O. J. Simpson sale de la cárcel, tras cumplir nueve años de condena por secuestro y robo a mano armada

Tras pasar nueve años en prisión, el famoso exjugador de fútbol americano O.J. Simpson, de 70 años, salió de prisión bajo fianza ayer. Simpson entró en la cárcel tras ser juzgado por secuestro y robo a mano armada en un incidente que tuvo lugar en 2008 cuando quiso recuperar por la fuerza una serie de trofeos deportivos y fotografías personales que el condenado consideraba suyos aunque estaban en poder de unos marchantes de coleccionismo deportivo.

Según fuentes del Departamento de Prisiones del estado de Nevada, el exjugador firmó tranquilo los papeles que le devolvían la libertad  y un coche acudió a recogerle fuera del centro penitenciario sobre la medianoche local para evitar la posible congregación de medios en la puerta de la cárcel.

Según los agentes de prisión, se desconoce quién recogió al exjugador y hacia donde se dirigía. Eso sí, al salir del centro penitenciario, los oficiales le dijeron a Simpson lo mismo que a todos los presos que quedan en libertad: “No vuelvas”. A lo que él contestó: «Lo intentaré».

El exjugador abandonó las instalaciones penitenciarias con ropa cómoda: unos vaqueros azules, chaqueta vaquera y unas zapatillas de deporte blancas. Una vez liberado, Simpson está sujeto a la supervisión de la División Estatal de Libertad Condicional hasta septiembre de 2022, aunque estos cinco años de vigilancia podrían disminuir por buen comportamiento.