La reaparición del Asesino de la Catana que mató a su familia con 16 años

Asesino de la Catana

José Rabadán, que mató a su familia con 16 años, relata en un documental el asesinato y su reinserción.

«No sé si la sociedad está preparada para mí», reconoce José Rabadán, conocido como El Asesino de la Catana. El 1 de abril de 2000, cuando tenía 16 años, mató a sus padres y a su hermana pequeña, de nueve, con una espada japonesa. Fue condenado a seis años de internamiento en un centro de menores y otros dos de libertad vigilada.

«Levanté la espada, pero ahí sentí que ya estaba consumado (…) La espada bajó con mi brazo, pero bajó solo», cuenta ahora en el documental Yo fui un asesino: El crimen de la catana, en el que intenta responder a una de las preguntas clave en el caso: ¿por qué lo hizo? DMAX emite esta producción de Discovery dividida en dos capítulos este miércoles y el jueves (22.30).

El adolescente fue detenido 48 horas después del crimen en la estación de tren de Alicante desde donde pretendía huir a Barcelona. Ya en su declaración policial reconoció que él había sido el autor de los hechos. Quería comprobar cómo sería la vida sin su familia.

A pesar de que se crió en un hogar de profundas creencias religiosas, se enfadó con Dios. No entendía cómo había permitido que su hermana naciera con síndrome de Down. Para el joven, ella era especial. En el relato que hace sobre su familia, en el que reconoce que su padre era muy autoritario y que su madre era como «su escudo», solo se rompe cuando recuerda a la pequeña. «Culpé a Dios», dice.

La frustración de que su hermana hubiera nacido con ese síndrome le llevó a entrar en contacto con el satanismo y las artes oscuras. «Es una puerta que no tendría que haber abierto nunca y me llevó a tener una mentalidad distinta», cuenta en el documental. Un mundo de fantasía que se alimentó además de videojuegos, artes marciales, armas y juegos de rol.