• Juan Carmelo Santana Álamo

    Juan Carmelo Santana
    • Clasificación: Asesino
    • Características: Mató a martillazos a sus caseros británicos «sin motivo»
    • Númeero de víctimas: 2
    • Fecha del crimen: 11 de julio de 2006
    • Lugar: Fuerteventura, Las Palmas, España
    • Estado: Condenado a 39 años de prisión el 12 de abril de 2009
    +
  • El regicidio de Carlos I de Portugal

    Regicidio de Carlos I de Portugal
    • Clasificación: Magnicidio
    • Características: Los asesinos eran dos activistas republicanos simpatizantes de la Carbonería, una sociedad secreta fundada en Italia vinculada a la masonería
    • Númeero de víctimas: 2
    • Fecha del crimen: 1 de febrero de 1908
    • Lugar: Lisboa, Portugal
    • Estado: Los asesinos, Alfredo Costa, de 28 años, y Manuel Buiça, de 32, cayeron abatidos durante el ataque a la familia real
    +
  • Darnell Collins

    Darnell Collins
    • Clasificación: Asesino itinerante
    • Características: Mató a siete personas en cinco días
    • Númeero de víctimas: 7
    • Fecha del crimen: 17-21 de junio de 1995
    • Lugar: Varias, Estados Unidos (Nueva Jersey), Estados Unidos (Nueva York)
    • Estado: Muerto por la Policía el 21 de junio de 1995
    +
Gordon Cummins malgastó sus pocos años de vida entre fantasías y fraudes para acabar destruyéndose a si mismo. Aunque procedía de una buena familia y contaba con una excelente educación, desperdició todas las oportunidades para convertirse en un hombre de provecho. Durante la guerra, su máxima ambición fue la de pilotar Spitfires. Alto, bien parecido y cortés, Cummins estaba considerado como un buen cabo segundo, con madera para llegar a ser un piloto de primera clase y ascender al rango de oficial. Pero entre sus camaradas de las Fuerzas Aéreas nunca gozó de popularidad.

Gordon Cummins malgastó sus pocos años de vida entre fantasías y fraudes para acabar destruyéndose a si mismo. Aunque procedía de una buena familia y contaba con una excelente educación, desperdició todas las oportunidades para convertirse en un hombre de provecho. Durante la guerra, su máxima ambición fue la de pilotar Spitfires. Alto, bien parecido y cortés, Cummins estaba considerado como un buen cabo segundo, con madera para llegar a ser un piloto de primera clase y ascender al rango de oficial. Pero entre sus camaradas de las Fuerzas Aéreas nunca gozó de popularidad.

 

Gordon Cummins aprovechaba para actuar los apagones motivados por el estado de guerra. Y sus víctimas eran todas mujeres: en cinco días, cuatro de ellas fueron asesinadas en una zona restringida de Londres, y tres eran prostitutas. Primero las habían estrangulado y luego mutilado con una navaja de afeitar. El News of the World anunciaba: «UN NUEVO JACK EL DESTRIPADOR ANDA SUELTO».

Gordon Cummins aprovechaba para actuar los apagones motivados por el estado de guerra. Y sus víctimas eran todas mujeres: en cinco días, cuatro de ellas fueron asesinadas en una zona restringida de Londres, y tres eran prostitutas. Primero las habían estrangulado y luego mutilado con una navaja de afeitar. El News of the World anunciaba: «UN NUEVO JACK EL DESTRIPADOR ANDA SUELTO».

 

Gordon Cummins: En menos de una semana el destripador de la oscuridad había asesinado y mutilado a cuatro mujeres, e intentado matar a otras dos más. Había ido de agresión en agresión prácticamente sin tomarse descanso alguno, pero su frenético apetito le condujo a dejar tras de sí dos piezas del equipo de un oficial de la RAF que podían considerarse una auténtica firma. En la máscara antigás se hallaba grabado el número 525987, que correspondía a un cadete de las Fuerzas Aéreas, y el Ministerio del Aire no tardó en descubrir que dicho número pertenecía a un joven oficial de veintiocho años llamado Gordon Frederick Cummins.

En menos de una semana el destripador de la oscuridad había asesinado y mutilado a cuatro mujeres, e intentado matar a otras dos más. Había ido de agresión en agresión prácticamente sin tomarse descanso alguno, pero su frenético apetito le condujo a dejar tras de sí dos piezas del equipo de un oficial de la RAF que podían considerarse una auténtica firma. En la máscara antigás se hallaba grabado el número 525987, que correspondía a un cadete de las Fuerzas Aéreas, y el Ministerio del Aire no tardó en descubrir que dicho número pertenecía a un joven oficial de veintiocho años llamado Gordon Frederick Cummins.

 

 

Las víctimas de Gordon Cummins

 

La primera víctima de Gordon Cummins fue Evelyn Hamilton. No se trataba de una prostituta, sino de una mujer que, antes de visitar Londres dirigía una farmacia en Hornchurch, Essex. Su cadáver fue hallado a primeras horas del lunes 9 de febrero de 1942 en un refugio antiaéreo de Montagu Place, en Marylebone. Al parecer, había sido asaltada y estrangulada en medio de la calle durante el apagón, y su cuerpo sin vida empujado a través de la estrecha puerta del refugio.

La primera víctima de Gordon Cummins fue Evelyn Hamilton. No se trataba de una prostituta, sino de una mujer que, antes de visitar Londres dirigía una farmacia en Hornchurch, Essex. Su cadáver fue hallado a primeras horas del lunes 9 de febrero de 1942 en un refugio antiaéreo de Montagu Place, en Marylebone. Al parecer, había sido asaltada y estrangulada en medio de la calle durante el apagón, y su cuerpo sin vida empujado a través de la estrecha puerta del refugio.

 

Gordon Cummins: El martes 10 de febrero fue hallado el segundo cadáver. Esta vez se trataba de la señora Evelyn Oatley, una ex actriz de revista de treinta y cinco años, quien se conocía con el nombre artístico de Nita Ward. Encontraron su cuerpo semidesnudo tumbado sobre la cama de su piso de Wardour Street, en el Soho. Además de sufrir varias heridas en la garganta, la parte inferior del cuerpo había sido brutalmente mutilada. Junto al lecho había un par de tenacillas para el pelo y un abrelatas manchado de sangre. Al parecer, esta última era el arma asesina.

El martes 10 de febrero fue hallado el segundo cadáver. Esta vez se trataba de la señora Evelyn Oatley, una ex actriz de revista de treinta y cinco años, quien se conocía con el nombre artístico de Nita Ward. Encontraron su cuerpo semidesnudo tumbado sobre la cama de su piso de Wardour Street, en el Soho. Además de sufrir varias heridas en la garganta, la parte inferior del cuerpo había sido brutalmente mutilada. Junto al lecho había un par de tenacillas para el pelo y un abrelatas manchado de sangre. Al parecer, esta última era el arma asesina.

 

Gordon Cummins: La cuarta víctima fue Doris Jouannet, de treinta y dos años. Alrededor del cuello le habían atado una bufanda. Su cadáver, cubierto solamente con una bata, se hallaba tendido en el lecho. La habían mutilado salvajemente con una cuchilla de afeitar y llevaba muerta un día.

La cuarta víctima fue Doris Jouannet, de treinta y dos años. Alrededor del cuello le habían atado una bufanda. Su cadáver, cubierto solamente con una bata, se hallaba tendido en el lecho. La habían mutilado salvajemente con una cuchilla de afeitar y llevaba muerta un día.

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies