Hendrik Vyt
  • Clasificación: Asesino
  • Características: Racista - Incendio
  • Número de víctimas: 2
  • Periodo de actividad: 7 de mayo de 2002
  • Fecha de nacimiento: 1923
  • Perfil de las víctimas: Sus vecinos Ahmed Isnasni y su esposa Habiba El Hajji
  • Método de matar: Arma de fuego
  • Localización: Bruselas, Bélgica
  • Estado: Muerto por la Policía mismo día
Leer más

Hendrik Vyt, un jubilado belga racista, mata a tiros a una pareja de marroquíes

7 de mayo de 2002

Hendrik Vyt, un hombre soltero de 79 años, profundamente decepcionado por la derrota de Jean-Marie Le Pen en las presidenciales francesas y simpatizante de la extrema derecha framenca encarnada en el Vlaams Blok, cargó el 7 de mayo de 2002 su ira contra la familia marroquí que vivía en su mismo inmueble.

Vyt atacó a sus vecinos empuñando un arma de 9 milímetros con la que disparó repetidas veces hasta matar a Abeba el Haji y a su esposo, Ahmed Isnasni, y dejó heridos a dos de sus cinco hijos. Después prendió fuego la casa, donde él mismo encontró después la muerte.

La matanza conmocionó al barrio de Schaerbeek, en Bruselas, donde vive un alto número de inmigrantes, que piensan que la policía pudo haber evitado la tragedia.

Los hechos sucedieron hacia las cuatro de la madrugada, cuando Vyt la emprendió a tiros con la familia marroquí del primer piso. La mujer recibió 10 disparos. Dos de los hijos también resultaron heridos, aunque evolucionaron favorablemente. También sufrió heridas de consideración uno de los vecinos que intentaba facilitar la huida a los cuatro hijos del matrimonio que estaban en la casa en el momento del ataque.

El carácter violento y racista de Hendrik Vyt era bien conocido entre sus vecinos. Aunque no tenía ninguna condena en firme, había protagonizado varios altercados con ellos e incluso con la policía. A un joven inmigrante le arrancó la oreja a golpe de cadenas, según informaron los medios belgas. De hecho, había recibido una citación para comparecer ante el Tribunal Correcional de Bruselas.

Los vecinos y, sobre todo, los inmigrantes, sufrían a menudo la violencia de Vyt. Al parecer, aterrorizaba a la gente con su perro pastor alemán y solía insultar a los inmigrantes, especialmente a los árabes, a los que odiaba.

Cuando los vecinos oyeron el tiroteo, llamaron a la policía, que se enfrentó a tiros con el agresor, hiriéndole al menos dos veces en el tórax. A pesar de ello, Vyt logró regresar a su casa, situada en el segundo piso, donde encontró la muerte entre las llamas que él mismo había provocado.


Hendrik Vyt, un belga de 79 años vinculado a la extrema derecha, mata a dos marroquíes en Bruselas

ABC.es

7 de mayo de 2002

Un belga de 79 años vinculado a la extrema derecha mató la madrugada de este martes a dos marroquíes e hirió a otras tres personas, en Schaerbeek, comuna popular de la aglomeración de Bruselas donde hay una importante población de inmigrantes, indicaron las autoridades locales.

El agresor, identificado como Hendrik Vyt, nacido en Lierre (norte) en 1922, murió poco después del drama alcanzado por el disparo de un policía. Pero su cadáver fue hallado carbonizado en su apartamento, al que el hombre habría prendido fuego.

Hacia las 04,00 horas locales (02,00 GMT) Vyt mató a balazos a un matrimonio marroquí que vivía en el apartamento del piso de arriba y con quienes al parecer había discutido la víspera. El atacante también hirió de bala a dos de los cinco hijos del matrimonio y un vecino que intentó intervenir, indicó la fiscalía local.

Según testimonios de los vecinos del barrio y responsables locales, Hendrik Vyt era simpatizante de la ultraderecha. Era un «mercenario aventurero cercano a la extrema derecha», dijo el director del gabinete del alcalde de Shaerbeek, Marc Weber. «Al parecer tuvo contactos con el Bloque Flamenco [Vlaams Blok, extrema derecha] pero ello queda por confirmar», añadió Weber.

Según la prensa belga, Hendrik Vyt también habría expresado en reiteradas ocasiones su decepción por la derrota del ultraderechista francés Jean Marie Le Pen, en la segunda vuelta de las presidenciales francesas del domingo.

«Este hombre aterrorizaba a todo el barrio con su pastor alemán», destacaron algunos vecinos interrogados por la agencia Belga. «Insultaba a los inmigrantes y se ufanaba de tener relaciones con altos cargos. En varias ocasiones hubo demandas en su contra por su odio hacia los árabes y por las amenazas que profería», indicaron otros vecinos.


Un anciano racista asesina a tiros a dos marroquíes en Bruselas

Amadeu Altafaj – ABC.es

7 de mayo de 2002

Hacia las cuatro de la madrugada de ayer, Hendrik Vyt enloqueció. Empezó a disparar contra sus vecinos marroquíes del piso inferior, matando a Abeba El Hajji y a su esposo, Ahmed Isnasni, e hiriendo a dos de sus cinco hijos, además de otros dos vecinos de los inmuebles adyacentes.

Alertada por los vecinos, la Policía se presentó en la vivienda y, al ser recibida a tiros, respondió con sus armas reglamentarias e hirió al asesino que, al verse alcanzado en el tórax y sin escapatoria, prendió fuego al edificio. El tiroteo impidió a los bomberos apagar el incendio y a la policía reducir al criminal, atrincherado en el segundo piso, hasta que fue abatido.

Los hijos de la pareja asesinada tuvieron que ser rescatados por los vecinos, que accedieron hasta el primer piso mediante una escalera que apoyaron en la fachada. Dos de ellos resultaron heridos de gravedad por impactos de bala y se encuentran hospitalizados aunque fuera de peligro, según declaró el alcalde de Schaerbeek, Bernard Clerfayt.

Vyt era un anciano racista bien conocido en el barrio bruselense de Schaerbeek y, en particular, por las fuerzas del orden, con las que había mantenido varios altercados y enfrentamientos físicos. Su historial de agresiones e intimidaciones en un barrio con una importante población de origen marroquí era largo.

Había sido convocado para la semana próxima por el Tribunal Correccional de Bruselas por una agresión. El septuagenario no escondía sus ideas racistas y su simpatía por el partido de extrema derecha y separatista flamenco Vlaams Blok, cuyo principal caballo de batalla es la xenofobia.

Tenía aterrorizado al barrio

Acompañado de un perro pastor alemán, Vyt «tenía aterrorizado a todo el barrio», según afirmaban ayer los vecinos, y no dudaba en increpar a los jóvenes del barrio. Hace dos años un joven inmigrante perdió un ojo a resultas de un golpe que Vyt le propinó con una cadena. Por esta agresión, el anciano, que manifestaba un odio especial contra los árabes, había sido condenado recientemente a seis meses de prisión.

Según los testimonios de varios vecinos, el asesino había expresado anteayer su gran decepción por la derrota del líder ultraderechista francés Jean-Marie Le Pen en la segunda vuelta de la elección presidencial el pasado domingo. «Las cosas no van bien para el Frente Nacional, tendremos que hacerlo nosotros mismos», manifestó, según las declaraciones de una vecina a la cadena de televisión RTL.

Los vecinos de Schaerbeek manifestaron ayer sus críticas contra la Policía por no haber tomado antes medidas contra el anciano racista, lo que, en su opinión, hubiera evitado el asesinato de ayer. Además, lamentaron que tuviera que ser un vecino, y no la Policía, quien rescató a los hijos del matrimonio muerto.

El partido separatista y xenófobo Vlaams Blok obtuvo en las elecciones municipales del año pasado el 30 por ciento de los sufragios en Amberes, la mayor ciudad de Flandes, pero los demás partidos pactaron el llamado «cordón sanitario» para impedir su acceso a las instituciones, una medida que mantienen en todo el país.

 

Hendrik Vyt: Habiba El Hajji.

Las víctimas de Hendrik Vyt: Habiba El Hajji.

 

Hendrik Vyt: Ahmed Isnasni.

Las víctimas de Hendrik Vyt: Ahmed Isnasni.

 

Hendrik Vyt: Kenza Isnasni.

Kenza Isnasni, una de las hijas de Ahmed Isnasni y Habiba ElHajji, que sobrevivió a los homicidios de Hendrik Vyt, es en la actualidad una activista por la paz y contra el racismo.

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR