Vince Weiguang Li

Atrás Nueva búsqueda
Vince Li

El Caníbal del Autobús

  • Clasificación: Homicida
  • Características: Decapitación - Canibalismo
  • Número de víctimas: 1
  • Periodo de actividad: 30 de julio de 2008
  • Fecha de detención: Día siguiente
  • Fecha de nacimiento: 30 de abril de 1968
  • Perfil de las víctimas: Tim McLean, de 22 años
  • Método de matar: Apuñalamiento
  • Localización: Manitoba, Canadá
  • Estado: Fue considerado penalmente irresponsable el 5 de marzo de 2009 y confinado en un sanatorio psiquiátrico, sin fecha de salida
Leer más

Vince Li – «El Caníbal del autobús»

Grotesqueandarabesque.blogspot.com

25 de octubre de 2013

El 30 de julio de 2008, Tim McLean, de 22 años, tomaba un autobús desde Alberta a Manitoba (Canadá) junto a varios pasajeros. Se sentó cómodamente y se puso unos audífonos para escuchar música y disfrutar del viaje. A su lado, iba sentado un sujeto de origen chino llamado Vince Weiguang Li, de 44 años. Lo que estaba a punto de ocurrir, parece sacado de una horripilante y absurda película gore.

McLean estaba casi dormido cuando Vince Li se puso de pie y, de entre sus ropas, sacó un cuchillo afilado y unas tijeras. Se abalanzó sobre el joven y, sin mediar explicación alguna, comenzó a apuñalarlo en el pecho. Ante los desesperados gritos de McLean y los demás pasajeros, el conductor del autobús se detuvo y abrió las puertas, por donde los aterrados testigos huyeron despavoridos.

Se llamó a la policía, quienes llegaron casi de inmediato. Al mismo tiempo, el asesino seguía asestando puñaladas al inerte cuerpo del muchacho. Cuarenta puñaladas acabarían con la vida de su víctima. Pocos daban crédito a lo que estaba ocurriendo… sobre todo cuando el asesino comenzó a mostrar la cabeza decapitada de McLean por las ventanas del autobús.

Varios pasajeros comentaron a las autoridades que el asesino gritó «llamen a emergencias» mientras apuñalaba al muchacho. Tras el pánico, la policía trató durante varias horas de negociar con el sujeto que aun se encontraba encerrado en el autobús. Durante ese tiempo, efectivos de la Real Policía Montada de Canadá, aseguraron que Li estaba destripando y consumiendo partes del cuerpo de McLean.

Finalmente, Vince Li fue capturado por la policía cuando trató de huir por una de las ventanas del autobús. Con algunas heridas menores, el asesino fue llevado rápidamente al departamento de policía de Canadá.

Los principales noticieros canadienses ya habían llegado al lugar y el espantoso crimen se difundió por los medios de comunicación. La noticia conmocionó a la población, pues al parecer Vince Li no tenía motivo alguno para cometer semejante barbaridad. No conocía a McLean ni cruzaron jamás palabra alguna. ¿Qué motivó este terrible crimen?

Un sujeto desconocido, sin mediar provocación, había apuñalado cuarenta veces, decapitado y canibalizado a un joven ante la impotencia de treinta y siete personas, dentro de un autobús. Si ya de por sí este caso representaba una muestra espantosa del actuar de un hombre perturbado, las fotografías que (por rigor) se toman en estos casos, resultaron tremendamente impactantes cuando tuvieron que ser presentadas en el juicio contra Vince Li, apodado por los medios como «El Caníbal del Autobús».

La madre de Tim declararía más tarde: «Decir que (Tim) fue apuñalado y asesinado en el autobús, es un tipo de descripción amable de lo que realmente pasó».

El juicio comenzó el 5 de agosto, y las fotografías fueron mostradas durante el juicio. Lo que tuvo que vivir la familia McLean fue, ciertamente, terrible. Pero nadie pudo quedar ajeno al tremendo impacto de la escena del crimen que se mostraba frente a ellos… la cual era particularmente brutal.

El cuerpo de Tim había sido destripado y decapitado. Sus ojos, nariz, lengua y orejas, arrancadas, las cuales fueron dispuestas en el piso del autobús, formando un rostro grotesco.

Los antecedentes psiquiátricos de Vince Li salieron a la luz. Fiscalía y defensa coincidieron en que el acusado sufría de esquizofrenia, y que había sufrido un grave episodio psicótico un día antes del asesinato.

Según las personas que conocían a Li, quien había emigrado de China a Canadá el 2001, no había presentado ningún rasgo de esquizofrenia, desajuste emocional evidente o ataques de ira. Muchos lo catalogaron como trabajador y amable; sin embargo los terribles hechos acaecidos ese 30 de julio del 2008 nos hablan de otra cosa.

Ante el juez, Vince Li pidió perdón por lo que había hecho y solicitó, escuetamente, que lo ejecutaran. También explicó que unas voces lo obligaron a cometer el asesinato pues, si no lo hacía, sería asesinado por el propio McLean. Posteriormente, según su declaración, se dio cuenta de que nada de ello era cierto.

Tras varios análisis psiquiátricos, el jurado llegó a la conclusión de que Vince Wueiguang Li padecía de esquizofrenia, y fue confinado a un sanatorio, sin fecha de salida.

Actualmente, las declaraciones de Vince Li han variado. Según sus palabras (las cuales han sido rescatadas por su psiquiatra el Dr. Stanley Yaren), habría actuado bajo las órdenes de Dios, y aseguró que debía asesinar a Tim McLean porque era «un extraterrestre».

Pocos tiempo después, se dictaminó que Li no debía permanecer encerrado durante tanto tiempo, y que podía acceder a algunos beneficios, siempre bajo el cuidado de un especialista y un guardia, lo que incluso podía significar su puesta en libertad, en vista de su supuesta estabilidad mental tras los tratamientos.

La decisión conmocionó a los familiares y amigos de Tim McLean, quienes organizaron una campaña en contra de esta cuestionable decisión. Con poleras estampadas con el rostro de Tim, cientos de personas desfilaron por las calles, con velas en sus manos, solicitando una revisión del caso y que Li fuera encerrado de por vida.

La madre del malogrado joven, Carol Dedelley, sería una de las propulsoras de esta iniciativa. Según sus propias palabras, dijo no estigmatizar las enfermedades mentales, que estaba de acuerdo con los cuidados y tratamientos que se le otorgaban a Vince Li; pero que jamás se debería considerar la libertad para un sujeto que aun representa un claro riesgo para la sociedad.


El asesino que decapitó a un joven en un autobús, ante el juez: «Por favor, matadme»

Beatriz Cebas – Elmundo.es

6 de agosto de 2008

Vince Weiguang Li, el asesino que propinó más de 40 puñaladas y decapitó a Tim McLean, un joven canadiense, en un autobús el pasado miércoles ha comparecido por segunda vez en el juzgado.

A diferencia de la primera vez, cuando no pronunció ninguna palabra y se presentó sin ninguna representación legal, esta vez ha hablado. En un susurro, Li ha pedido: «Por favor, matadme».

A esperas de la evaluación psiquiátrica, un desajuste psicológico es la opción más probable por la que Li, calificado como «un trabajador amigable y leal», decidiera convertirse en el protagonista de esta historia real al más puro estilo de Hollywood.

No obstante, el Pastor Tom Castor, que ayudó a Li en los primeros momentos de vida en Canadá dijo que «nunca presentó ningún síntoma de ira o problemas emocionales». Además, no tenía antecedentes penales en su país de origen. Por su parte, Anna Li, esposa del asesino, se encuentra «asustada con todo lo que ha pasado y ha abandonado el apartamento en el que vivía con su marido», afirma el pastor.

«Estaba completamente calmado, como si fuera un robot». Así es como han descrito los testigos del crimen la actitud de Vince Weiguang Li al asestar las más de 40 puñaladas. Las armas empleadas fueron un cuchillo y unas tijeras, con las que procedió a decapitar y, según las grabaciones policiales, comer partes del cuerpo de Tim McLean. Según estos mismos testigos, antes de que la policía arrestara a este inmigrante chino, emigrado a Canadá hace cuatro años, éste se paseó con la cabeza del joven de 22 años en la mano.

La familia del fallecido está desconcertada y ha pedido a la prensa privacidad en una comparencia con los medios. El tío de la víctima, Alex McLean, calificó a su sobrino como «un espíritu libre al que le encantaba conocer gente y siempre veía el lado bueno de los demás».

El suceso se produjo el miércoles en el autobús de la compañía Greyhound que salió desde Edmonton con destino Winnipeg. Aunque víctima y verdugo estaban sentados uno al lado del otro, no cruzaron palabra en ningún momento ya que McLean, de 22 años, estaba con los cascos puestos. Todo parecía normal, ningún comportamiento extraño. Sin embargo, a la media hora de comenzar el viaje, Li empezó a apuñalar a su compañero de asiento, con el cual no tenía ningún tipo de relación.

Hace unos años, Canadá era un país muy seguro, donde este tipo de trágicos sucesos sólo se veían en las noticieros estadounidenses. Sin embargo, en los últimos tiempos los crímenes violentos se están convirtiendo en algo cada vez más cotidiano, por lo que las cifras de violencia y peligrosidad tienden a acercarse a las de su país vecino, según afirman las últimas encuestas policiales.


El asesinato de Tim McLean

Durikgroup.com

15 de febrero de 2015

El asesinato de Tim McLean (3 de octubre de 1985 – 30 de julio de 2008) se produjo en la tarde del 30 de julio de 2008. McLean, un canadiense de 22 años de edad, fue apuñalado, decapitado y canibalizado mientras viajaba en un autobús Greyhound Canadá cerca de 30 km. al oeste de Portage la Prairie, en la autopista Trans-Canada.

El 5 de marzo de 2009, al homicida de McLean, de 40 años de edad, Vince Weiguang Li (nacido el 30 de abril de 1968), se le encontró que no era penalmente responsable del asesinato y fue remitido a un centro de salud mental de alta seguridad.

Incidente

El incidente tuvo lugar cerca de Portage la Prairie, Manitoba, durante un viaje desde Edmonton a la ciudad natal de McLean de Winnipeg.

A las 12:01 p.m. del 30 de julio de 2008, Tim McLean, un trabajador de carnaval, regresaba a su casa después de trabajar en Manitoba en una feria en Alberta. Partió hacia Edmonton a bordo de autobuses Greyhound 1170 a Winnipeg, vía la carretera de Yellowhead a través de Saskatchewan.

Se sentó en la parte trasera, una fila delante del inodoro. A las 6:55, el autobús partió de una parada en Erickson, Manitoba, con un nuevo pasajero, Vince Weiguang Li. Li, un hombre alto de unos 40 años, con la cabeza rapada y gafas de sol, que originalmente se sentó cerca de la parte delantera del autobús, pero fue a sentarse junto a McLean después de una parada de descanso programado. McLean «apenas se percató» de Li, se quedó dormido contra el cristal de la ventana, con auriculares cubriendo sus oídos.

Según los testigos, McLean se acostaba con sus auriculares cuando el hombre que estaba sentado a su lado de repente sacó un cuchillo y comenzó a apuñalarle en el cuello y el pecho. El atacante luego lo decapitó y mostró su cabeza cortada a otros pasajeros que habían huido fuera del autobús.

El conductor y otros dos hombres intentaron rescatar a McLean, pero fueron expulsados ​​por Li, quien arremetió salvajemente contra ellos. Li se atrincheró detrás de las puertas bloqueadas del autobús. Li luego volvió hacia el cadáver y comenzó a cortar partes del cuerpo, las cuales consumió.

A las 8:30 p.m., la Royal Canadian Mounted Police (RCMP) en Portage la Prairie recibió un reporte de un apuñalamiento en un autobús Greyhound al oeste de la ciudad. Llegaron para encontrar al sospechoso todavía a bordo del autobús.

Los otros pasajeros se amontonaban en la carretera, algunos de ellos llorando y vomitando. El sospechoso había intentado antes escapar conduciendo el autobús, pero el conductor había activado el sistema inmovilizador de emergencia, haciendo que el vehículo fuera inoperable. Los testigos habían observado al sospechoso apuñalar y cortar el cuerpo de McLean.

A las 9:00 p.m., la policía se encontraba en un punto muerto con el sospechoso y había convocado a los negociadores especiales y a una unidad táctica fuertemente armados. El sospechoso, mientras tanto, se paseaba por el pasillo del autobús, mutilando y profanando el cadáver.

El 31 de julio de 2008, a las 1:30 a.m., el sospechoso intentó escapar del autobús rompiendo una ventana, pero fue arrestado por la Policía. Le dispararon con una Taser dos veces, esposaron y colocaron en la parte trasera de un coche patrulla.

Partes del cuerpo de la víctima, colocadas en bolsas de plástico, fueron recuperados del bus, mientras que el oído, la nariz y la lengua se encontraron en los bolsillos de Li. Parte de los ojos de la víctima y una parte de su corazón nunca se recuperaron y se supone que fueron comidos por Li.

Testimonios

Garnet Caton, un perforador sísmico de 26 años de edad que estaba sentado una fila por delante de McLean, describió escuchar «un grito que hiela la sangre», «me volví alrededor y el hombre sentado a la derecha [detrás] estaba de pie y apuñaló a otro tipo con un gran cuchillo de Rambo… Justo en la garganta. Repetidamente.»

Caton agregó: «Me enfermé después de ver la a cabeza. Algunas personas estaban vomitando, otras estaban llorando. El atacante sólo nos miró y dejó caer la cabeza en el suelo, en calma total». Un oficial de policía que se encontraba en el lugar dijo que el atacante también cortó partes del cuerpo de la víctima y los comió.

Antecedentes

Vince Weiguang Li nació en Dandong, China, el 30 de abril de 1968. En 1992, Li se graduó de la Universidad de Wuhan Instituto de Tecnología con una Licenciatura en Ciencias en Computadoras.

A partir de 1994-1998, Li trabajó en Beijing como ingeniero de software. Li emigró a Canadá desde China el 11 de junio de 2001 (aunque algunos periódicos dicen erróneamente que en 2004) convirtiéndose en un ciudadano canadiense el 7 de noviembre de 2006. Trabajó en Winnipeg en trabajos de baja categoría de Grant Memorial Church durante seis meses para mantener a su esposa, Anna.

El Pastor Tom Castor, que empleó [a] Li, dijo que se mostraba feliz con tener un trabajo y se había comprometido a hacerlo bien, a pesar de la barrera del idioma con otros miembros de la congregación.

«Creo que a veces se sienten frustrados por no poder comunicarse o entender», dijo Castor a CTV Winnipeg. «Pero tenemos un equipo muy paciente y parecía responder bien.» Castor también dijo que Li no mostró ningún signo de problemas de ira o cualquier otra dificultad antes.

Trabajó como operador de montacargas en Winnipeg, mientras que su esposa trabajaba como camarera.

Li se mudó a Edmonton en 2006, repentinamente dejando a su esposa sola en Winnipeg, hasta que se le unió más tarde. Su anterior trabajo incluye el servicio en un Wal-Mart, en un restaurante de comida rápida. Su jefe, Vincent Augert, describe a Li como confiable, trabajador y sin ningún signo de problemas.

Cuatro semanas antes del asesinato, fue despedido de Wal-Mart después de un «desacuerdo» con otros empleados. Poco antes del incidente, Li pidió tiempo libre para ir a Winnipeg para una entrevista de trabajo.

29 de julio 2008

En la medianoche [del] 28 de julio en Edmonton, Li subió a un autobús Greyhound rumbo a Winnipeg.

El 29 de julio, alrededor de las 6 p.m., Li se bajó del autobús en Erickson, Manitoba, con al menos tres piezas de equipaje, y pasó la noche en un banco al lado de una tienda de comestibles. Según un testigo, fue visto a las 3 a.m. sentado muy erguido, con los ojos bien abiertos.

En la mañana del 30 de julio, aún en el banco, vendió su ordenador portátil a un niño de 15 años de edad, Darren Beatty, por $ 60. El ordenador portátil fue retenido por la Policía Montada como prueba. Poco antes de las 6 p.m. Li subió al autobús con destino a Winnipeg, que transportaba [a] Tim McLean y 35 pasajeros más.

Garnet Caton, un testigo, dijo que el atacante parecía ajeno a los demás cuando se produjo el apuñalamiento, y agregó que estaba sorprendido por la calma del hombre. «No había rabia ni nada. Era como un robot, apuñalando al hombre», dijo.

Juicio

El juicio comenzó el 3 de marzo de 2009, con Li siendo declarado no penalmente responsable. Esto significa que él aceptó que se cometió la infracción, pero afirmó que él era incapaz de formar el elemento necesario mental o mens rea.

A pesar de no tener historial documentado de enfermedad mental antes de la matanza, un psiquiatra diagnosticó a Li con esquizofrenia. El psiquiatra dijo que Li realizó el ataque porque la voz de Dios le dijo que McLean era una fuerza del mal y estaba a punto de ejecutarlo. El presidente del tribunal aceptó el diagnóstico, y dictaminó que Li no era penalmente responsable del asesinato.

Li fue remitido al Centro de Salud Mental [de] Selkirk. A pesar de que no había salido por completo de la fase psicótica, el psiquiatra dijo que Li estaba empezando a darse cuenta de lo que había hecho, aunque no podía aceptar que había canibalizado a McLean.

El desastre

El incidente ha provocado numerosas llamadas y peticiones que demandan una mayor seguridad en los autobuses interurbanos.

La familia de Tim McLean interpuso una demanda de $ 150.000 contra Greyhound, el Fiscal General de Canadá y Li Vince.

El 3 de junio de 2010, a Li le permitieron [dar] paseos al aire libre supervisados dentro de su centro de salud mental, según la votación de la junta de revisión de la provincia.

El 16 de febrero de 2011, dos pasajeros, Debra Tucker de Port Colborne y Kayli Shaw de Londres presentaron una demanda en contra de Vince Li, Greyhound, la Real Policía Montada y el Gobierno de Canadá por haber sido expuestos a la decapitación. Cada uno de ellos solicitó US $ 3 millones en daños y perjuicios.

El 30 de mayo de 2011, el CBC informó de que Vince Li estaba respondiendo bien a su tratamiento psiquiátrico y que su médico ha recomendado que disfrute de breves periodos de libertad vigilada, escalonados durante varios meses.

El 17 de mayo de 2012, el National Post informó que Vince Li ha disfrutado de pases temporales que le han permitido salir del Centro de Salud Mental de Selkirk para visitar la ciudad, bajo la supervisión de una enfermera y un agente del orden público.

En una entrevista Li habló por primera vez diciendo que él comenzó a escuchar «la voz de Dios» en 2004 y que quería salvar a la gente de un ataque alienígena.

Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR