Andrei Romanovich CHIKATILO

Andrei Chikatilo Nueva búsqueda
  • El asesinato de Helena Jubany

    • Clasificación: Crimen sin resolver
    • Características: Móvil desconocido
    • Númeero de víctimas: 1
    • Fecha del crimen: 2 de diciembre de 2001
    • Lugar: Sabadell, Barcelona, España
    • Estado: El 12 de febrero de 2002, la Policía detuvo a Montserrat Careta y a Ana Echaguivel tras ser consideradas sospechosas del asesinato de Helena Jubany. Posteriormente, Montserrat se suicidó en la prisión barcelonesa de Wad-Ras y Ana fue puesta en libertad con cargos
    +
  • John Ausonius

    John Ausonius
    • Clasificación: Asesino
    • Características: Racista - Disparó a 11 personas, todas ellas inmigrantes
    • Númeero de víctimas: 1
    • Fecha del crimen: 8 de noviembre de 1991
    • Lugar: Estocolmo, Suecia
    • Estado: Condenado a cadena perpetua el 1 de diciembre de 1993 por un delito de asesinato, nueve delitos de asesinato en grado de tentativa y tres atracos a entidades bancarias
    +
  • Nicolás Gutiérrez Mendoza

    Nicolás Gutiérrez Mendoza
    • Clasificación: Asesino en serie
    • Características: Violador
    • Númeero de víctimas: 13
    • Fecha del crimen: 1995 - 1996
    • Lugar: Lima y Parcona, Perú
    • Estado: Condenado a cadena perpetua en 1997
    +

El turno de la Justicia

 

Andrei Chikatilo entra en el cubículo de metal instalado en la corte de Rostov.

Andrei Chikatilo entra en el cubículo de metal instalado en la corte de Rostov.

 

Andrei Chikatilo. La estructura tenía la función de proteger al asesino del exterior.

La estructura tenía la función de proteger al asesino del exterior.

 

Andrei Chikatilo. Para la policía, Chikatilo trataba de buscarse una posible salida alegando una enfermedad mental, una obsesión de tratamiento psiquiátrico.

Para la policía, Chikatilo trataba de buscarse una posible salida alegando una enfermedad mental, una obsesión de tratamiento psiquiátrico.

 

Los psiquiatras del Instituto Serbsky veían a Andrei Chikatilo como un sádico prudente que no sufría ningún trastorno que pudiera impedirle ver que sus actos estaban mal.

Los psiquiatras del Instituto Serbsky veían a Andrei Chikatilo como un sádico prudente que no sufría ningún trastorno que pudiera impedirle ver que sus actos estaban mal.

 

Andrei Chikatilo. En octubre de 1991, los doctores dieron a conocer sus conclusiones, diagnosticando que el asesino estaba «legalmente cuerdo».

En octubre de 1991, los doctores dieron a conocer sus conclusiones, diagnosticando que el asesino estaba «legalmente cuerdo».

 

El juicio de Andrei Chikatilo se inició en abril de 1992 y duró hasta octubre de ese mismo año.

El juicio de Andrei Chikatilo se inició en abril de 1992 y duró hasta octubre de ese mismo año.

 

Andrei Chikatilo. Cuando la prensa anunció el juicio contra el «Maniático» la sala se llenó con los familiares de las víctimas quienes en un principio le gritaban al acusado una lluvia de improperios.

Cuando la prensa anunció el juicio contra el «Maniático» la sala se llenó con los familiares de las víctimas quienes en un principio le gritaban al acusado una lluvia de improperios.

 

Andrei Chikatilo pasó el juicio dentro de una jaula pintada de blanco, lugar donde podía permanecer parado o sentado estando la mayoría del tiempo aburrido o peleando contra el público asistente.

Chikatilo pasó el juicio dentro de una jaula pintada de blanco, lugar donde podía permanecer parado o sentado estando la mayoría del tiempo aburrido o peleando contra el público asistente.

 

Andrei Chikatilo. La defensa de Chikatilo trató de demostrar que los problemas mentales del acusado podrían cambiar la naturaleza de la sentencia. Sin embargo, sus abogados no tenían permitido hacer nuevas pruebas a Chikatilo y con sus propios doctores. Lo único que podían hacer era examinar y cruzar información de las pruebas hechas ya por la gente de la corte y la policía.

La defensa de Chikatilo trató de demostrar que los problemas mentales del acusado podrían cambiar la naturaleza de la sentencia. Sin embargo, sus abogados no tenían permitido hacer nuevas pruebas a Chikatilo y con sus propios doctores. Lo único que podían hacer era examinar y cruzar información de las pruebas hechas ya por la gente de la corte y la policía.

 

Andrei Chikatilo. La tarea de defender a Chikatilo era imposible. El mismo juez Leonid Akubzhanov era a la postre otro más de sus enemigos en su juicio, quien constantemente lanzaba reproches y regaños al acusado, sin que este contestara nada.

La tarea de defender a Chikatilo era imposible. El mismo juez Leonid Akubzhanov era a la postre otro más de sus enemigos en su juicio, quien constantemente lanzaba reproches y regaños al acusado, sin que este contestara nada.

 

Andrei Chikatilo. A pesar de la conducta aberrante del acusado, de confesar y de pronto negar algunos de los crímenes, no fue difícil para los fiscales determinar que Chikatilo estaba sano y competente.

A pesar de la conducta aberrante del acusado, de confesar y de pronto negar algunos de los crímenes, no fue difícil para los fiscales determinar que Chikatilo estaba sano y competente.

 

Andrei Chikatilo. A pesar de sus notorias desviaciones, Chikatilo había demostrado un alto grado de control y premeditación cuando asesinaba personas. Esa fue la premisa bajo la cual se le consideró legalmente sano y apto para recibir sentencia.

A pesar de sus notorias desviaciones, Chikatilo había demostrado un alto grado de control y premeditación cuando asesinaba personas. Esa fue la premisa bajo la cual se le consideró legalmente sano y apto para recibir sentencia.

 

Durante una de las jornadas del juicio, Andrei Chikatilo se quitó la ropa y meneó su pene gritando: «Fíjense qué inutilidad. ¿Qué piensan que iba a hacer con esto?»

Durante una de las jornadas del juicio, Andrei Chikatilo se quitó la ropa y meneó su pene gritando: «Fíjense qué inutilidad. ¿Qué piensan que iba a hacer con esto?»

 

Andrei Chikatilo. Al juez le tomó dos meses llegar al veredicto y declaró culpable a Andrei Romanovich Chikatilo por 52 cargos de asesinato y 5 más por violación dado lo cual, merecía la pena de muerte.

Al juez le tomó dos meses llegar al veredicto y declaró culpable a Andrei Romanovich Chikatilo por 52 cargos de asesinato y 5 más por violación dado lo cual, merecía la pena de muerte.

 

Andrei Chikatilo. Tras la lectura de la sentencia, la reacción del condenado fue la de gritar, violentarse y hasta escupir. Se dijo víctima del sistema soviético, que lo estaban radiando y que deseaba ver los cuerpos.

Tras la lectura de la sentencia, la reacción del condenado fue la de gritar, violentarse y hasta escupir. Se dijo víctima del sistema soviético, que lo estaban radiando y que deseaba ver los cuerpos.

Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies