Nannie-Doss

La Abuela Risueña

  • Clasificación: Asesina en serie
  • Características: Parricidio - Intereses económicos
  • Número de víctimas: 8 - 11
  • Periodo de actividad: 1920s - 1954
  • Fecha de detención: Octubre de 1954
  • Fecha de nacimiento: 4 de noviembre de 1905
  • Perfil de las víctimas: Cuatro maridos; su madre; su hermana Dovie; su nieto Robert y una de su suegras, Arlie Lanning
  • Método de matar: Veneno (arsénico)
  • Localización: Varios lugares, Estados Unidos (Alabama), Estados Unidos (Carolina del Norte), Estados Unidos (Kansas), Estados Unidos (Oklahoma)
  • Estado: Condenada a cadena perpetua el 17 de mayo de 1955. Murió de leucemia el 2 de junio de 1965
Leer más

Nannie Doss

Matase.wordpress.com

21 de julio de 2011

Nancy Hazle, más conocida como Nannie, nació el 4 de noviembre de 1905 en Blue Mountain, una localidad de Alabama (Estados Unidos) y fue la mayor de los hijos del matrimonio formado por James y Lourdes Hazle. En verdad, Nannie era hija ilegítima de James, ya que nació cinco meses después de que James y Lourdes se conociesen.

Tuvo una infancia bastante desgraciada ya que su padre era un hombre muy estricto y un fanático religioso. A menudo impedía que sus hijos fuesen a la escuela para que ayudasen en el trabajo de la granja que tenía la familia. Por este motivo Nancy y sus hermanos apenas aprendieron a leer medianamente. En 1912, la familia se subió al tren para hacer una visita a unos familiares cuando, tras un frenazo, Nannie salió despedida golpeándose la cabeza con una barra de metal; esto le ocasionó fuertes dolores de cabeza y estados depresivos que la acompañarían toda su vida.

En su juventud apenas salía de la granja familiar dado que su padre les impedía a las hijas ir a bailes o maquillarse incluso. Él decía que lo hacía para impedir que los hombres las molestasen, aunque lo que en realidad consiguió fue que fuesen socialmente inadaptadas.

Cuando contaba con 15 años empezó a trabajar en una fábrica de hilo, donde conoció a Chares Braggs, un joven de 20 años que vivía con su madre soltera. Comenzaron a ir a la iglesia juntos y, tras cuatro meses de noviazgo y la aprobación de su padre, se casaron en 1921. La madre de Charles era una mujer sumamente extraña, que decidió que el matrimonio se fuese a vivir con ella a cierta distancia de Blue Mountain. Incluso impedía que la propia madre de Nannie se quedase a dormir cuando iba a visitarla.

Entre 1923 y 1927 tuvo cuatro hijas, aunque el matromonio [matrimonio] no iba muy bien debido a las constantes infidelidades por parte de ambos miembros. Charles, al igual que Nannie, solía desaparecer durante varios días, en una serie de borracheras que cada vez eran más frecuentes debido, según sus palabras, al estrés que sufría por las continuas discusiones entre su madre y su mujer.

En el año 1927 perdieron en dos semanas a dos de sus hijas, aparentemente por intoxicación alimentaria. Charles sospechó que las muertes habían sido causadas por su mujer, y se marchó de la casa levándose a la hija mayor, Melvina, y dejando a la recién nacida Florine con su madre. La madre de Charles falleció poco después también, y Nannie tuvo que llevarse a su hija de cuatro meses consigo al trabajo para poder subsistir.

En verano de 1928 Charles volvió a la casa donde vivía su mujer acompañado de su nueva pareja y de su hija para solicitar el divorcio.

Nannie se transladó poco después a la ciudad de Aniston, en donde cogió apego por la lectura de novelas de romance y por las secciones de contactos de los periódicos. En una de las respuestas que envió a los anuncios conoció a Frank Harrelson, un albañil de 23 años con quien se casó en 1929. A pesar de haber descubierto que su marido había sido una persona muy bebedora y que tenía antecedentes por violación, su matrimonio duró 16 años.

En el año 1943 la hija mayor de Nannie, Melvina, quedó embarazada de Robert Lee Haynes y dio a luz en la casa familiar. El bebé, una niña, falleció poco después de haber venido al mundo. Melvina creyó haber visto a Nannie con un alfiler en las manos, aunque la extenuación tras dos horas de parto y la intoxicación por éter etílico (un anestésico empleado cuando no había otro disponible) que presentaba no le permitieron asegurarlo; los médicos certificaron una muerte súbita.

Melvina comenzó a salir poco después con un soldado, quien disgustaba sobremanera a Nannie. Tras una fuerte discusión sobre este asunto, Melvina fue a visitar a su padre (que se encontraba separado en aquel momento de su madre) para hablar con él del comportamiento con su madre. El 7 de julio de 1945, mientras Melvina estaba en la casa paterna, el hijo de meses que había tenido con este soldado y que se encontraba al cuidado de su abuela, Robert, falleció por asifixia [asfixia] por causas no determinadas en la autopsia. Nannie cobró el seguro de vida de 500 dólares que había hecho al pequeño Robert.

En agosto 1945 el marido de Nannie fue una de las numerosas personas que celebraron la rendición de Japón en la II Guerra Mundial con una soberana borrachera. Tras estar todo el día bebiendo finalmente violó a Nancy en el dormitorio del matrimonio. Nannie estaba al día siguiente cuidando sus rosales cuando encontró casualmente una botella de whiskey de maíz enterrada, con lo que resolvió rellenar el espacio libre con matarratas. Frank Harrelson sufrió una noche agónica y falleció por la mañana tras beberse toda la botella.

Meses después, mientras Nannie se encontraba en Lexington (Carolina del Norte) respondió a un anuncio de contactos de Arlie Lanning, un hombre viudo muy similar a Frank. Tras una temporada intercambiando correo se casaron tan sólo tres días después de haberse visto por primera vez. Este matrimonio fue extraño a decir de quienes lo conocieron, ya que Nannie era una persona muy cariñosa en casa, aunque desaparecía durante dos o tres meses de vez en cuando. Arlie falleció dos años más tarde, en 1952, a causa de una insuficiencia cardíaca. La casa de la familia ardió hasta los cimientos poco tiempo después, lo que propició que Nannie cobrase el seguro.

Nannie se unió entonces al Círculo de Diamantes, un club para ayudar a la gente a encontrar su media naranja donde conoció a Richard L. Morton, un hombre de negocios de Emporia, Kansas, con quien se casaría poco después. Al igual que el resto de maridos de Nannie era un hombre adicto a las mujeres, aunque en este caso no era un alcohólico como sus predecesores. En enero de 1953 la madre de Richard, Louisa, se fue a vivir con ellos para estar más cerca de su hijo. Como la relación entre Nannie y Louisa era caótica ya desde la primera vez que se habían visto, la idea de tener que vivir con ella le resultaba repulsiva, y Nannie acabó por envenenarla dos semanas después de iniciarse la convivencia con su suegra. Richard moriría también envenenado en marzo de ese año. Ambas muertes fueron calificadas de muertes naturales, lo que hizo que la gente se compadeciese de Nannie por tan «trágicas pérdidas» en tan poco tiempo.

Poco después de la muerte de Richard, Nannie conoció a Samuel Doss, un hombre muy religioso que desaprobaba el alcohol y las relaciones extramatrimoniales, así como las novelas románticas que tanto le gustaban a Nannie. Se casaron en julio de 1953 y se fueron a vivir a Tulsa. En septiembre de ese año Samuel fue ingresado en el hospital de la localidad aquejado de síntomas presuntamente similares a la gripe, aunque los médicos le diagnosticaron finalmente una infección severa del tracto digestivo. Estuvo todo ese mes y un poco del siguiente a tratamiento internado y finalmente le dieron el alta el 5 de octubre. Samuel murió esa misma tarde, poco después de haber cenado. Nannie inició los trámites para cobrar los dos seguros de vida que tenía contratados Samuel, aunque al médico de la familia le pareció sospechoso y solicitó permiso para hacerle una autopsia al cadáver de Samuel. El juez le dio permiso y la autopsia reveló grandes cantidades de arsénico en el organismo del fallecido. Nada más enterarse el juez, Nannie fue detenida como sospechosa de haber asesinado a Samuel Doss.

Una vez que comenzó el interrogatorio Nannie confesó haber asesinado con arsénico a Samuel Doss, a sus anteriores cuatro maridos, a dos de sus hijas, a su madre, a dos de sus nietos y a su suegra. Es Estado de Oklahoma sólo la juzgó por el asesinato de su último marido y Nannie se declaró culpable el 17 de mayo de 1955. La fiscalía solicitó para ella la cadena perpetua en vez de la pena de muerte debido a su género, haciendo hincapié en que si hubiese sido un hombre hubiesen pedido que su condena fuese la silla eléctrica. Finalmente fue condenada a cadena perpetua a cumplir en la Prisión Estatal de Oklahoma.

El 2 de junio de 1965 Nancy «Nannie» Doss murió a los 59 años de edad en la enfermería del presidio debido a una leucemia.


La abuelita risueña

Pedro Soto de Landa – Morbidofest.com

7 de noviembre de 2013

Sabiduría, respeto y cariño son algunas de las palabras que describen a aquellas personas de nuestra línea ascendiente. Y no, en esta ocasión no hablaré de nuevo de padres despiadados que asesinan a sus hijos sin titubear. Me refiero a los que siguen en dicha línea, a los padres de nuestros padres. Puedo apostar que todos y cada uno de ustedes tienen o tuvieron en su vida a uno o varios abuelos que llegaron a convertirse en más que sus familiares más importantes. Los abuelos son aquellos padres que no tienen que educarnos, sino guiarnos, consentirnos y aconsejarnos. A pesar del cliché estúpido y sobado, los abuelos no representan ignorancia o debilidad, al contrario, son aquellos que logran mantener familias de decenas unidas. Merecen toda nuestra admiración por lograr lo que han logrado.

A veces la inteligencia y obscuras intenciones de algunos abuelos se esconden detrás de ese rostro encantador. A esto me refería previamente cuando mencionaba el no juzgarlos por su edad. Como hemos aprendido en esta columna, nadie en la faz de la Tierra es de fiar. O bueno, al menos esto le sucedió a la familia de Nancy Hazle.

Nancy, o Nannie como la apodaban de cariño, nació en Alabama en 1905. Siguiendo la tradición de muchos asesinos, no tuvo una infancia muy agradable. Su padre era un conservador extremista. Abusaba psicológicamente de Nannie y sus cuatro hermanas. Las obligaba a trabajar en su granja en vez de que asistieran a la escuela. Prohibía a sus hijas maquillarse como método de prevención a ser abusadas por chicos mayores. Esta patética «educación» resultó en un odio profundo hacia su padre. Lo aborrecía enormemente.

Las cosas mejoraron (por algún tiempo) cuando Hazle conoció a un tipo llamado Charles Braggs. Trabajaban juntos y al poco tiempo de salir, decidieron casarse. Ella sólo tenía 16 años. A los pocos años de matrimonio tuvieron cuatro hijos; esto fue agotando, poco a poco, la paciencia de Nannie. Ser madre no la hacía del todo feliz. Comenzó a beber y fumar; hábitos que se convirtieron en vicios. Su matrimonio comenzó a ir en picada, ambos tenían sospechas sobre adulterio y apenas se dirigían la palabra. Un día, dos de las cuatro hijas de Nannie fallecieron por una intoxicación. Charles sospechó de Nancy, la acusó de asesinato y se llevó a sus hijas, abandonándola. Al poco tiempo se divorciaron, él siempre afirmó «que tenía pavor de su esposa». A pesar de estas declaraciones, Nancy consiguió la patria potestad y recuperó a sus hijas.

Esto no la detuvo, y se mudó a Jacksonville. Ahí comenzó la intensa búsqueda de su nuevo «amado». Publicaba constantemente columnas románticas en el periódico local hasta que logró atrapar la atención de un trabajador local. Su nombre era Roberto Harrelson, quien se convirtió al poco tiempo en su segundo esposo. A pesar de descubrir que él contaba con un registro criminal de primera y ser un alcohólico, su matrimonio duró 16 años.

Durante esos años, su hija mayor y sus dos nietos vivieron con ella. Nancy no resultó ser el tipo de abuela que hablábamos al principio. No era cariñosa, ni atenta. Era una abuela desesperada que odiaba los llantos y alaridos en sus casa. Uno de sus nietos falleció al poco tiempo de haber nacido, pero uno era suficiente para volver a esta mujer más loca de lo que ya estaba. Un día, su segundo nieto fue encontrado muerto. Los doctores declararon que la causa había sido asfixia, pero no lograron darle una explicación más precisa. Al poco tiempo de este terrible suceso, Robert (su esposo), quien aún vivía, regresó de la guerra. Esto lo dejó traumatizado y un día de copas violó a Nancy. Al día siguiente, Robert fue encontrado muerto, con una botella de whiskey a su lado.

La vida de Nancy parecía no poder ir peor ¿no lo creen? ¡Ja! Si supieran todo lo que falta. Mientras realizaba un viaje por Carolina del Norte, la ahora viuda, conoció a otro tipo. Y este tipo no tenía nada de nuevo, cumplía con todo lo que le gustaba: alcohólico, mujeriego y golpeador. ¿Lamentablemente?, su tercer esposo falleció por un ataque al corazón. Nancy recibió un gran apoyo de la gente de su pueblo y de su hermana, Dovie, quien la recibió en su casa con los brazos abiertos. Pobre Dovie, si tan solo hubiera sabido que le abría las puertas de su casa una plaga mortal. Y sí, por si se lo preguntaba, Dovie murió al poco tiempo.

Nancy se casó dos veces más en un plazo de tiempo corto. Como era de esperarse ambos fallecieron, pero fue hasta el quinto que la policía comenzó a sospechar (lo sé, ¡patético!) e investigaron el caso. Resultó ser que en la autopsia de su último marido, encontraron una cantidad bastante generosa de arsénico en su sistema. Nannie fue arrestada al ser sospechosa de haber cometido un asesinato. Su juicio fue algo de otro mundo. Parecía salido de una película de Hitchcock. Se le culpaba de un solo asesinato y terminó confesando haber matado a cuatro de sus cinco esposos, a una de sus suegras, a su hermana, ¡a sus dos hijas! y a su nieto. Desde el arresto, hasta su encarcelamiento, Nannie nunca dejó de sonreír. Su actitud cínica le dio fama por todo Estados Unidos. Incluso, como todo buen asesino serial, recibió un alias: «La Abuela Risueña».

Vaya mujer la que resultó ser esta abuelita. Agradezco a quien le tenga que agradecer haber nacido en una familia con dos grandes abuelas, a quienes admiro y respeto. Y espero que aquellos que comparten mi misma fortuna corran, abracen y agradezcan a sus respectivos abuelos de no ser plagas cargadas de arsénico. Como siempre mi consejo sigue siendo el de siempre: la vida nunca es lo que parece; abran los ojos, sospechen de todos. Háganlo antes de que alguien cobre su seguro de vida después de que un «terrible accidente» haya terminado.


Nannie Doss

Wikipedia inglesa

Nannie Doss (nacida como Nancy Hazel, 4 de noviembre de 1905 – 2 de junio de 1965) fue una asesina en serie americana responsable de la muerte de 11 personas entre los años 1920 y 1954.

Doss confesó finalmente los asesinatos en octubre de 1954, después de que su quinto marido falleciera en un pequeño hospital de Tulsa, Oklahoma. En total, se supo que había matado a cuatro maridos, dos hijos, sus dos hermanas, su madre, un nieto, y una de sus suegras.

Primeros años

Doss nació el 4 de noviembre de 1905 en Blue Mountain, Alabama, actualmente parte de Anniston, como Nancy Hazel, hija de Louisa «Lou» (nombre de soltera) y James F. Hazel. Doss tenía un hermano y tres hermanas. Tanto Doss como su madre odiaban a James, un padre y esposo controlador. [Doss] tuvo una infancia infeliz. Fue una estudiante limitada que nunca aprendió a leer de forma correcta; su educación era irregular porque su padre obligaba a sus hijos a trabajar en la granja en lugar de permitirles ir a la escuela.

Cuando tenía alrededor de 7 años, la familia hizo un viaje en tren para visitar a unos familiares que vivían en el sur de Alabama. En un momento dado, el tren se detuvo súbitamente y Doss se golpeó la cabeza con la barra de metal del asiento que estaba situado enfrente de ella. Durante los años siguientes, [la niña] sufrió fuertes dolores de cabeza, depresión y pérdida de conocimiento, que atribuía al accidente.

Durante la infancia, su pasatiempo preferido consistía en leer las revistas románticas de su madre mientras fantaseaba con un futuro romántico. Más tarde, su afición favorita fueron las columnas de corazones solitarios [páginas de contactos].

En la adolescencia, el padre de Hazel prohibió a ella y a sus hermanas usar maquillaje y vestirse con ropa atractiva. Así, trataba de evitar que sus hijas fueran molestadas por los hombres. Asimismo, tampoco les permitió ir a los bailes y a otros eventos sociales.

Primer matrimonio

Doss se casó por primera vez a los 16 años con Charley Braggs. Ambos se habían conocido en la fábrica textil donde trabajaban, y después de recibir el consentimiento de su padre y haber pasado cuatro meses de noviazgo, se casaron. Él era hijo único de una madre soltera que insistió en continuar viviendo con el hijo después de que éste contrajera matrimonio. Doss escribiría más tarde:

«Cumpliendo con los deseos de mi padre, en 1921 me casé con un chico al que había conocido unos cuatro o cinco meses antes. Él no tenía familia, solamente una madre soltera que controló mi vida durante nuestro matrimonio. Nunca le pareció mal lo que él hacía pero a menudo caía enferma. No dejaba que mi propia madre se quedara toda una noche…»

La madre de Braggs reclamaba una gran parte de su atención y limitó las actividades de Doss. El matrimonio tuvo cuatro hijas de 1923 a 1927. La joven madre, estresada, comenzó a beber, y su hábito de fumar de manera ocasional se convirtió en una adicción constante. Los dos cónyuges, descontentos, sospecharon, con razón, de la fidelidad de cada uno.

A principios de 1927, el matrimonio perdió a sus dos hijas debido a la intoxicación por unos alimentos; Braggs, sospechando que Doss los había matado, cogió a Melvina, su primogénita, y huyó, dejando a la recién nacida Florine con su esposa. Poco después, la madre de Braggs murió y Doss empezó a trabajar en una fábrica de algodón para mantener a Florine y a sí misma.

Braggs regresó con Melvina en el verano de 1928. Braggs y Nannie pronto se divorciaron y llevaron a las dos niñas de vuelta a la casa de su madre. Braggs siempre mantuvo que abandonó a su mujer porque tenía miedo de ella.

Segundo matrimonio

Durante su estancia en Anniston, Doss mitigó su soledad mediante la lectura de novelas románticas y material de similares características. También estudió detenidamente la columna de corazones solitarios y escribió a los hombres que se anunciaban. Un anuncio que le interesó particularmente fue el de Robert Franklin «Frank» Harrelson, un joven de 23 años que trabajaba en una fábrica de Jacksonville. El hombre le mandó una poesía romántica, y ella le envió un pastel. Se conocieron y se casaron en 1929, dos años después del divorcio con Braggs, cuando ella tenía 24 años. Vivieron juntos en Jacksonville, con Melvina y Florine Braggs. Al cabo de unos meses, Doss descubrió que su nuevo marido era un alcohólico y que tenía antecedentes penales por asalto. A pesar de ello, la relación duró 16 años.

Nietos

En 1943, la hija mayor de Doss, Melvina, dio a luz a Robert Lee Haynes. Otro bebé le siguió dos años más tarde, pero murió poco después. En un momento dado, cuando Melvina se encontraba bajo los efectos de la anestesia y agotada por el esfuerzo del parto, le pareció ver cómo su madre clavaba un alfiler en la cabeza del recién nacido. Cuando pidió a su marido y a su hermana una explicación, éstos le dijeron que Doss les había dicho que el bebé estaba muerto, mientras sostenía un alfiler.

Los médicos, sin embargo, no pudieron dar una explicación positiva. Los padres, afligidos, se separaron y Melvina comenzó a salir con un soldado. Doss desaprobó la relación. Mientras Melvina visitó a su padre después de una fuerte pelea con su madre, su hijo Robert murió misteriosamente cuando estaba al cuidado de su abuela, el 7 de julio de 1945. La muerte fue diagnosticada como asfixia por causas desconocidas, y dos meses más tarde Doss recogió el seguro de vida de 500 dólares que había hecho al nombre del niño.

La muerte de Frank

En 1945, Harrelson celebró de forma intensa la rendición de Japón frente a las tropas aliadas al final de la Segunda Guerra Mundial. Fue así como, después de una noche de borrachera, el hombre violó a Nannie. Al día siguiente, mientras cuidaba sus rosales, la mujer descubrió un frasco de whisky de maíz que estaba enterrado en el suelo. La violación había sido la gota que había colmado el vaso, por lo que cogió el frasco y lo llenó con un raticida. Harrelson falleció de una muerte dolorosa por la noche.

Tercer matrimonio

Doss conoció a su tercer marido, Arlie Lanning, a través de otra columna de corazones solitarios mientras viajaba a Lexington, Carolina del Norte, y se casó con él tres días más tarde. Al igual que su predecesor, Harrelson, Lanning era un alcohólico y mujeriego. Sin embargo, en este matrimonio, era Doss la que desaparecía durante meses con frecuencia. Cuando su marido murió de, según se dijo, una insuficiencia cardíaca, la ciudad entera acompañó a Doss en el funeral. Poco después, la casa de la pareja, que había sido dejada a la hermana de Lanning, se incendió. El dinero del seguro fue a parar a la viuda Nannie, y después de que la madre de Lanning muriera mientras dormía, Nannie Doss se marchó de Carolina del Norte y se fue a vivir a la casa de su hermana Dovie, quien fallecería poco después.

Cuarto matrimonio

En busca de otro marido, Nannie se unió al Diamond Circle Club y pronto conoció a Richard L. Morton, de Emporia, Kansas, quien no tenía problemas con la bebida, pero era un mujeriego. Morton encontró la muerte en abril de 1953, tres meses después de que la madre de Nannie, «Lou», fuera a vivir con ellos y también muriera envenenada.

Quinto matrimonio

Doss se encontró y se casó con Samuel Doss, de Tulsa, Oklahoma, en junio de 1953. Este hombre desaprobaba las novelas románticas e historias que Doss adoraba. En septiembre, Samuel fue ingresado en el hospital con síntomas similares a la gripe, donde se le diagnosticó una infección del tracto digestivo severo. El paciente fue tratado y fue dado de alta el 5 de octubre. Doss lo mató esa tarde en su carrera por cobrar las dos pólizas de seguros de vida que había solicitado. Esta muerte súbita alertó a su médico, quien ordenó una autopsia. Ésta reveló una enorme cantidad de arsénico en su sistema. Doss fue rápidamente detenida.

Confesión y la convicción

Doss confesó haber matado a cuatro de sus maridos, a su madre, a su hermana Dovie, a su nieto Robert, y a su suegra Lanning. El estado de Oklahoma centró su caso sólo en Samuel Doss, al que había conocido a través de un anuncio de corazones solitarios después de que éste hubiera perdido a su esposa, Winniferd, y a nueve niños debido a un tornado que se formó en el condado de Madison, en Arkansas.

La fiscalía encontró a Nannie Doss mentalmente apta para ser juzgada. El fiscal de Tulsa responsable de su condena fue J. Howard Edmondson, quien más tarde se convirtió en el gobernador del estado de Oklahoma. Ante la insistencia de Ramon Theodore Doss, el hermano de Samuel Doss, se realizó una autopsia al cuerpo de Samuel, descubriéndose que había suficiente arsénico en él como para matar a cuarenta caballos.

Nannie Doss tenía una receta de pastel de batata, que era el favorito de Samuel Doss. Así, camufló el arsénico entre el pastel y se lo dio de comer en tres ocasiones diferentes antes de su muerte.

[Nannie] se declaró culpable el 17 de mayo de 1955, y fue condenada a cadena perpetua. El estado no pronunció la pena de muerte debido a su género. Doss nunca fue acusada de las otras muertes, sin embargo, muchas fuentes indican que mató entre 8 y 11 personas. Murió de leucemia en el hospital de la Penitenciaría del Estado de Oklahoma en 1965.

Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR