Emilio y Antonio Izquierdo

Atrás Nueva búsqueda
Emilio y Antonio Izquierdo

La matanza de Puerto Hurraco

  • Clasificación: Asesinos en masa
  • Características: Venganza
  • Número de víctimas: 9
  • Periodo de actividad: 26 de agosto de 1990
  • Fecha de detención: 27 de agosto de 1990
  • Fecha de nacimiento: Emilio: 1934 - Antonio: 1938
  • Perfil de las víctimas: Antonia Cabanillas, 14, y su hermana Encarnación, 13 / Manuel Cabanillas Carrillo, 57 / Reinaldo Benitez Romero, 62 / Antonia Murillo Fernández, 57 / José Penco Rosales, 43 / Araceli Murillo Romero, 60 / Andrés Ojeda Gallardo, 36 / Isabel Carrillo Dávila
  • Método de matar: Disparos con escopetas de cartuchos
  • Localización: Puerto Hurraco, Badajoz, España
  • Estado: Condenados a 684 años de prisión. Emilio murió en prisión el 13 de diciembre de 2006. Antonio se suicidó ahorcándose en prisión con unas sábanas el 25 de abril de 2010
Leer más

Emilio y Antonio Izquierdo

Wikipedia

La masacre de Puerto Hurraco fue un asesinato masivo que ocurrió al atardecer del 26 de agosto de 1990 en el pueblo del mismo nombre, ubicado en la provincia de Badajoz, Extremadura, España. Murieron 9 personas y hubo 12 heridos.

Antecedentes

Las rencillas entre familias se remontan a 1967 cuando Amadeo Cabanillas entró con el arado en una finca cuyos límites se disputaban ambas familias. También hubo una historia de amor no correspondido: Luciana Izquierdo y Amadeo Cabanillas se enamoraron pero finalmente Amadeo rechazó casarse con Luciana, lo que la afectó mucho. Pocos días después, Amadeo murió a manos de Jerónimo Izquierdo, que ingresó en prisión por su crimen y estuvo en prisión hasta 1986 (los 14 años que duró su condena).

En la década de 1980, los Izquierdo tuvieron constantes rencillas con la familia Cabanillas sobre los límites de sus tierras en Puerto Hurraco. Tras cumplir condena, Jerónimo Izquierdo regresó a Puerto Hurraco para vengar la muerte de su madre, muerta en un incendio el 18 de octubre de 1984 (del cual la familia Izquierdo siempre culpó a los Cabanillas de su autoría3 ), y apuñalar a Antonio Cabanillas (hermano de Amadeo). Jerónimo ingresó en el psiquiátrico el 8 de agosto de 1986, muriendo nueve días después. Antonio consiguió sobrevivir.

El tiroteo

Posteriormente, el 26 de agosto de 1990, tras despedirse de sus hermanas asegurando que “vamos a cazar tórtolas”, los hermanos Emilio y Antonio Izquierdo, de 58 y 53 años respectivamente, dispararon varios cartuchos después de salir de un callejón hacia una plaza, sobre unos vecinos del pueblo apellidados Cabanillas. Se trataba de un acto de venganza porque los consideraban culpables del incendio de una casa de su propiedad, en el que murió la madre de los hermanos Izquierdo. Posteriormente el tiroteo derivaría contra quienes se cruzaran por la calle. La munición empleada era de postas, cartuchos que contienen nueve gruesos perdigones de plomo o hierro.

Los Izquierdo incluso llegaron a disparar contra una unidad de la Guardia Civil, que acudió de la casa cuartel de Monterrubio de la Serena alertada por los vecinos. Los dos agentes de la Benemérita resultaron gravemente heridos en el interior de su vehículo, antes de poder dar el alto o tratar de defenderse con sus armas reglamentarias.

Consecuencias

Tras la matanza, los hermanos Izquierdo huyeron a la sierra. Las unidades de la Guardia Civil que los buscaban los encontraron durmiendo 9 horas después del inicio de la tragedia y fueron detenidos sin resistencia. Fueron conducidos al juzgado de Castuera, lejos de Puerto Hurraco y de más que posibles ajustes de cuentas.

Emilio tras su detención no mostró, al igual que su hermano, el más mínimo signo de arrepentimiento: “Ahora que sufra el pueblo, como yo he sufrido durante todo este tiempo”, mientras su hermano Antonio aseguró que aún tenían pensado continuar con la sangría: “Si no nos hubieran detenido, habríamos vuelto al pueblo a dispararles durante el entierro de los muertos”.

Habían dejado 9 muertos y en torno a una quincena de heridos de diversa gravedad. Algunos acabaron tetrapléjicos en silla de ruedas el resto de su vida. Los hermanos Izquierdo creían haber matado a unas 20 personas.

En el juicio fueron condenados a 684 años de cárcel. “Su inteligencia”, resaltó el juez magistrado, “está dentro de lo normal, hecho que queda corroborado porque eran capaces de manejar un rebaño de unas mil ovejas, tenían fincas arrendadas y tienen, con la crisis que atraviesa el campo, una cartilla de 10 millones de pesetas”. Al principio se involucró a las hermanas Ángela y Luciana como posibles inductoras del crimen, pero dos años después las hermanas Izquierdo fueron exculpadas, al no encontrar el juez pruebas que demostrasen su implicación directa en aquellos dramáticos hechos, y fueron ingresadas en el hospital psiquiátrico de Mérida.

El 1 de febrero de 2005 murió en esta institución mental Luciana Izquierdo a los 77 años, considerada la verdadera inductora de los crímenes de Puerto Hurraco. Su hermana Ángela falleció solamente 10 meses después (a los 64 años) que su hermana Luciana.

El día 13 de diciembre de 2006 uno de los hermanos Izquierdo, Emilio, murió en la cárcel de Badajoz a los 72 años de edad. Emilio, que padecía problemas de corazón, falleció por causas naturales y fue hallado sin vida en su celda por un funcionario. En el entierro, cuando acudió su hermano Antonio, este dijo delante de su tumba: “Hermano, te vas con la satisfacción de que tu madre ha sido vengada”. El 25 de abril de 2010 se quitó la vida en la cárcel de Badajoz, ahorcándose con sabanas anudadas, el último de los hermanos: Antonio Izquierdo, a los 72 años.

Puesto que ni los Cabanillas ni los Izquierdo tuvieron descendencia (solo las hijas de la superviviente, Carmen, llevan Cabanillas en segundo lugar), ambos apellidos están destinados a acabar olvidados, por lo que se puede decir que los atacantes Izquierdo en cierto modo lograron su objetivo y también que es el punto final de una serie de sucesos trágicos entre estas dos familias.

Cultura popular

El suceso fue recreado en el cine por la película El séptimo día, dirigida en 2004 por Carlos Saura y protagonizada por Juan Diego y José Luis Gómez, que interpretan a los dos hermanos autores de la masacre. También fue inspiración para la canción Veraneo en Puerto Hurraco de Def Con Dos, que trata de manera muy sarcástica el hecho acontecido.

 

Más información en: «La matanza de Puerto Hurraco»

 

 


VÍDEO: LA MATANZA DE PUERTO HURRACO


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR