• Jorge Luis Di Conza Paulos

    • Clasificación: Asesino
    • Características: Motivos económicos
    • Númeero de víctimas: 3
    • Fecha del crimen: 5 de agosto de 2012
    • Lugar: El Pinar, Canelones, Uruguay
    • Estado: En prisión desde agosto de 2012
    +
  • James Huberty

    James Huberty
    • Clasificación: Asesino en masa
    • Características: Venganza
    • Númeero de víctimas: 21
    • Fecha del crimen: 18 de julio de 1984
    • Lugar: San Ysidro, Estados Unidos (California)
    • Estado: Muerto el mismo día por un francotirador del equipo SWAT
    +
  • El asesinato de Ali Razmara

    Ali Razmara
    • Clasificación: Magnicidio
    • Características: Khalil Tahmasebi, un carpintero perteneciente a la secta Devotos del Islam, disparó tres veces contra el primer ministro
    • Númeero de víctimas: 1
    • Fecha del crimen: 7 de marzo de 1951
    • Lugar: Teherán, Irán
    • Estado: Khalil Tahmasebi, el asesino, fue inicialmente puesto en libertad. Sin embargo fue detenido y juzgado en 1952, y ejecutado en 1955
    +

Sam Sheppard: las pruebas del primer juicio

 

Primer juicio: Camiseta Sam Sheppard.

Una de las camisetas de Sam Sheppard, encontrada en las inmediaciones del escenario del crimen. El hecho de que no estuviera manchada de sangre, a pesar de la gran cantidad de sangre que había en la escena del crimen, no disuadió a la policía de que Sam era culpable.

 

Sam Sheppard: reproducción del cráneo de Marilyn.

La reproducción de las heridas que sufrió en el cráneo Marylin Sheppard dan una idea de la brutalidad de la agresión y la cantidad de salpicaduras de sangre en la escena del crimen.

 

Sam Sheppard: reproducción del cráneo de Marilyn.

Modelo de la cabeza de Marilyn mostrando las heridas desde la parte posterior del cráneo. En su testimonio en el juicio 1954, el médico forense asistente Lester Adelson informó de que durante la autopsia de Marilyn encontró 35 lesiones en la cabeza, la cara y las manos, y una en el hombro.

 

Sam Sheppard: prueba almohada.

Samuel Gerber dijo que había identificado la impronta de una pieza de instrumental quirúrgico en las manchas de sangre de la almohada que tenía bajo la cabeza la víctima, pero nadie más pudo reconocerla.

 

Sam Sheppard: almohada.

Dorso de la almohada de la cama de Marilyn, en la que se aprecian manchas de sangre. El instructor Samuel Gerber testificó en el juicio 1954 que la sangre de la almohada había sido transferida del arma del crimen, además de sugerir que se trataba de un instrumento quirúrgico.

 

Mancha de sangre de la almohada de Marilyn.

Primer plano de la mancha de sangre, de la que el instructor del caso creía firmemente que había sido producida por una herramienta quirúrgica concreta.

 

Primer juicio Sam Sheppard: Supuesta arma del crimen.

El principal testigo de la acusación, Samuel Gerber, juez de instrucción, declaró que estaba convencido de que el arma del crimen era este instrumento quirúrgico.

 

Sam Sheppard: la bolsa verde.

La bolsa verde en la que apareció el reloj de Sam y otros objetos. No se encontró sangre en la bolsa, solo en el reloj de Sam que había en su interior (del libro Dr. Sam Sheppard on Trial, de Jack P. DeSario y Bill Mason, 2003, p. 308).

 

El contenido de la bolsa verde.

El contenido de la bolsa verde encontrada cerca del lago Erie: un reloj de hombre, un anillo de hombre, llaves y otros objetos.

 

El anillo de hombre.

Un anillo de hombre, encontrado en la bolsa verde cerca del lago.

 

El reloj de Marilyn.

El reloj de oro de Marilyn, descubierto por los detectives en el suelo, detrás del escritorio de Sam en su estudio. la esfera y la correa tienen manchas de sangre. Nancy Ahern, que cenó el 3 de julio de 1954 en casa de los Sheppard con su esposo Don y sus hijos, declaró a la policía: «no recuerdo específicamente si llevaba o no su reloj, la alianza o el anillo de compromiso esa noche en particular, pero no puedo recordar haberla visto sin ellos nunca». Cuando se le preguntó sobre la joyería de Marilyn, Don Ahern declaró a la policía «Creo que ella llevaba un reloj». Mary Cowan, técnica forense en la oficina del instructor, realizó las pruebas del tipo de sangre tanto en el reloj de Marilyn como en el de Sam. Según su testimonio en el juicio 1954 y el informe del instructor, los resultados no fueron concluyentes.

 

El reloj de Sam Sheppard.

El reloj de Sam fue encontrado en una bolsa de tela verde cerca de las escaleras que iban la playa. En el juicio del año 2000, James Wentzel, un fotógrafo forense de la Oficina del Forense del Condado de Cuyahoga, testificó que utilizó un programa informático especial para analizar los 37 eslabones de la correa del reloj de Sam. Fue capaz de identificar 110 «manchas de color marrón rojizo» en la correa. El Tribunal no permitió que Wentzel se refieriera a ellas como «manchas de sangre», porque él no era médico (del libro Dr. Sam Sheppard on Trial, de Jack P. DeSario y Bill Mason, 2003, p. 232).

 

Los pantalones de Sam Sheppard.

Los pantalones que llevaba Sam cuando la policía llegó a su casa la mañana del 4 de julio de 1954. En el juicio de 1954, el instructor, Samuel Gerber, testificó que recibió los zapatos, calcetines, pantalones, calzoncillos y laa billetera de Sam mientras este se encontraba en el Bay View Hospital (Sam no podía recordar qué pasó con su camiseta). Los objetos que recibió Gerber estaban húmedos. Las pruebas realizadas en los pantalones revelaron sólo una ligera mancha de sangre de tipo O en la pierna izquierda (Marilyn era de tipo O). La ausencia de sangre en los pantalones de Sam fue un tema controvertido en todos los juicios contra Sheppard. El equipo de su defensa creía que demostraban que Sam no asesinó a Marilyn. El Estado consideraba que la falta de sangre en los pantalones solo demostraba que los pantalones no estaban en la habitación durante el asesinato o que Sam nunca luchó con el asesino de Marilyn, porque el asesino estaría lleno de la sangre de Marilyn.

 

Mano derecha de Marilyn.

En su testimonio en el juicio de 1954, Lester Adelson asistente del instructor, describió la mano izquierda de Marilyn: «Hay una casi completa separación de la uña del cuarto dedo anular izquierdo con la raíz… hay un pequeño trozo de piel que hace que la uña no se haya desprendido». En el juicio del año 2000, Terry Gilbert, abogado de la herencia Sheppard, se refirió a los registros sobre Richard Eberling, uno de los sospechosos del asesinato de Marilyn, que indicaban una cicatriz de 1,5 cm en la muñeca de Eberling que podría ser una herida provocada por Marilyn al defenderse. Sin embargo, Elizabeth Balraj, forense del condado de Cuyahoga, dijo que a su entender la lesión en el dedo de la mano derecha de Marilyn era más consistente con una herida por traumatismo (del libro Dr. Sam Sheppard on Trial, de Jack P. DeSario y Bill Mason, 2003, pp. 156-157).

 

Primer juicio Sam Sheppard: Pruebas - tubo y trapo.

La versión de Sheppard fue que un individuo de pelo revuelto le había atacado en la playa, dejándolo inconsciente. El tubo y el trapo que se encontraron posteriormente en la playa detrás de la casa no resultaron suficientes para apoyar la versión de Sheppard.

 

 

Sam Sheppard: nuevos personajes y nuevas pruebas

 

Sam Sheppard: Paul Leland Kirk

Paul Leland Kirk, de la Universidad de Cafifornia. Dos días después de que Samuel pasara a ser el preso 98860 de la prisión del Condado de Cuyahoga, su familia recuperaba las llaves de la casa de Lake Road. Corrigan, el abogado, contrató a Paul Leland Kirk, uno de los criminalistas más reputados del país, para que realizara su propio análisis in situ de la tragedia. Este se desplazó a Cleveland y comenzó su trabajo el 22 de enero de 1955.

 

Sam Sheppard: Paul Leland Kirk

Paul Leland Kirk. Fue uno de los pioneros de la criminología científica en Estados Unidos, y su obra Investigación criminal: pruebas físicas y el laboratorio policial fue el manual de referencia durante décadas para las policías de todo el mundo. En abril de 1955 presentó su informe, con la conclusión de que una cuarta persona estuvo presente en la casa además del matrimonio Sheppard y su hijo. Las pruebas eran: una muestra de sangre recogida de la puerta del ropero del dormitorio que no correspondía ni a Sam ni a Marilyn; varios fragmentos de piezas dentales encontrados sobre la alfombra y que, según Kirk, no podían haber llegado allí por los golpes propinados a la víctima. Según él, Marilyn habría mordido a su atacante dejando marcas bien visibles que no se encontraron en su marido aquella madrugada. Por otra parte, Sheppard no tenía restos de sangre, solo una pequeña mancha en los pantalones. Además, las salpicaduras de sangre sobre la pared permitían inferir que el asesino utilizó la mano izquierda para golpear a su víctima y Samuel era diestro.

 

Tribunal Supremo, caso Sam Sheppard.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos. El 10 de mayo de 1955, el juez Blythin rechazó la petición de revisión basada en el estudio de Paul Leland Kirk. El 31 de mayo de 1956, el Tribunal Supremo de Ohio mantuvo a su vez la sentencia por un resultado de 5 votos a 2. El 19 de diciembre de 1956, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rechazó por cuestiones técnicas la apelación final de Corrigan basada en la omisión de pruebas vitales, pero expresó sus dudas respecto a la decisión de la corte de Ohio de no reabrir el caso.

 

Sam Sheppard: F. Lee Bailey y Ariane Tebbenjohanns

En 1961, cuando parecía que el interés por el caso Sheppard se había desvanecido, la entrada en escena de dos carismáticos personajes lo puso nuevamente al frente de la actualidad nacional. El primero de ellos fue el abogado F. Lee Bailey, sustituto de William Corrigan tras su fallecimiento. El segundo, la señorita Ariane Tebbenjohanns, una bella y acaudalada ciudadana alemana. Ariane seguía el caso desde 1954 y creía que se había cometido una gran injusticia. F. Lee Bailey era un impetuoso abogado de Boston, de tan solo veintinueve años y que llevaba solo nueve meses practicando la abogacía.

 

Sam Sheppard: Donald Wedler

Donald Wedler. Su confesión unca se tomó en serio. En 1957 declaró que conducía un coche robado por los alrededores de Lake Road, tres años antes y que había entrado en una casa blanca junto al lago con la intención de robar. Afirmó haber golpeado a una mujer con un tubo de hierro y atacar a su marido en la escalera antes de huir en automóvil. Sin embargo, la descripción no coincidía con la dada por Sheppard: Wedler era un hombre delgado de cabello rubio. Corrigan únicamente utilizó esta declaración para hacer énfasis en la confusión que rodeaba el caso.

 

Sam Sheppard: Erle Stanley Gardner

Erle Stanley Gardner con las actrices de la serie de televisión Perry Mason. Erle era el escritor de novelas policíacas más conocido de Estados Unidos, creador de Perry Mason, pero también había sido un abogado brillante y presidía el Tribunal del Último Recurso, una ONG cuya finalidad consistía en enmendar errores judiciales. El abogado F. Lee Bailey se puso en contacto con Gardner para que le ayudara en el caso Sheppard.

 

Sam Sheppard: Rodney Thursby y el experto poligráfico Alex Gregory.

El sheriff Rodney Thursby (izquierda) observa cómo el experto poligráfico Alex Gregory verifica la declaración de Donald Wedler,  condenado a diez años de cárcel en Florida, quien confesó el asesinato de una mujer en Ohio en la época en que murió Marilyn Sheppard. Alex Gregory fue contratado por el Tribunal del Último Recurso, de Erle Stanley Gardner, y su veredicto fue que Donald Wedler decía la verdad o, como mínimo, creía que lo que decía era verdad.

 


FICHA PRINCIPAL


GALERÍA 1    –    GALERÍA 2    –    GALERÍA 3 

GALERÍA 4    –    GALERÍA 5


 


VÍDEO: THE SAM SHEPPARD STORY (INGLÉS)

WEB DE REFERENCIA: THE SAM SHEPPARD CASE 1954 – 2000 (INGLÉS)


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies