Dana-Sue-Gray
  • Clasificación: Asesina en serie
  • Características: Afirmó que robaba las tarjetas de crédito de sus víctimas porque tenía la necesidad de comprar
  • Número de víctimas: 3
  • Periodo de actividad: Febrero - Marzo de 1994
  • Fecha de detención: 16 de marzo de 1994
  • Fecha de nacimiento: 6 de diciembre de 1957
  • Perfil de las víctimas: Norma Davis, 86 años / June Roberts, 66 / Dora Beebe, 87
  • Método de matar: Arma blanca (cuchillo) - Estrangulación por ligadura
  • Localización: Canyon Lake, condado de Riverside, Estados Unidos (California)
  • Estado: Condenada a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional el 16 de octubre de 1998
Leer más

Dana Sue Gray, la asesina en serie de ancianas y adicta a las compras

Alberto Díaz-Pinto – Lavozdelmuro.net

11 de febrero de 2015

Antes de vender su ropa interior firmada en sitios webs de fanáticos de los asesinos, Dana Sue Grey hacía su dinero asesinando a ancianas y robándoles sus tarjetas de crédito.

Gray también tuvo una infancia prácticamente normal. A pesar haber sufrido la muerte de su madre a una temprana edad, Gray fue una adolescente atlética y muy popular en la escuela, que consiguió convertirse en enfermera, cumpliendo así su sueño. En el trabajo conoció al que sería su marido, William Gray […] e hicieron un buen dinero, pero pasó más rápido de lo que llegó. Sin saber cómo, pronto se encontraron en bancarrota, lo que originó grandes problemas conyugales que acabaron en divorcio.

En 1994, Gray se quedó al cuidado de su hijo, de 5 años de edad, y sus gustos persistentes por una vida de lujo. «Necesito comprar cosas de forma compulsiva. Las compras me relajan», confesaría posteriormente a la policía. Lo cierto es que asesinó a tres ancianas y estuvo a punto de matar a otra, Dorinda Hawkins, que le dio a la policía una descripción detallada de su atacante. Gray robaba las tarjetas de crédito a sus víctimas, las cuales fueron dejando el rastro que le llevarían a su detención.

La policía arrestó a Gray en su casa. Ella en un principio negó que ella tuviese las tarjetas, pero más tarde se retractó de su historia, diciendo que solo se había limitado a robar a esas mujeres. Después, volvió a cambiar su alegato diciendo que había entrado en estado de demencia, evitando así la sentencia de muerte. Finalmente se declaró culpable de los asesinatos y actualmente cumple una sentencia de cadena perpetua en la prisión de mujeres de California en Chowchilla.

(Fragmento extraído del reportaje «Las 9 asesinas en serie más famosas y cruentas a lo largo de la historia»).

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


 

Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR