• La masacre de Waco

    • Clasificación: Suicidio colectivo
    • Características: Fanatismo religioso - Las autoridades federales estadounidenses acusaron a David Koresh, el líder de una secta conocida como la Rama Davidiana, de posesión de armas ilegales y abusos sexuales a menores. La redada de la ATF y el posterior asedio del FBI al rancho de los davidianos desencadenaron la tragedia
    • Númeero de víctimas: 80 +
    • Fecha del crimen: 28 febrero 1993 / 19 abril 1993
    • Lugar: Waco, Estados Unidos (Texas)
    • Estado: Once supervivientes davidianos fueron juzgados en 1994 por la muerte de los cuatro agentes de la ATF. El jurado los exoneró de la acusación, pero ocho de ellos fueron condenados por posesión ilegal de armas
    +
  • Ernest James Kemp

    Ernest James Kemp
    • Clasificación: Asesino
    • Características: Violador
    • Númeero de víctimas: 1
    • Fecha del crimen: 13 de febrero de 1944
    • Lugar: Londres, Inglaterra, Gran Bretaña
    • Estado: Fue ejecutado en la horca en la prisión de Wandsworth el 6 de junio de 1944
    +
  • Sean Sellers

    Sean Sellers
    • Clasificación: Homicida
    • Características: Parricidio - Satanismo
    • Númeero de víctimas: 3
    • Fecha del crimen: 1985 / 1986
    • Lugar: Varias, Estados Unidos (Oklahoma)
    • Estado: Fue ejecutado por inyección letal el 4 de febrero de 1999
    +

David Berkowitz en la cárcel

 

David Berkowitz

David Berkowitz

 

David Berkowitz

David Berkowitz

 

Berkowitz: "Unos años después de mi sentencia, mientras estaba en la prisión de Attica, un preso logró atacarme con una hoja de afeitar y estuve a punto de morir. Con una condena de 350 años, además de la perpetua, y sin esperanza de salir, me esforcé para sobrevivir. Sin embargo, una parte de mí sólo quería morir. Debería haber muerto cuando ese recluso me cortó la garganta. Debería haber muerto en muchas otras situaciones en mi vida porque yo siempre estaba metido en líos."

Berkowitz: «Unos años después de mi sentencia, mientras estaba en la prisión de Attica, un preso logró atacarme con una hoja de afeitar y estuve a punto de morir. Con una condena de 350 años, además de la perpetua, y sin esperanza de salir, me esforcé para sobrevivir. Sin embargo, una parte de mí sólo quería morir. Debería haber muerto cuando ese recluso me cortó la garganta. Debería haber muerto en muchas otras situaciones en mi vida porque yo siempre estaba metido en líos.»

 

David Berkowitz

David Berkowitz

 

David Berkowitz

David Berkowitz

 

Berkowitz: "Quiero darle la bienvenida en nombre de mi precioso Salvador, Jesucristo. Estoy muy agradecido de poder compartir este mensaje de esperanza, el mensaje de que Dios es bueno y su misericordia eterna"

Berkowitz: «Quiero darle la bienvenida en nombre de mi precioso Salvador, Jesucristo. Estoy muy agradecido de poder compartir este mensaje de esperanza, el mensaje de que Dios es bueno y su misericordia eterna»

 

 

Berkowitz: "Para las personas que resultaron heridas, que perdieron la vida a causa de mis acciones, no tengo ninguna excusa. Sé que he arruinado la vida de muchas personas. Ahora miro hacia atrás y veo que fui un idiota, hice el trabajo sucio de Satanás. No tengo a nadie a quien culpar sino a mí mismo, porque podría haber salido de donde me metí. No tengo más que un profundo dolor en mi corazón y lamento todo lo que ha sucedido."

Berkowitz: «Para las personas que resultaron heridas, que perdieron la vida a causa de mis acciones, no tengo ninguna excusa. Sé que he arruinado la vida de muchas personas. Ahora miro hacia atrás y veo que fui un idiota, hice el trabajo sucio de Satanás. No tengo a nadie a quien culpar sino a mí mismo, porque podría haber salido de donde me metí. No tengo más que un profundo dolor en mi corazón y lamento todo lo que ha sucedido.»

 

David Berkowitz

David Berkowitz

 

David Berkowitz

David Berkowitz

 

Berkowitz: "Seguiré rezando siempre por la paz de las familias que fueron dañadas, para que Jesús les ayude a superar su gran pérdida, su dolor y sufrimiento, y que les lleve la salvación consoladora que solo Él puede dar. Una parte de mí nunca olvidará y nunca dejará de afligirse, y otra parte quiere seguir adelante y compartir el precioso amor de Jesús con la gente."

Berkowitz: «Seguiré rezando siempre por la paz de las familias que fueron dañadas, para que Jesús les ayude a superar su gran pérdida, su dolor y sufrimiento, y que les lleve la salvación consoladora que solo Él puede dar. Una parte de mí nunca olvidará y nunca dejará de afligirse, y otra parte quiere seguir adelante y compartir el precioso amor de Jesús con la gente.»

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies