Alyssa Bustamante

Atrás Nueva búsqueda
Alyssa Bustamante
  • Clasificación: Homicida
  • Características: Menor de edad (15) - Su único propósito era matar a alguien solo por curiosidad para saber "que se sentía"
  • Número de víctimas: 1
  • Periodo de actividad: 21 de octubre de 2009
  • Fecha de detención: 23 de octubre de 2009
  • Fecha de nacimiento: 28 de enero de 1994
  • Perfil de las víctimas: Su vecina, Elizabeth Olten, de 9 años
  • Método de matar: Estrangulación - Apuñalamiento - Degollación
  • Localización: Cole County, Estados Unidos (Missouri)
  • Estado: Condenada a cadena perpetua con posibilidad de libertad condicional el 8 de febrero de 2012
Leer más

Alyssa Bustamante

Wikipedia

Alyssa Dailene Bustamante, (28 de enero de 1994), es una joven convicta por el asesinato de una niña de 9 años, Elizabeth Olten. Bustamante que era vecina de la víctima cometió el homicidio cuando tenía apenas 15 años.

Historia

Alyssa Bustamante nació el 28 de enero de 1994, hija de padres adolescentes adictos a las drogas, su padre estuvo en prisión la mayor parte de la infancia de Alyssa y su madre la abandonó de niña, quedando en manos de su abuela. Ella empezó a hacerse cortes en la piel y tenía la palabra “odio” escrita en un brazo. En 2007 había intentado suicidarse y desde entonces tomaba Prozac (un antidepresivo).

Asesinato de Olten

Pocos días antes del asesinato, Bustamante del pueblo de St. Martins en el estado de Misuri en Estados Unidos, había cavado dos tumbas pocos profundas cerca de su casa con días de anticipación, su único propósito era matar a alguien solo por curiosidad para saber “que se sentía”, el 21 de octubre de 2009, Bustamante uso a su hermana pequeña para atraer a Elizabeth Olten, una niña de 9 años, diciéndole que tenía un regalo para ella. La llevo hasta un bosque cercano y la estrangulo, luego con un cuchillo que tenía escondido en su mochila la apuñalo varias veces y le corto la garganta hasta matarla, llevo el cuerpo hasta una de las tumbas que había cavado, lo enterró y cubrió con algunas hojas.

Después del asesinato había escrito en su diario, “”Las he estrangulado y degollado y apuñalado y ahora están muertas. No sé cómo me siento ahora mismo. Ha sido increíble. En cuanto superas el momento de ‘oh Dios mío, no puedo hacerlo’, es bastante agradable. Estoy un poco nerviosa ahora mismo. Bueno, me tengo que ir a misa… jaja”. En realidad con “muertas” se refería solo a Olten, y no fue a misa sino a una fiesta de su iglesia mormona.

La familia de la niña informó su desaparición pocas horas después, cientos de voluntarios se unieron en su búsqueda y la policía hizo rastrillajes sin éxito en el bosque. Alyssa empezó mintiendo sobre el paradero de su víctima. Pero finalmente 45 horas después del asesinato, el 23 de octubre de 2009, condujo a la policía hacia el lugar donde la había enterrado, la policía ya había hecho rastrillajes en la misma zona y no habían encontrado nada, un policía declaro que “el cuerpo estaba muy bien escondido”. Bustamante fue arrestada y acusada de asesinato.

Juicio y condena

Ella apareció en la corte el 17 de noviembre de 2009, donde el juez dictaminó que debía ser juzgada como un adulto. Fue acusada como adulto por homicidio premeditado, que conlleva una sentencia obligatoria de cadena perpetua sin posibilidad de libertad bajo palabra, en caso que la declararan culpable. Bustamante se declaró culpable y el cargo fue reducido a homicidio en segundo grado y el 10 de enero de 2012 fue sentenciada a cadena perpetua con posibilidad de libertad condicional.

Su abogado, Gary Brotherton, dijo que “La amenaza de cadena perpetua sin libertad condicional como sentencia obligatoria fue para intimidar a Alyssa a que aceptara declararse culpable, lo que no habría hecho en otras circunstancias”. Ella tendrá que purgar al menos 35 años en prisión para poder optar por la libertad condicional.

La misma gente que estuvo en el juicio la tildo todo el tiempo de “monstruo”, ella se dirigió a los padres de la víctima y les dijo “estoy extremadamente, muy arrepentida de todo. Sé que las palabras no pueden ser suficientes y que no pueden describir lo terriblemente mal que me siento por todo esto. Si pudiera dar mi vida para devolverles (a su hija) lo haría. Lo siento”.


Alyssa Bustamante, de 18 años, condenada a cadena perpetua por el asesinato de una niña

Por Thomas Castroviejo – Gaceta trotamundos

9 de febrero de 2012

Alyssa Bustamante protagonizó un momento verdaderamente emotivo pocos minutos antes de saber que había sido condenada a cadena perpetua. Estaba en el tribunal del juez Pat Joyce en Jefferson City, Missouri (Estados Unidos) y se levantó de su silla para dirigirse a los padres de la niña de nueve años que ella misma había asesinado. La misma gente que al comienzo de su juicio la había tildado de “monstruo”. Sobre el sonido de las cadenas que le ataban los brazos a la cintura y los tobillos, empezó a hablar.

“Estoy extremadamente… muy arrepentida de todo. Sé que las palabras…”, aquí hizo una pausa para tomar aliento y recuperar las compostura. Entonces añadió “… no pueden ser suficientes y que no pueden describir lo terriblemente mal que me siento por todo esto. Si pudiera dar mi vida para devolverles [a su hija] lo haría. Lo siento”.

Fue el momento más emotivo de un triste juicio por asesinato en el que se intentó esclarecer qué había ocurrido una fatídica noche de octubre de 2009. Cómo Alyssa, que entonces tenía 15 años, había cavado la tumba con días de antelación para enterrar en ella a Elizabeth Olten, una niña de nueve años que vivía cerca de St. Martins, un pueblo al oeste de Jefferson City.

Cómo la decidida asesina había usado a su hermana pequeña para que la niña fuera a su casa a jugar porque “tenía una sorpresa para ella” mientras escondía un cuchillo en su mochila. Cómo esa noche escribió en su diario: “Las he estrangulado y degollado y apuñalado y ahora están muertas. No sé cómo me siento ahora mismo. Ha sido increíble. En cuanto superas el momento de ‘oh Dios mío, no puedo hacerlo’, es bastante agradable. Estoy un poco nerviosa ahora mismo. Bueno, me tengo que ir a misa… jaja”.

No fue a misa, sino a un baile en un centro de juventud de su iglesia mormona y no eran varias las víctimas, sino sólo una, Elizabeth. Mientras, cientos de voluntarios empezaban a buscar a la niña. Alyssa empezó mintiendo sobre el paradero de su víctima. Luego confesó a la policía y les indicó dónde estaba la tumba.

El caso no podía estar más claro. El abogado de Alyssa sólo pudo argumentar que la chica había nacido cuando sus padres eran unos adolescentes que consumían drogas y que su infancia había sido, cuanto menos, problemática. Su padre estaba en la cárcel y su madre las había abandonado a cargo de su abuela. Ella se había intentado suicidar en 2007 y desde entonces tomaba Prozac, el famoso antidepresivo. Pero esto no se sostuvo como prueba ante el tribunal que tuvo que juzgar el caso.

Ahora, a esta chica sólo le queda pasar el resto de su vida en prisión. El juez Joyce ha admitido la posibilidad de libertad condicional, pero sólo porque Alyssa había admitido ser la responsable del asesinato, por lo que se le rebajó a segundo grado. Quizás en la cárcel encuentre las palabras que se le escapaban ante el juez.


Alyssa Bustamante asegura que matar a su vecina de nueve años fue «increíble» y «muy agradable»

Abc.es

9 de febrero de 2012

Alyssa Bustamante, la joven de Missouri que admitió apuñalar, estrangular y cortar la garganta de su vecina de nueve años, escribió en su diario la misma noche del crimen, que asesinar a su compañera de juegos Elisabeth Olten fue una experiencia «increible» y «muy agradable».

