Andrea Carballo, octavo asesinato machista en la Comunidad Valenciana en 2017

Asesinato machista

Es un caso de violencia de género. Con la confirmación dada por el Gobierno sobre la muerte en la víspera de Nochebuena de Andrea Carballo, la joven de 20 años se convierte en la octava víctima por asesinato machista en la Comunidad Valenciana el pasado año.

Vila-real, la localidad castellonense donde residía, ha decretado tres días de luto oficial y guardará este martes varios minutos de silencio en señal de repulsa. Andrea Carballo murió hace algo más de dos semanas, el 23 de diciembre, en una brutal colisión contra una gasolinera en Benicàssim (Castellón).

Iba en el coche junto a su expareja, Víctor Llorens, de 29 y también muerto en el choque. Le había denunciado días antes por malos tratos y estaba siendo investigado por tres delitos de lesiones contra la joven.

Llorens había sido condenado ya en 2013 a trabajos en beneficio de la comunidad por maltratar a una pareja anterior, a la que en una ocasión dio una bofetada cuando volvían de una fiesta y en otra amenazó.

Tenía decretada desde el pasado 15 de diciembre –el mismo día en el que se interpuso la querella en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vila-real- una orden de alejamiento de 200 metros de Andrea, con la que tampoco podía comunicarse por ninguna vía. La mañana del 23 de diciembre se la saltó. Ella acababa de cumplir 20 años y ultimaba una fiesta con sus amigos para esa misma noche.

La investigación policial confirmó que Andrea Carballo fue abordada en una calle de Vila-real por su expareja, mientras esperaba a una compañera para ir a trabajar a un almacén de cítricos. También que fue forzada a entrar en el coche que pocos minutos después, y tras un trayecto de poco más de 20 kilómetros conducido por Llorens, acabó calcinado tras colisionar contra una estación de servicio en Benicàssim.

Desde esa fecha y tras varias reconstrucciones de los hechos por parte de Guardia Civil y Policía Nacional, estaba en manos de la justicia concretar la intencionalidad o no de lo ocurrido. Ratificar la línea de investigación policial, que apuntó desde un primer momento, y dados los antecedentes de Víctor, hacia la hipótesis de un caso de violencia de género.