La familia de las víctimas del crimen de Almonte se plantea abandonar la localidad

El hermano y tío de los asesinados, Aníbal Domínguez, considera un «despropósito« el veredicto del jurado.

Después de que un jurado popular declarara no culpable al único acusado por el doble crimen de Almonte (Huelva), la familia de las víctimas asegura sentirse «desolada» ante el veredicto. F.J,M, el único procesado por la muerte violenta de un padre y su hija de ocho años en abril de 2013, fue puesto en libertad el pasado viernes después de que la magistrada presidenta del tribunal dictara sentencia absolutoria. No obstante, los familiares de las víctimas afirman sentir «miedo» debido a que «hay un asesino suelto».

En declaraciones a Europa Press, Aníbal Domínguez, hermano y tío de las víctimas, ha recordado que en el juicio, los forenses indicaron que el agresor debía ser un «conocido» de las víctimas por el ensañamiento y el hecho de que tapara a la menor con una manta. Ahora, el miedo que dicen sentir, les ha hecho plantearse incluso dejar la localidad almonteña.

De otro lado, Domínguez ha mostrado su desacuerdo con el veredicto del jurado, el cual considera un «despropósito», y con que «nueve personas (los miembros del jurado), que son manipulables, decidan» sobre una cuestión de tal envergadura como un doble crimen. En este punto, ha puesto como ejemplo que a un jurado habría que explicarle la diferencia entre un delito de malversación y otro de cohecho, pero a un juez profesional no, puesto que han estudiado y conocen las leyes. De ahí, su desacuerdo a que «nueve personas legas tengan que emitir el veredicto» ante este doble crimen.

Asimismo, ha asegurado que es «una contradicción» que el jurado decida «de manera diferente a lo establecido por la justicia, que denegó de manera reiterada (la última vez el 12 de septiembre) la puesta en libertad» de F.J.M. por considerar que había «indicios probatorios suficientes» para su permanencia en prisión.