Jodi Ann Arias

Atrás Nueva búsqueda
jodi-arias
  • Clasificación: Asesina
  • Características: Crimen premeditado - Celos - Mató para evitar que la víctima pudiera tener una relación sentimental con otra mujer
  • Número de víctimas: 1
  • Periodo de actividad: 4 de junio de 2008
  • Fecha de detención: 15 de julio de 2008
  • Fecha de nacimiento: 9 de julio de 1980
  • Perfil de las víctimas: Travis Alexander, de 30 años (su exnovio)
  • Método de matar: Arma de fuego - Arma blanca (cuchillo)
  • Localización: Mesa, Estados Unidos (Arizona)
  • Estado: Condenada a cadena perpetua el 13 de abril de 2015
Leer más

Jodi Arias, el juicio que tiene impactados a los estadunidenses

Agencias – Excelsior.com.mx

21 de febrero de 2013

La hispana Jodi Arias, hija de padre mexicano y madre alemana, acusada de matar a su novio, podría enfrentar la pena de muerte de ser hallada culpable, a pesar de argumentar defensa propia.

El mediático juicio contra la hispana Jodi Arias, acusada de haber matado a su novio, continuó con el testimonio de la mujer, que admitió ante el jurado haber disparado a su pareja en defensa propia, pero que no recuerda el apuñalamiento.

Después de varios días de testimonio, Arias, de 32 años, relató ante la corte los hechos ocurridos en Mesa, Arizona, el 4 de junio de 2008, cuando supuestamente mató a Travis Alexander, con quien mantuvo una relación tormentosa por varios años.

La acusada dijo que ese día se encontraban juntos en el baño tomando fotografías de él desnudo, cuando a ella se le cayó la cámara, lo que provocó la ira de Alexander.

Relató que salió corriendo buscando refugio en un armario, donde recordó que se encontraba un arma de fuego que tomó entre sus manos y salió del lugar.

«Le apunté tratando de evitar que se acercara a mí, cuando me sujetó por la cintura, hubo un forcejeo y el arma se disparó sin que me diera cuenta», dijo Arias.

La mujer agregó que pensó que no lo había herido, ya que éste siguió forcejeando con ella, por lo que temió por su vida, ya que en el pasado casi la había asfixiado con sus propias manos.

Arias, de ascendencia mexicana por parte de padre, dijo no recordar nada más, solo breves escenas, entre ellas, una de ella soltando un cuchillo que cayó al piso del baño. Dijo que lo siguiente que recuerda es estar manejando por el desierto.

Mientras manejaba, la mujer se percató que tenía sangre en las manos y recuerda haber tirado la pistola en el desierto, así como la ropa que traía en un basurero.

«Fue cuando me di cuenta que mi vida había cambiado para siempre», dijo Arias, quien aseguró seguir enamorada de Alexander, aunque de distinta manera.

Al ser cuestionada por su abogado de por qué no llamó al número de emergencia 911 para reportar los hechos, contestó que en ese momento no podía imaginar hacerlo.

El cuerpo de Alexander fue descubierto cinco días después por unos amigos. Había recibido un disparo en la cara, su cuello había sido cortado de lado a lado y había sido apuñalado 27 veces.

«No quería que nadie supiera lo que había pasado, lo que había hecho», dijo Arias, quien aseguró haber contemplado la posibilidad de suicidarse.

La fiscalía asegura que Arias asesinó a Alexander en un arranque de ira y celos y que el asesinato fue premeditado.

Por su parte, la defensa ha centrado sus argumentos en que Arias mató a Alexander en defensa propia, ya que, como la acusada ha afirmado durante el juicio, la relación con su novio fue tormentosa.

Arias testificó en días pasados haberse sentido como una prostituta debido a que Alexander la obligaba a complacer sus fantasías sexuales, las cuales incluían fotografías y vídeos.

En caso de ser encontrada culpable, Arias podría enfrentar la pena de muerte .

El juicio y sus incidencias fueron documentados por el programa de CBS, 48 hours.


Sexo, mentiras y casettes: las claves para entender el juicio del año en EEUU

Cnnespanol.cnn.com

4 de mayo de 2013

El juicio por asesinato más mediático del año en EEUU se encuentra en su recta final. El jurado, que ha estado en el tribunal desde enero, escuchando las acusaciones y defensas de Jodi Arias comenzó las deliberaciones el viernes después de alegatos finales y emitirá su veredicto el lunes. El caso ha capturado un enorme interés entre los estadounidenses. Mientras medio EEUU mira a la cadena hermana de CNN, HLN, para seguir cada giro del juicio en directo, o intenta conseguir uno de los escasos asientos que se sortean en la sala del tribunal (sí, ahora se sortean), la otra mitad del país se pregunta: «¿Jodi qué?». Si usted es uno de los segundos, aquí van las claves para entender el juicio del año en dos minutos:

¿Quién es quién?

Más allá de los detalles escabrosos que apuntan a que Jodi Arias es la víctima, Travis Alexander, la que fuera su pareja, de 30 años, fue brutalmente asesinado en Mesa, Arizona, en junio de 2008. Ella está acusada del crimen.

La fe era una parte fundamental de la vida de Alexander. Hijo de adictos a la metanfetamina, Alexander creció en Riverside, California, con tres hermanos y cuatro hermanas. Su abuela lo introdujo al mormonismo cuando era un niño. Después de graduarse de la escuela secundaria se fue en una misión de dos años a Denver. Más tarde se trasladó a Mesa, donde hay una fuerte comunidad mormona y se convirtió en un orador motivacional y empresario. También fue autor de un libro titulado, El aumento de Usted.

Arias vivía en Yreka, California, cuando conoció a Alexander a una convención de negocios en Las Vegas en septiembre de 2006. En noviembre, él bautizó [a] Arias en la fe mormona, una ceremonia a la que, según explicó Arias, le siguió una sesión de sexo anal. Arias se convirtió en su novia, dos meses más tarde.

Se separaron en el verano de 2007 y Alexander comenzó a salir con otras mujeres. Aún así, él y Arias se veían de vez en cuando para pasar el rato en varias ocasiones hasta que, desencantada, Arias asegura que regresó al norte de California. Aunque siguieron en contacto.

La versión de la acusación

El cuerpo desnudo de Alexander se encontró metido en la ducha de pie después de haber faltado a dos citas, lo que llevó a sus amigos a acudir a su casa. Había sido apuñalado 27 veces en la espalda y el torso y recibió un disparo en la cabeza. Tenía la garganta cortada de oreja a oreja.

Arias dijo inicialmente a un investigador, «He oído un montón de rumores, y que no había mucha sangre.» Más tarde afirmó que ella lo mató, aunque aseguró que fue en defensa propia.

Según Juan Martínez, abogado adjunto del Condado de Maricopa Arias había preparado la escena del crimen para que se viera como una auto-defensa y trató activamente de beneficiarse de la atención de los medios.

Antes de la muerte de Alexander, Martínez asegura que Jodi Arias robó una pistola del calibre 25 a sus abuelos, alquiló un coche en Redding, California, apagó su teléfono celular y compró bombonas de gas para que no hubiera ningún registro que estaba en Arizona. «La única razón para mantener todo esto en secreto, era lo que ella trataba de hacer, ya que pretendía suicidarse y ella estaba haciendo estos preparativos», dijo el fiscal.

Por último, de acuerdo con el argumento de cierre de Martínez, después de que ella mató a Alexander, se conectó alguien fuera del estado con quien mantenía cierta relación romántica para que fuera su coartada.

La defensa de Arias

El abogado defensor Jennifer Willmott señaló que Arias fue víctima de una relación de control, psicológicamente abusiva y que Alexander Arias la consideraba «su pequeño secreto sucio».

Antes de que Arias matara a su ex en defensa propia, Willmott asegura que fue objeto de sexo vaginal violento. Después dejó caer que él se puso agresivo, la defensa dijo, y que si Arias no se hubiera defendido, los investigadores habrían encontrado a Arias en lugar de Alexander, muerto en el baño.

Argumentar la posición de la fiscalía de que Arias estaba obsesionada con Alexander y lo acechaba no encaja, según otro abogado de la defensa, Kiki Nurmi, con el perfil activo que ella demostró en un sitio de citas de mormones.

En cuanto a la alegación de que Arias intentó deslizarse subrepticiamente dentro y fuera de Arizona sin dejar rastro, Nurmi señaló que Arias fue al aeropuerto de Redding, California, para alquilar su coche para el viaje. «Un aeropuerto con cámaras de seguridad y de seguridad a su alrededor», dijo el abogado de la defensa, «no una agencia de alquiler de coches en las afueras de la ciudad. Un aeropuerto que no tiene ningún sentido si usted está en una misión secreta.»

Nurmi también cuestionó el argumento de la fiscalía respecto al gas, diciendo que Arias pudo haber evitado un rastro de papel, simplemente mediante el pago en efectivo.

Fascinación

Si usted no se había dado cuenta, ahora entenderá por qué el caso ha atraído a las masas. Está lleno de sexo, mentiras y las imágenes digitales, muchas de ellas morbosas.

Arias misma ha twitteando desde la cárcel -a través de un proxy, por supuesto- criticando a HLN y al fiscal Martínez, y la dirección de los seguidores de un sitio web que vende arte en su nombre. Para algunos medios de comunicación, el caso es de oro.

HLN ha creado un espectáculo, «After Dark: The Trial Jodi Arias», que invita en el estudio y a la audiencia en el hogar a debatir los argumentos de la jornada en el juicio. Su sitio web ofrece todas las facetas del caso, incluyendo una galería de fotos que contiene 180 fotos de prueba.

El Huffington Post tiene una cobertura similar, y KPHO y KNVX en Phoenix ambas afiliados a CNN tienen páginas de prueba especiales en sus sitios web.

Antes de que usted ponga el grito en el cielo porque unos medios de comunicación sensacionalistas se benefician de una muerte espantosa, sean conscientes de que la gente está pidiendo a gritos la cobertura. HLN ha disfrutado de votaciones que aumentaban de forma masiva desde que comenzó el juicio, y la gente llegaba a conducir horas para ver el juicio en directo.

Los espectadores comenzaron a hacer cola el viernes a la una de la madrugada, más de seis horas antes de que el tribunal abriera, para conseguir un asiento, según KPHO.

Hasta el 25 de abril, el público tuvo acceso a la sala por orden de llegada, pero el juez lo cambió a un sistema de sorteo para los alegatos finales, según informó la emisora.

Everardo McFarlane de Phoenix no estaba muy satifecho con el cambio, ya que estaba en primera fila el viernes, pero no logró una plaza en el sorteo. «Sólo espero que se haga justicia.»

RD Williams, de Amarillo, Texas, no tenía el lujo de un corto trayecto en coche para llegar a la ciudad. «Son 10 horas parando dos veces para cargar combustible. No traje latas de gasolina adicionales», dijo Williams, haciendo una broma sobre un argumento clave en el caso.

Posibles consecuencias

Qué le puede pasar a Arias es una incógnita. Si el jurado no logra un acuerdo podría enfrentar un nuevo juicio.

La fiscalía reclama una condena por asesinato en primer grado, ya que su caso ha girado en torno a la premeditación de Arias para el crimen. Si es declarada culpable, Arias se enfrentará a un mini-juicio para determinar si ella mató a Alexander de forma cruel y sabía que iba a sufrir.

Una condena por asesinato en primer grado podría significar la pena de muerte a menos que un jurado le conceda indulgencia, en cuyo caso su pena sería cadena perpetua y podría optar a la libertad condicional durante al menos 25 años.

Si el fiscal no puede probar la premeditación, Arias podría ser condenada por asesinato en segundo grado, de 10 a 22 años de cárcel. Asimismo, el jurado puede decidir que Arias mató a Alexander imprudentemente o que él la atacó. Habría entonces posibilidad de ser declarada culpable de homicidio involuntario.

Si por último, el jurado la condidera [considera] no culpable o determina que actuó en defensa propia y que sus acciones eran razonables, ella entonces sería libre para perseguir su sueño de convertirse en un fotógrafo profesional, y el circo mediático debería mudarse a otra ciudad.


Jodi Arias: Dramático caso de violencia que conmocionó a la opinión pública

María Paz Miranda – Guioteca.com

4 de abril de 2014

Jodi Arias (32) es de ascendencia mexicana por parte de padre y en mayo pasado fue declarada culpable tras un juicio que duró cinco meses por el asesinato en primer grado de su novio Travis Alexander.

Alexander era un hombre de negocios y conferencista en charlas sobre motivación. Después de que la policía encontró su cuerpo descomponiéndose en la ducha de su apartamento en Arizona, con un tiro en la cara y apuñalado 27 veces el 9 de junio de 2008, Arias era la principal sospechosa.

El sitio Semana, siguió el caso judicial, en el que la mujer negó tener conocimientos sobre crimen, pero su versión cambió cuando le informaron que entre las pruebas estaba la huella sangrienta de la palma de su mano en la pared.

«Usted mató a Travis Alexander?», le preguntó el abogado de la defensa a Arias, Kirk Numi.

«Sí» replicó ella. «La respuesta simple es que él me atacó y yo me defendí».

La policía encontró como pruebas una cámara fotográfica dentro de la lavadora que contenía fotografías del día del crimen mientras Travis se duchaba.

Jodi Arias confesó ante el Jurado que conoció a Alexander en una convención en septiembre de 2006 en Las Vegas y la atracción fue instantánea, aunque ella le admitió que vivía con su novio.

Cuando ella volvió a su casa en California se llamaban por teléfono casi todos los días, al finalizar la semana terminó con su novio para poder salir con él. Los encuentros de la pareja eran en hoteles y moteles, encuentros apasionados y agitados, dado que Alexander tenía sus gustos particulares.

La pareja se volvió oficial en febrero de 2007, hasta que Arias encontró que Alexander estaba coqueteando con una mujer mormona casada en Myspace.

Jodi relató que el día de la muerte de Alexander se estaban tomando fotos desnudos en la ducha y a ella se le cayó la cámara accidentalmente, lo que enojó a Alexander.

Con furia, él la tiró con fuerza contra el piso, gritándole. Ella corrió al clóset para escapar de él, pero podía oír como él la seguía. Agarró una pistola que estaba en un estante de su clóset y trató de salir corriendo.

«Le apunté con mis dos manos. Pensé que eso lo pararía pero venía corriendo hacia mí. Se tiró encima de mí, me agarró de la cintura y en la lucha la pistola se disparó. Yo no tenía la intención de disparar. Ni siquiera sabía que estaba apretando el gatillo. Pero se tiró en contra mía y yo me caí muy duro en el piso de cerámica. No me di cuenta que estuviera herido, estábamos luchando. Me estaba agarrando la ropa y yo me levanté, él está gritando fuera de sí, me dijo “te mato perra”», sostuvo Arias.

Durante el juicio, Arias, aseguró que fue víctima de violencia doméstica y habría actuado en defensa propia. Los argumentos de la acusada no convencieron al jurado que la declaró culpable, aunque no pudo llegar a una decisión sobre si Arias merecía ser sentenciada a la pena de muerte.

Después que Jodi Arias fuera condenada de asesinato en primer grado por la muerte de su ex novio, se mantiene vigilada durante las 24 horas en una celda pequela [pequeña] y alejada de cualquier objeto que pueda ocasionarle la muerte, luego de declarar que prefería la pena de muerte que vivir el resto de su vida en prisión.


Jodi Arias mató a su novio después de un día de «sexo duro»

EFE – Eldiariony.com

14 de enero de 2015

La Corte Superior del condado Maricopa en Arizona dio a conocer el martes el testimonio secreto dado a puerta cerrada por la hispana Jodi Arias en el segundo juicio en su contra donde lucha por evitar ser sentenciada a la pena de muerte por el asesinato de su novio.

Según los documentos, dados a conocer debido a la insistencia de varios medios de comunicación por tener acceso al testimonio de Arias, en las primeras preguntas, la acusada admite haber matado a su novio Travis Alexander.

Al ser cuestionada por su abogado defensor, la hispana aseguró que le tomó dos años aceptar su culpabilidad, porque ni ella misma creía que había sido capaz de haber hecho algo «tan horrible».

«Nunca me imaginé que podría hacer eso a otro ser humano», dijo Arias.

Indicó sentir remordimiento por las series de mentiras que dijo a lo largo de la investigación del caso y reconoció que cuando dejó un mensaje en la maquina contestadora de Alexander sabía que había «hecho algo mal».

El testimonio está compuesto por dos partes. El primero, que consta de 144 páginas proviene de las declaraciones hechas por Arias el pasado 30 de octubre, y el segundo, que consta de 105 páginas, proviene de las declaraciones del 3 de noviembre.

Varios medios de comunicación presentaron una petición para conocer y obtener el testimonio del testigo «secreto», por el cual todas las personas fueron obligadas a salir de la corte para que diera su testimonio.

Después se supo que ese testigo fue la misma Arias, quien el año pasado fuera declarada culpable del asesinato en primer grado de Alexander en su apartamento en Mesa, Arizona en el 2008.

El cuerpo del hombre fue encontrado en un baño de sangre, con 30 heridas de cuchillo, su cuello cortado y un tiro en la cabeza.

Aunque al principio se declaró inocente, Arias luego admitió haberlo matado después de un día de «sexo duro». La mujer también aseguró haber sido víctima de violencia doméstica.

El nuevo juicio que comenzó el pasado mes de octubre ha estado plagado de controversias, comenzando por la decisión de la juez de prohibir que los medios de comunicación trasmitieran vídeo en vivo de los procedimientos tal y como ocurrió durante el primer juicio en su contra.

Se espera que mañana la juez del caso, Sherry Stephens, de a conocer su decisión sobre una nueva petición de los abogados de Arias que piden el retiro de la pena de muerte, algo que podría terminar automáticamente con el segundo juicio.


Cadena perpetua para Jodi Arias por asesinato de su novio

The Associated Press – Elnuevodia.com

13 de abril de 2015

Jodi Arias, declarada culpable de homicidio, fue condenada hoy a prisión perpetua sin posibilidad de libertad anticipada por un juez, con lo que finaliza un proceso que se alargó casi siete años y atrajo la atención del mundo debido a sus detalles procaces.

La decisión del juez Sherry Stephens era, en buena medida, una formalidad ya que el mes pasado el jurado no pudo llegar a un acuerdo en torno a si Arias debía ser condenada a muerte o cadena perpetua. Una falla en el juicio evitó que se le pudiera aplicar la pena capital.

El juez tenía como única opción permitir que Arias, de 34 años, quedara en libertad tras 25 años de cárcel pero se negó a hacerlo, por lo que la condenada tendrá que pasar el resto de su vida en la cárcel.

Arias mató en 2008 a su novio, Travis Alexander, con quien había roto para luego retomar la relación, como una represalia por su deseo de acabar con esa relación, dijeron fiscales. Arias le disparó a Alexander y le dio cerca de 30 puñaladas en su casa en los suburbios de Phoenix antes de huir por carretera a Utah para reunirse con otro hombre con quien tenía un romance. Semanas más tarde fue detenida y negó cualquier relación con el caso.

El caso generó atención internacional luego de que la mujer diera dos entrevistas en las que contó una extraña historia según la cual enmascarados entraron a su casa y mataron a Alexander mientras ella se escondía. Posteriormente, cambió la historia y dijo que actuó en defensa propia luego de que el hombre la atacara en el día de su muerte.

Su juicio se convirtió en una sensación mediática al conocerse detalles de su sórdida relación que eran transmitidos en vivo. El interés por el caso aumentó cuando Arias dio una entrevista en la cárcel cuando se le declaró culpable de homicidio y dijo que prefería la pena de muerte a una condena de cárcel de por vida.

El jurado original no llegó a un acuerdo sobre la sentencia por lo que el año pasado comenzó una nueva fase del juicio. Tras meses de declaraciones y el esfuerzo de los abogados para mostrar a Arias como una mujer que sufrió abusos físicos y mentales, el segundo jurado tampoco pudo alcanzar una decisión ya que uno de los 12 no estuvo de acuerdo en condenarla a muerte. Los 11 que votaron a favor de la pena capital dijeron que el disidente tenía simpatías hacia Arias.

La mujer comenzó a purgar la pena en una celda de cuatro metros por 2 (12 pies por siete) en la unidad de seguridad máxima de la prisión para mujeres de Perryville, que se encuentra a unas 16 millas al sur de Phoenix. Si autoridades juzgan que ha tenido una buena conducta, podría ser trasladada a otra unidad de menor seguridad.


Jodi Arias es sentenciada a cadena perpetua por el asesinato de su exnovio

Univision.com

13 de abril de 2015

Jodi Arias, la joven de ascendencia mexicana declarada culpable por el asesinato de su amante Travis Alexander, pasará en la cárcel el resto de sus días luego de que un juez la sentenciara este miércoles a cadena perpetua.

La juez de la Suprema Corte de Justicia del Condado de Maricopa Sherry Stephens optó por la vida en prisión en vez de condenarla a una pena de cárcel con opción de libertad condicional al pasar 25 años de su condena.

La familia de la víctima tuvo que esperar siete años para poder conocer la sentencia de la mujer que le quitó la vida a Alexander, quien fue degollado y apuñalado, además de haber recibido un tiro en la cara, el 9 de junio de 2008.

Tras escuchar testimonios de ambas partes, la juez Stephens dijo haber considerado las pruebas presentadas durante el juicio, en el que el pasado 5 de marzo el jurado fue incapaz de lograr una decisión unánime, lo que libró a la acusada de la pena de muerte.

Arias se salvó de la pena de muerte después que un segundo jurado no pudiera llegar una decisión unánime sobre la sentencia que merece por el asesinato de su novio Travis Alexander en el 2008.

El jurado no logró tomar una decisión sobre el destino de Arias, quien ahora tiene 34 años.

Hablan familiares de la víctima en la última audiencia

Durante la audiencia, los familiares de Travis Alexander se dirigieron al jurado entre lágrimas y sollozos, urgiendo al juez a que Arias sea sentenciada a la pena más alta posible.

«Duele demasiado recordarlo vivo porque si lo recuerdo, recuerdo mucho acerca de cómo fue brutalmente arrancado de nosotros y no puedo manejarlo», dijo la hermana de Alejandro, Hillary Wilcox, dijo entre lágrimas en la Corte del Condado de Maricopa en Arizona esta mañana.

La segunda hermana que haló [habló] fue Tanisha Sorenson, quien dio media vuelta y se dirigió directamente [a] Arias, citando afirmaciones anteriores de Arias en su diario personal donde ella dijo que la persona que mató a Alexander merecía morir.

«¿Qué pasó con eso, Jodi?» pregunró Sorenson llorosa mientras se enfrentaba [a] Arias.

Sorenson también le dijo al juez que ella y sus familiares han sido hostigados por los partidarios de Arias durante todo el juicio, diciendo «me envían fotos del cadáver de mi hermano, sus fotos de la autopsia, su rostro ennegrecido y con la garganta cortada, a mi correo electrónico y mi página de Facebook».

Una información publicada en la página web de la Corte Superior del condado Maricopa, explicó que la juez del caso aprobó la cobertura en vivo de la sentencia que podrá ser trasmitida por televisión y sitios de internet aunque con algunas restricciones.

La nota aclaró que la cobertura será limitada ya que algunas personas involucradas en el caso, como los miembros del jurado han pedido no ser captadas por cámara o fotografiadas.

Jodi Arias mató a Alexander en el 2008, asestándole al menos 30 puñaladas, su cuello fue prácticamente cercenado y recibió un disparo en el apartamento que él mantenía en Phoenix, Arizona.

El cuerpo de Alexander fue encontrado en fase de descomposición en su apartamento por varios de sus amigos dentro de la ducha del baño.

Arias fue arrestada semanas después y negó cualquier responsabilidad en el asesinato. Más tarde recordó que unos intrusos habían entrado al apartamento de Alexander para matarlo. Ella había logrado sobrevivir escondida, según dijo.

Luego presentó otra versión de los sangrientos hechos. Admitió que ella mató a Alexander pero que lo hizo en defensa propia cuando él la atacó. Esa última versión fue la que Arias presentó ante la corte cuando el caso fue finalmente a juicio en el 2013.

El jurado la declaró culpable después de semanas de testimonio en las que salieron a relucir escabrosos detalles de la supuesta extraña conducta sexual de la pareja.

En la corte también se mostraron múltiples pruebas reunidas por la policía, entre las cuales figuraban fotos de Alexander muerto y ensangrentado en su ducha, donde Arias lo había sorprendido cuchillo en mano.


La insólita lista de compras en prisión de Jodi Arias, la asesina que conmovió a Estados Unidos

Infobae.com

5 de abril de 2016

Jodi Arias mató a su novio, Travis Alexander, el 8 de junio 2008, de un disparo y 29 puñaladas. El cuerpo de la víctima fue encontrado en su casa en los suburbios de Phoenix. Luego del macabro hecho, huyó para encontrarse con otro hombre, con quien tenía un romance. Semanas más tarde fue detenida y negó cualquier relación con el asesinato.

El caso generó repercusión internacional luego de que la mujer diera dos entrevistas con diferentes versiones de los hechos. En los reportajes contó una extraña historia en la que un grupo de hombres había ingresado a su casa y habían matado a Travis mientras ella se escondía. Posteriormente dijo que actuó en defensa propia luego de que su ex novio la atacara.

El asesinato de Trevis Alexander conmovió no sólo a Arizona, sino a todo Estados Unidos. Fue a manos de Jodi Arias, quien no convenció al jurado al intentar explicar que lo apuñaló 29 veces «en defensa propia». Las revelaciones sobre sexo, pornografía, celos desbordantes y obsesión dieron el marco perfecto para que el caso interesara a la nación entera.

Hace un año, Arias fue condenada a pasar el resto de su vida en prisión. Sus escándalos dentro del Penal de Perryville, Arizona, son frecuentes, y los castigos a pasar aislada sin contacto humano también. Pero su obsesión por lo sexual parece inalterable, según reveló el sitio Radar, que tuvo acceso a un extracto de su «lista de compras» semanal desde inicios de año.

En los penales de mujeres es común que muchas convictas utilicen cepillos de dientes como si fueran juguetes sexuales. Eso es lo que hizo Arias: desde enero pasado, encargó 10 tipos diferentes de estos elementos con mango irregular. Pero no se trataría de una dedicada higiene bucal: a sus guardiacárceles nunca les encargó pasta de dientes. También compró Tinactcin, una crema especial que permite luchar contra los hongos del cuerpo. Compró dos unidades en tan solo una semana. También Tuck, una medicación contra las hemorroides, y crema Neutrógena contra el acné facial.

Luego de insultar a una guardiacárcel, Arias también decidió comprar un diccionario para mejorar su vocabulario. El hecho ocurrió a principios de febrero y por ese motivo fue confinada a seis meses de aislamiento sin contacto con otras reclusas. Dentro de su celda, parecería que también se preocupa por su pelo: compró acondicionador con extracto de aceite de oliva, vitamina E y un shampoo que le permite aclarar el pelo a diario.

Y al tiempo que encargó lociones para el cuerpo y desodorante para oler mejor, también encargó otro medicamento llamado Beano, que sirve para tratar problemas de gases. Para comer mientras pasa horas pintando en su celda, la asesina de Alexander pidió semanalmente sardinas, papas fritas, pistachio, almendras, copos de salmón, panceta de imitación y mayonesa.

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


 

Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR