Las claves del Caso Gabriel, el niño desaparecido en Níjar

Caso Gabriel

El cuerpo del niño Gabriel Cruz, de ocho años, ha sido hallado por la Guardia Civil 12 días después de su desaparición la localidad almeriense de Las Hortichuelas, en Níjar. La pareja del padre, llamada Ana Julia, ha sido detenida cuando transportaba el cadáver en el maletero del coche, según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado. En estos momentos se encuentra en dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil.

Estas son las claves del caso, cuya investigación, ha experimentado un importante giro este domingo:

¿Qué ha pasado?

Gabriel Cruz Ramírez, de ocho años, desapareció el pasado martes día 27 de febrero. El niño estaba pasando el puente del Día de Andalucía en la casa de su abuela, donde suele pasar fines de semana y los periodos vacacionales, en la localidad de Hortichuelas (Almería). Desde la Delegación del Gobierno en Andalucía, precisaron que Gabriel salió de la casa de sus abuelos a las tres y media de la tarde, aunque la desaparición no se denunció hasta las ocho de la tarde.

¿Quién es la principal sospechosa?

Ana Julia, de 35 años, de origen dominicano y pareja de Ángel, padre de Gabriel. La mujer se encontraba supuestamente con la abuela del niño, Carmen, la tarde que él desapareció. Es buena conocedora de la zona puesto que trabajó durante un largo periodo en un bar de la pedanía vecina de Las Negras. La Guardia Civil la vigilaba estrechamente desde hacía unos días. Ella fue quien encontró la única pista que se tenía del menor, una camiseta del chiquillo. Aquel hallazgo, más que despistar a los investigadores, colocó de lleno el foco sobre ella, ya que la zona ya había sido rastreada con anterioridad.

¿Dónde se han producido los hechos?

Según las declaraciones de la madre, al niño se le perdió el rastro cuando iba a jugar a la casa de unos familiares que se encuentra a unos 100 metros de la de su abuela, en Hortichuelas, en pleno parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

¿Cuándo se dieron cuenta los padres de su desaparición?

Los progenitores de Gabriel no se percataron de la ausencia del menor hasta las seis de la tarde, cuando ya llevaba cerca de tres horas desaparecido. Ambos están convencidos de que había llegado a la casa de sus familiares. La madre dijo que Gabriel «no se ha podido despistar» porque «conoce bien la zona» y han señalado que el camino que suele recorrer para ir desde la casa del familiar hasta la vivienda de sus primos (cercana a la de sus amigos) «lo hace corriendo y no tarda más de 30 segundos», por lo que no se explican que en un trayecto tan corto se le haya perdido el rastro.

¿Cómo iba vestido el menor cuándo se le perdió el rastro?

En el momento de la desaparición, el niño vestía un pantalón negro de la marca Adidas con rayas laterales blancas, una chaqueta roja con capucha y una camiseta blanca, según ha dado a conocer SOS Desaparecidos.

Indicios clave: encuentran la camiseta del menor desaparecido

El sábado 3 de marzo, a última hora del día, el padre de Gabriel (Ángel Cruz) y su novia hallaron una camiseta interior blanca en la zona de la depuradora del Barranco Las Águilas, en la barriada de Las Negras, a unos 3,5 kilómetros del lugar en el que se le perdió la pista a Gabriel. Los progenitores aseguraron que la prenda pertenecía a su hijo, aunque nunca llegó a figurar en el listado que la Guardia Civil llevó a cabo el pasado 27 de febrero. Posteriormente, las pruebas de ADN confirmaron que la camiseta pertenecía al niño.

«Él, de forma voluntaria, no se va solo al monte»

Ambos progenitores han explicado que su hijo «no es un niño que haga locuras y es muy obediente», y hasta este domingo estaban esperanzados en que se acabara encontrando al pequeño. Los padres también han indicado que la relación entre ellos es «excelente» y que están «unidos» aunque se encuentren separados desde hace años.

¿Ha ofrecido la familia una recompensa de 10.000 euros?

Ángel Cruz, el padre de Gabriel, hizo público un comunicado un par de días después de la desaparición de su hijo en el que informaba que existía una remuneración de 10.000 euros para quién ofreciera cualquier tipo de información que ayudara a dar con el paradero del menor. El importe ha sido aportado por un grupo de familiares y amigos del progenitor.

¿Se han producido otras detenciones?

En la mañana del viernes 2 de marzo, el Ministerio de Interior anunciaba el arresto, por parte de la Guardia Civil, de un hombre (Diego F.A.) por quebrantar la orden de alejamiento que tenía respecto de la madre de Gabriel Cruz. El sábado 3 de marzo, un magistrado ordenó su ingreso en prisión. Patricia Ramírez le había denunciado por acoso tiempo atrás y un juez había dictaminado una orden de alejamiento de 100 metros contra él. Fuentes de la investigación tratan de esclarecer si puede tener o no relación con el caso. Por el momento, ya ha sido interrogado hasta en dos ocasiones. El domicilio del hombre, de 42 años, se encuentra a unos 50 kilómetros de Níjar, en la población de Antas. «No se puede determinar en estos momentos que la detención tenga relación con el caso», añadió el ministro Zoido.

¿Cómo es la zona donde se produjo la desaparición?

Las zonas donde se acotó el rastreo son más concretas que al comienzo de las batidas, el pasado 28 de febrero. El ámbito de búsqueda se fijó en seis kilómetros y se amplió a 12 kilómetros en puntos selectivos. Se volvieron a revisar de nuevo lugares como el barranco del Águila y las cercanías de la depuradora de Las Negras, cuyas balsas fueron exploradas por buzos de la Guardia Civil y en cuyos alrededores se encontró la camiseta blanca interior perteneciente al menor.

Según el testimonio de la madre, Gabriel se perdió en una zona de cortijos de verano «muy familiar» en la que no hay mucha gente en esta época del año. En el lugar no hay locales públicos, como bares o tiendas, solo barrios residenciales. Fuentes del instituto armado han informado de que el niño sí pudo extraviarse, «aunque resulta extraño que nadie viera ni oyera nada».

¿Cuál es el dispositivo desplegado en su búsqueda?

El miércoles 28 de febrero (un día después de su desaparición) participaron en la búsqueda más de 400 personas, entre vecinos y policías —organizadas en más de 15 grupos y 23 zonas de búsqueda— recorrieron los campos de Níjar para dar con el paradero de Gabriel. Los trabajos se suspendieron en torno a las ocho de la tarde, con la caída del sol, aunque fuentes de la Comandancia de Almería precisaron que patrullas de cuarteles próximos a la zona permanecieron en las proximidades durante la noche. También participaron medios aéreos, unidades caninas e incluso el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil.

Al día siguiente, alrededor de unas 200 personas se centraron en buscar cualquier rastro que pudiera dar con el paradero del niño. Entre los efectivos, se encontraban miembros de la Guardia Civil, Policía Local, Unidad Adscrita a la Junta del Cuerpo Nacional de Policía, Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, GREA, Centro Operativo Provincial del Infoca, Agentes de Medio Ambiente y Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil. Desde primera hora de la mañana se instaló un puesto de mando avanzado y se enviaron a dos técnicos y tres agentes del Grupo de Emergencias de Andalucía. El domingo 4 de marzo, cinco días después de la desaparición, la búsqueda se había ampliado en un radio de cinco kilómetros y participaban en ella medio millar de personas.

Una semana después de la desaparición de Gabriel, 126 efectivos profesionales y 86 voluntarios trabajaban sobre el terreno, rastreando de forma más intensa en espacios de difícil acceso como pozos o minas.

¿Se ha dado alguna reacción política?

Sí. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió «confianza en la investigación a los padres del niño y expresó su deseo de que el menor «vuelva pronto a casa» con su familia. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, también mostró su apoyo en Twitter y reivindicó la labor de los voluntarios y la policía para dar con el paradero de Gabriel.

Tras el hallazgo del cuerpo y la detención de la principal sospechosa el presidente del Gobierno ha compartido «con todos los españoles el dolor por la pérdida de Gabriel». «Descanse en paz», ha tuiteado Mariano Rajoy con un mensaje que ha firmado con sus iniciales, marca que incluye en los tuits que escribe personalmente.