 25 de julio de 1986
    +

Juan Roa Sierra: «El Bogotazo»

 

Juan Roa Sierra. Ejemplar de 'Vanguardia Liberal' con la noticia de la muerte del político Jorge Eliécer Gaitán.

Ejemplar de ‘Vanguardia Liberal’ con la noticia de la muerte del político Jorge Eliécer Gaitán.

 

Juan Roa Sierra. El periódico 'El Tiempo' informa de las consecuencias que tuvo el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán en Colombia.

El periódico ‘El Tiempo’ informa de las consecuencias que tuvo el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán en Colombia.

 

Juan Roa Sierra. El país ya se encontraba en estado de alerta. Las emisoras transmitían las primeras noticias del magnicidio aún con sentido informativo. «Últimas noticias. Los conservadores y el gobierno de Ospina Pérez acaban de asesinar al doctor Gaitán, quien cayó frente a la puerta de su oficina abaleado por un policía. Pueblo, ¡a las armas! ¡A la carga!, a la calle con palos, piedras, escopetas, cuanto haya a la mano. Asaltad las ferreterías y tomaos la dinamita, la pólvora, las herramientas, los machetes...».

El país ya se encontraba en estado de alerta. Las emisoras transmitían las primeras noticias del magnicidio aún con sentido informativo. «Últimas noticias. Los conservadores y el gobierno de Ospina Pérez acaban de asesinar al doctor Gaitán, quien cayó frente a la puerta de su oficina abaleado por un policía. Pueblo, ¡a las armas! ¡A la carga!, a la calle con palos, piedras, escopetas, cuanto haya a la mano. Asaltad las ferreterías y tomaos la dinamita, la pólvora, las herramientas, los machetes…».

 

Juan Roa Sierra. Colombia despertó como de un mal sueño. Se puso de pie. El enojo creció vertiginosamente.

Colombia despertó como de un mal sueño. Se puso de pie. El enojo creció vertiginosamente.

 

Juan Roa Sierra. De los barrios se inició el éxodo de obreros y artesanos hacia el centro de la ciudad. A pie, en buses, como racimos humanos pegados en los tranvías, en bicicletas, en carros de mulas las gentes se apresuraron a unirse en la protesta.

De los barrios se inició el éxodo de obreros y artesanos hacia el centro de la ciudad. A pie, en buses, como racimos humanos pegados en los tranvías, en bicicletas, en carros de mulas las gentes se apresuraron a unirse en la protesta.

 

Juan Roa Sierra. El pueblo, con la muerte del doctor Gaitán, debió sentir sobre sus hombros el peso de un hermoso sueño derrumbado. Quedó sin guía en medio de la frustración de sus esperanzas.

El pueblo, con la muerte del doctor Gaitán, debió sentir sobre sus hombros el peso de un hermoso sueño derrumbado. Quedó sin guía en medio de la frustración de sus esperanzas.

 

Juan Roa Sierra. Los incendios comenzaron en Bogotá. En la plaza de Bolívar y en la avenida Jiménez de Quesada ardían varios tranvías municipales.

Los incendios comenzaron en Bogotá. En la plaza de Bolívar y en la avenida Jiménez de Quesada ardían varios tranvías municipales.

 

Juan Roa Sierra. Fotografía de uno de los vehículos destrozados durante «El Bogotazo».

Uno de los vehículos destrozados durante «El Bogotazo».

 

Juan Roa Sierra. Varios tranvías municipales fueron incendiados durante la protesta.

Varios tranvías municipales fueron incendiados durante la protesta.

 

Juan Roa Sierra. Tranvía municipal incendiado durante «El Bogotazo».

Tranvía municipal incendiado durante «El Bogotazo».

 

Juan Roa Sierra. Otra fotografía del tranvía municipal incendiado durante «El Bogotazo».

Otra fotografía del tranvía municipal incendiado durante «El Bogotazo».

 

Juan Roa Sierra. «El Bogotazo».

«El Bogotazo».

 

Juan Roa Sierra. ¡A Palacio! ¡A Palacio! ... y la orden anónima desbordó la desesperación colectiva. La resolución de vindicta subió como la espuma. En un acto de sonambulismo heroico, el pueblo se encaminó a Palacio.

¡A Palacio! ¡A Palacio! … y la orden anónima desbordó la desesperación colectiva. La resolución de vindicta subió como la espuma. En un acto de sonambulismo heroico, el pueblo se encaminó a Palacio.

 

Juan Roa Sierra. En la calle novena con carrera séptima, la multitud se dio de cara con una patrulla del ejército, y cayeron las primeras víctimas.

En la calle novena con carrera séptima, la multitud se dio de cara con una patrulla del ejército, y cayeron las primeras víctimas.

 

Juan Roa Sierra. Los cadáveres de «El Bogotazo».

Los cadáveres de «El Bogotazo».

 


VÍDEO: PELÍCULA «ROA»


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies