El FBI descarta que la masacre de Las Vegas sea un acto terrorista

El francotirador se suicidó en su habitación minutos antes de que la policía entrara para neutralizarlo. Hay 58 muertos y 515 heridos y el Estado Islámico ha asumido la autoría.

Al menos 58 muertos y 515 heridos en un tiroteo en un casino de Las Vegas, el Mandalay Bay, donde un tirador ha abierto fuego con un arma automática contra los 40.000 asistentes al festival de country Route 91 Harvest.

El sheriff Joseph Lombardo, del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas, ha identificado al responsable: Stephen Paddock, un ciudadano de la zona que no estaría conectado con ningún grupo extremista. El tirador se suicidó en su habitación, minutos antes de que la policía entrara para neutralizarlo.

Por su parte, el Estado Islámico ha asumido la autoría del ataque en el concierto a través de un comunicado difundido por la agencia Amaq, su canal habitual para emitir este tipo de informaciones. En el mismo se asegura que Paddock es uno de sus «soldados» y se convirtió al islam hace sólo unos meses.

Las fuerzas de seguridad siguen buscando una mujer asiática, Marilou Danley, de 62 años de edad, que la policía cree que es compañera del sospechoso. Además, trata de localizar dos vehículos que habría utilizado. Paddock se registró en el Mandalay Bay Hotel como huésped y tenía su habitación en el piso 32. «Hemos localizado numerosas armas de fuego dentro de la habitación que ocupaba», ha asegurado el sheriff.