Estas fueron las palabras de Bustamante que se leyeron en voz alta, este lunes, durante la audiencia en la que se debía determinar si la joven debería ser condenada a cadena perpetua o recibir una pena menor por el asesinato cometido en octubre de 2009 en la ciudad de Jefferson City.

Bustamante -que el día del asesinato contaba con tan solo 15 años- se sentó ayer en silencio a escuchar estos y otros testimonios de policías, abogados y expertos forenses.

La parte más conmovedora de todos estos testimonios fue la de un experto en caligrafía que describe cómo Bustamente había borrado con tinta azul lo escrito en el diario la noche del asesinato de Elizabeth y que decía, según leyó en voz alta: «Acabo de matar a alguien. Los he estrangulado y cortado la garganta y apuñalado, ahora están muertos. No sé qué se siente atm [en este momento; siglas en inglés]. Es increíble. Tan pronto como lo hice tuve un sentimiento de “no puedo hacer esto” que era bastante agradable. Ahora estoy un poco nerviosa y temblorosa. Me tengo que ir a la iglesia ahora… jajaja.», escribió de manera un tanto confusa.


Adolescente que mató a niña de nueve años reveló que lo disfrutó

Univision.com

7 de febrero de 2012

Una adolescente de Missouri que reconoció haber apuñalado, estrangulado y cortado la garganta de una niña de nueve años vecina suya, escribió la noche del crimen en su diario que fue una experiencia “sorprendente” y “bastante disfrutable” y luego se fue a la iglesia con una sonrisa.

Las palabras escritas por Alyssa Bustamante -según la agencia de noticias AP- fueron leídas en voz alta en la corte el pasado lunes como parte de una audiencia de sentencia para determinar si deberá ser condenada a cadena perpetua o a una condena menor por el homicidio de su vecina Elizabeth Olten, en un pequeño poblado al oeste de Jefferson City en octubre de 2009.

Bustamante, de 18 años, permaneció sentada en silencio mientras policías, abogados y expertos forenses leían los pensamientos que ella registró cuando tenía 15 años y estudiaba el segundo año de secundaria.

La parte más sorprendente del testimonio llegó cuando un experto en caligrafía describió cómo pudo ver a través de la tinta azul que Bustamante utilizó en un intento por encubrir su entrada original en el diario la noche del homicidio de Elizabeth.

Luego leyó en voz alta lo escrito: “Acabo de matar a alguien. La estrangulé y apuñalé y ahora está muerta. No sé cómo me sentí en este momento. Fue sorprendente. Después de que superas el sentimiento de ‘oh Dios mío, no puedo hacer esto’, es bastante disfrutable. De todas formas, estoy un poco nerviosa y agitada ahora. Ok, debo ir a la iglesia ahora… con una carcajada”.

Ya había intentado suicidarse

Bustamante se declaró culpable de homicidio en segundo grado y acción delictiva con un arma el mes pasado y enfrenta una sentencia que oscila entre 10 años de cárcel y cadena perpetua con una oportunidad de libertad condicional.

De acuerdo con International Business Times, Bustamante –que hoy tiene 18 años- procede de un hogar roto. Fue abandonada por su madre y su padre pasó en la cárcel la mayor parte de la infancia de Alyssa.Además, Karen Brooke, que tenía la tutela de Bustamante, declaró a la cadena Fox News que la madre de Alyssa era adicta a las drogas y el alcohol.

Al parecer, Alyssa Bustamante habría estado luchando contra la depresión desde hace años. En una ocasión intentó suicidarse con una sobredosis de analgésicos, y en varias ocasiones se autolesionó, produciéndose cortes en la piel.

Alyssa, que tiene la palabra odio grabada en su brazo, comenzó a tomar Prozac tras recuperarse de su intento de suicidio. Se ha sabido que le habían aumentado la dosis justo antes de que matara a la pequeña Elizabeth Olten en 2009. El psiquiatra Edwin Johnston asegura que esa dosis más alta podría haber desencadenado cambios bruscos de humor en la adolescente y despertado tendencias violentas.

 


MÁS INFORMACIÓN EN INGLÉS


Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR