Actualidad

Día: 2 febrero, 2018

  • Ingresa en prisión el detenido acusado de matar a su madre en Valladolid

    Acusado de matar a su madre
    02/02/2018

    Acusado de matar a su madre

    La juez de guardia de Benidorm (Alicante) ha decretado este viernes prisión provisional para César F.M., de 37 años de edad, como presunto autor de la muerte por asfixia de su madre, Sacramento M.T., de 71, ocurrida en Valladolid. (más…)

    Fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano han informado de que está acusado, inicialmente, de un delito de homicidio. Una calificación que podría agravarse, según avance la investigación, hasta el asesinato. Máxime cuando el propio implicado ha declarado haber dormido a la víctima con sustancias opiáceas antes de ahogarla con una almohada. Un crimen que dice haber grabado incluso en vídeo.

    La titular del juzgado de Instrucción 1 de Benidorm le ha tomado hoy declaración durante una hora. Ha rechazado su internamiento en un hospital psiquiátrico penitenciario, como pedía su abogado, y lo ha enviado, por el contrario, a una cárcel convencional, donde queda a disposición del juzgado de Valladolid, que se ha hecho cargo del caso.

    El estado mental del detenido ha sido examinado por médicos forenses. La juez ha decretado finalmente su encarcelamiento porque existen «motivos racionales» que le incriminan y riesgo de fuga derivado de la «gravedad del hecho y de la pena asignada al delito», según las fuentes judiciales.

    El parricidio fue descubierto por una nota de suicidio abandonada en el vestíbulo del hotel Bali, el más alto de Benidorm (Alicante). Un papel que se encontró este miércoles por la mañana una empleada de la limpieza. En ella, alguien había escrito en mayúsculas: «Por favor, no me ayuden. Quiero morir». El mensaje estaba en una cuartilla con membrete de la Cruz Roja de Valladolid.

    El personal del hotel consultó el listado de clientes y localizó al presunto suicida, que había llegado solo la noche anterior. Varios trabajadores acudieron de inmediato a su habitación y le convencieron para que les acompañara a la recepción. Querían impedir que se arrojara al vacío desde una ventana o un balcón.

    Una vez en la entrada, el personal del establecimiento llamó al teléfono de Emergencias de la Generalitat Valenciana, el 112, que avisó a una ambulancia y a la Policía Nacional.

    Según las fuentes de la investigación, los agentes encontraron en la habitación del detenido una caja repleta de píldoras y cápsulas, así como varias botellas de alcohol. También hallaron otra nota donde solicitaba que su teléfono móvil fuera «custodiado» y entregado a dos familiares.

    El asesino confesó que suministró a su madre unos productos opiáceos para dormirla, le metió algodones en la boca y la asfixió con una almohada, mientras lo grababa todo en un vídeo. Agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Valladolid se han hecho cargo de la investigación bajo la dirección del juzgado de Instrucción 2 de dicha ciudad.