Detenido el presunto autor del doble crimen del pantano de Susqueda

Doble crimen del pantano de Susqueda

Los Mossos d’Esquadra detuvieron este lunes a Jordi Magentí Gamell, de 60 años, acusado de haber matado a Paula Mas, de 21 años, y Marc Hernández, de 23, el pasado mes de agosto en el pantano de Susqueda (Girona). Magentí ya fue condenado a 15 años de prisión por asesinar en 1997 a su exmujer, a la que disparó a bocajarro y remató en el suelo y por la espalda.

El hombre, en libertad al menos desde 2010, negó su implicación en el crimen de Susqueda y alegó que ese día estaba con su madre, según su defensa. Los Mossos no dudan de su autoría.

Los Mossos eligieron un dispositivo policial especialmente discreto. Se acercaron a Magentí a las siete de la mañana, cuando salía del número 1 de la calle de Nou y desde allí le trasladaron a la comisaría más cercana, la de Santa Coloma de Farners, donde le detuvieron formalmente.

Hacía 21 años que Magentí no vivía una situación parecida, cuando asesinó a su exmujer. Permaneció encarcelado desde 1997 y cuando salió, rehizo su vida. En 2013, se casó con una mujer colombiana. En su página de Facebook, que a última hora de este lunes fue cerrada, había numerosas fotos de ambos. Algunas, en el pantano de Susqueda, un lugar que Magentí frecuentaba para pescar.

Días después del doble crimen, la mujer se compró un billete de vuelta a su país. Los Mossos temían que el hombre viajase al país sudamericano con ella, lo que hubiese complicado su detención. Para evitar esa situación, precipitaron las investigaciones.

Por ahora, se desconoce qué llevó a Magentí a matar a los dos jóvenes, con los que no tenía ninguna relación. Pero la policía catalana no tiene duda de que fue él, según explicó el intendente Antoni Rodríguez en declaración a los medios.

Diversos testigos ubican el vehículo del hombre, un Land Rover Defender, titularidad de su tío, al que cuidaba, en el lugar donde fueron asesinados Paula y Marc. Incluso interrogaron al hombre al principio de la investigación, que negó tajantemente que estuviese allí aquel 24 de agosto, cuando los dos jóvenes salieron para hacer una excursión en kayak por el pantano.

La autopsia determinó que Paula fue asesinada de un disparo en la cabeza, probablemente con una bala de un calibre de 9 milímetros o inferior. El cuerpo de Marc estaba en muy mal estado y no se pudo determinar con claridad la causa de la muerte.

La policía catalana también detuvo al hijo Magentí acusado de un delito contra la salud pública. El hombre cultivaba diversas plantas de marihuana, explican fuentes del caso. Los Mossos, que le arrestaron en Salt, quieren aclarar si pudo tener algún tipo de implicación en el caso.