La familia de la española asesinada en México defiende la inocencia del marido

Española asesinada en México

Jorge Fernández está en la cárcel acusado de matar a su mujer, la valenciana Pilar Garrido, que desapareció el 2 de julio cuando regresaba con su marido, y el hijo de ambos, de un año y medio, de pasar el fin de semana en la localidad turística de La Pesca, en el noreste de México.

Un bello lugar en el que disfrutaron de las liberaciones de tortugas lora que en esa época llegan a las costas de Tamaulipas a desovar en las playas. “Todo el mundo los vio. Muchos testimonios los recordaba felices. Llevaban seis años casados y nadie, ni yo ni su hermana ni sus mejores amigas han visto ni percibido malos tratos nunca. Yo lo sabría”, afirma Rosa María Santamans, la madre de Pilar. “Para nosotros Jorge es inocente”, resalta Raquel, la hermana de la víctima.

Según la versión del presunto autor del crimen, su esposa fue secuestrada. A las seis de la tarde del domingo un coche con tres jóvenes armados, de 15 y 16 años edad, detuvieron el vehículo en el que viajaba la familia cuando circulaba por la carretera entre Soto de la Marina, municipio al que pertenece La Pesca, y Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, donde reside el matrimonio.

El 30 de agosto Jorge Fernández fue detenido. Unos días antes, el 26 de julio, se hallaron los restos óseos de Pilar Garrido; a siete kilómetros del lugar donde su marido aseguró que los habían asaltado y que la policía había rastreado durante los primeros días de la desaparición.

El ADN demostró que los huesos eran de la joven. La familia ha solicitado una segunda necropsia a título individual, -la Audiencia Nacional archivó el caso el pasado verano-, que confirme que pertenecen a la valenciana.

Un juez federal rechazó hace unos días el amparo solicitado por la defensa de Fernández contra la prisión preventiva de dos años que le impuso la Procuraduría de México (fiscalía estatal). Y el plazo dado por el magistrado a la Fiscalía de Tamaulipas para aportar pruebas que corroboren la acusación se ha prorrogado hasta finales de este mes.