Los dos acusados de matar a golpes a una anciana en Cabanes niegan ser los autores

Matar a golpes a una anciana

Los peritos consideran que uno finge un deterioro físico y mental y el otro tiene rasgos de un trastorno de la personalidad antisocial.

Los dos acusados de matar a golpes a una anciana en Cabanes (Alt Empordà) el 27 de febrero de 2014 han negado este miércoles su participación en los hechos. En apenas cinco minutos, Antonio García Carbonell y Oriol Boyer Hernández, que no han querido contestar a las preguntas de las acusaciones, han respondido a las preguntas de sus abogados para negar, “directa o indirectamente, su participación en los hechos”.

Las peritos psicólogas y psiquiatras han indicado que ambos mantenían sus capacidades cognitivas y volitivas, que el primero “fingía un deterioro físico y mental que no padecía” y que el segundo tenía “rasgos compatibles con un trastorno de personalidad antisocial”.

En el juicio, con jurado popular, que se celebra en la Audiencia de Girona, García Carbonell de 80 años, ha hecho ver que no entendía lo que se le decía y se ha limitado a decir que no había hecho “nada”.

Boyer, de 29 años e hijo de un yerno del otro procesado, ha reconocido que había ido a Figueres con él, que durmieron en barrios diferentes y que la noche siguiente volvieron juntos a vuelta a Mollet, sin haber ido a Pinsos Cazorla, empresa de los cuñados de la víctima. Además ha asegurado: «soy incapaz de hacer algo así».

La víctima, Neus Juanola, de 75 años, fue asaltada en su casa, golpeada de forma repetida y hallada sin vida cerca de su casa, atada de pies y manos con bridas y con un calcetín en la boca para que no pudiera gritar. La mujer murió cuatro días más tarde por las hemorragias internas a causa de la paliza. No han podido determinar si los golpes fueron asestados por una o más personas.