• José Luis Cerveto Goig

    José Luis Cerveto
    • Clasificación: Asesino
    • Características: Venganza - Robo
    • Númeero de víctimas: 2
    • Fecha del crimen: 4 de mayo de 1974
    • Lugar: Barcelona, España
    • Estado: Condenado a dos penas de muerte en octubre de 1977. El Supremo confirmó la sentencia. Se benefició del indulto del 25 de noviembre de 1975, y las dos penas capitales le fueron conmutadas por dos condenas de 30 años
    +
  • Nepomuceno Matallana

    Nepomuceno Matallana
    • Clasificación: Asesino en serie
    • Características: Se hacía pasar por abogado para que sus víctimas le firmaran poderes amplios sobre sus propiedades, después de lo cual desaparecían o eran encontrados muertos
    • Númeero de víctimas: 1 - 20 +
    • Fecha del crimen: 1936 - 1947
    • Lugar: Varios lugares, Colombia
    • Estado: Condenado a 24 años de prisión en 1949. Fallece en prisión el 24 de enero de 1960
    +
  • Diego Santoy Riveroll

    Diego Santoy
    • Clasificación: Asesino
    • Características: Intentó asesinar a su exnovia y mató a dos hermanos de ella
    • Númeero de víctimas: 2
    • Fecha del crimen: 2 de marzo de 2006
    • Lugar: Monterrey, Nuevo León, México
    • Estado: Condenado a 138 años y 6 meses de prisión el 11 de octubre de 2010. Sentencia reducida en apelación a 71 años de prisión el 4 de julio de 2012
    +

La detención de Carlos Eduardo Robledo Puch

 

Carlos Eduardo Robledo Puch en 1971. Robledo Puch nació en Buenos Aires el 19 de enero de 1952; conocido como "El Ángel Negro" o "El Ángel de la Muerte", está considerado como uno de los mayores asesinos en serie de Argentina.

Carlos Eduardo Robledo Puch en 1971. Robledo Puch nació en Buenos Aires el 19 de enero de 1952; conocido como «El Ángel Negro» o «El Ángel de la Muerte», está considerado como uno de los mayores asesinos en serie de Argentina.

 

Carlos Eduardo Robledo Puch es detenido el 4 de febrero de 1972, poco después de cumplir veinte años de edad. Tres días antes, el 1 de febrero, atracó una ferretería junto a su cómplice, Héctor Somoza.

Carlos Eduardo Robledo Puch es detenido el 4 de febrero de 1972, poco después de cumplir veinte años de edad. Tres días antes, el 1 de febrero, atracó una ferretería junto a su cómplice, Héctor Somoza.

 

Según parece, durante el atraco a la ferretería Carlos Eduardo Robledo Puch en algún momento se sobresaltó y acabó disparando a Somoza. Robledo intentó dificultar el reconocimiento del cadáver y quemó la cara de Somoza con un soplete, que usó posteriormente para abrir la caja de caudales de la ferrtería; pero no contaba con que Somoza llevaba en el bolsillo del pantalón su tarjeta de identidad.

Según parece, durante el atraco a la ferretería Robledo Puch en algún momento se sobresaltó y acabó disparando a Somoza. Robledo intentó dificultar el reconocimiento del cadáver y quemó la cara de Somoza con un soplete, que usó posteriormente para abrir la caja de caudales de la ferrtería; pero no contaba con que Somoza llevaba en el bolsillo del pantalón su tarjeta de identidad.

 

Carlos Eduardo Robledo Puch abandona los tribunales de San Isidro (1972).

Carlos Eduardo Robledo Puch abandona los tribunales de San Isidro (1972).

 

La noche del sábado 7 de julio de 1973, Robledo Puch se fugó de la prisión de Olmos junto con otro recluso, Rodolfo Alberto Sica. Su libertad duró apenas 68 horas.

La noche del sábado 7 de julio de 1973, Robledo Puch se fugó de la prisión de Olmos junto con otro recluso, Rodolfo Alberto Sica. Su libertad duró apenas 68 horas.

 

 

El juicio de Carlos Eduardo Robledo Puch

 

Carlos Eduardo Robledo Puch con su abogado en el juicio (1980).

Carlos Eduardo Robledo Puch con su abogado en el juicio (1980).

 

Robledo Puch durante su juicio (1980).

Carlos Eduardo Robledo Puch durante su juicio (1980).

 

El arma homicida: una pistola Ruby del calibre 32.

 

Carlos Eduardo Robledo Puch finalmente fue condenado en 1980 a prisión perpetua por tiempo indeterminado, la mayor pena en Argentina. Sus últimas palabras ante el tribunal de la Sala 1.ª de la Cámara de Apelaciones de San Isidro fueron: “Esto fue un circo romano. Algún día voy a salir y los voy a matar a todos”.

Carlos Eduardo Robledo Puch finalmente fue condenado en 1980 a prisión perpetua por tiempo indeterminado, la mayor pena en Argentina. Sus últimas palabras ante el tribunal de la Sala 1.ª de la Cámara de Apelaciones de San Isidro fueron: “Esto fue un circo romano. Algún día voy a salir y los voy a matar a todos”.

 

 

Carlos Eduardo Robledo Puch en prisión

 

Carlos Eduardo Robledo Puch en prisión.

 

En la actualidad, Carlos Eduardo Robledo Puch continúa en prisión, en el penal de Sierra Chica.

En la actualidad, Carlos Eduardo Robledo Puch continúa en prisión, en el penal de Sierra Chica. Desde julio de 2000 podía solicitar la libertad condicional, cosa que hizo el 27 de mayo del 2008, el 31 de agosto de 2011 y el 30 de octubre de 2013. En todas ocasiones le fue denegada, principalmente por considerar que no se había reformado

 

2008. Robledo Puch en la cárcel de Sierra Chica.

 

Un gato viejo es la mejor compañía de Robledo Puch en la cárcel. En noviembre de 2013 pidió que se revisara su sentencia o que, en caso contrario, lo ejecutaran con una inyección letal. La solicitud no prosperó, pues la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires falló denegando tal beneficio.

Un gato viejo es la mejor compañía de Robledo Puch en la cárcel. En noviembre de 2013 pidió que se revisara su sentencia o que, en caso contrario, lo ejecutaran con una inyección letal. La solicitud no prosperó, pues la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires falló denegando tal beneficio.

 

Robledo Puch

Carlos Eduardo Robledo Puch

 

 

Manuel Acevedo, víctima de Carlos Eduardo Robledo Puch

 

Manuel Acevedo, de 58 años.

Manuel Acevedo, de 58 años, fue asesinado la noche del 3 de febrero de 1972.

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies