Actualidad

diciembre 2017

  • Después de cuatro años elevan a juicio la causa por el asesinato de Diego Epulef

    asesinato de Diego Epulef
    12/12/2017

    Asesinato de Diego Epulef

    La Justicia rechazó ayer el pedido de sobreseimiento de Rodrigo Soto, imputado de haber asesinado de un disparo a Diego Epulef durante la tarde del 24 de octubre de 2013 en el barrio San Martín. Tras agonizar varias horas la víctima falleció al día siguiente. A pedido de la Fiscalía, la jueza Daniela Arcuri elevó la causa a juicio. (más…)

    A más de cuatro años del homicidio de Diego Orlando Epulef (33), uno de los tres integrantes de esa familia que fue asesinado en los últimos años en Comodoro Rivadavia, la Justicia finalizó con el periodo de investigación y decidió elevar la causa a juicio oral y público. Diana Montecino, madre de la víctima, quien ya había perdido el 15 de marzo de 2010 a su hija Eliana Epulef y el 15 de septiembre de 2013 a otro hijo, Franco Epulef (16), estuvo presente en la sala de audiencias de la Oficina Judicial. En el comienzo del acto el fiscal general Adrián Cabral recordó que el crimen de Diego Epulef se registró durante la tarde del 24 de octubre de 2013 cuando la víctima se encontraba en la vivienda familiar de la calle Eva Duarte al 1800 del barrio Máximo Abásolo. El hombre estaba junto dos familiares y sus padres. Según la acusación pública, el imputado Rodrigo Alexis Soto llegó hasta el ingreso del inmueble a bordo de un Volkswagen Gol de color rojo. Iba sentado del lado del acompañante y descendió del rodado con una pistola calibre 9 milímetros. Efectuó al menos siete tiros contra la vivienda, y al ver que Diego Epulef se asomó, Soto con claras intenciones de darle muerte le efectuó un disparo que le ingresó por el ojo derecho. Luego subió al auto y escapó. La víctima fue hospitalizada quedando en terapia intermedia. Después fue trasladado a la clínica La Española y al día siguiente falleció por un paro cardiorrespiratorio traumático producido por herida de arma de fuego en el cráneo. El fiscal solicitó que se eleve la causa a juicio a partir de los elementos de convicción suficientes para tener a Soto como probable autor del homicidio. Ofreció la prueba documental y testimonial a ventilar durante el debate. Por su parte, la defensora pública Viviana Barillari objetó la acusación y solicitó el sobreseimiento de su cliente, y subsidiariamente ofreció prueba. “No hay evidencia probatoria para tener a Soto como el autor del homicidio” y “estamos ante un derecho penal de acto y no de autor”, cuestionó. A su entender no se pueden incorporar sentencias condenatorias como prueba documental, y en la audiencia de apertura de investigación la defensa solicitó que se investigue el grupo de pertenencia de su asistido. “No hay prueba para elevar la presente causa a juicio”, concluyó Barillari. La jueza penal Daniela Arcuri evaluó que hubo dos anticipos jurisdiccionales de prueba en los cuales reconocieron a Soto como el probable autor del crimen. “La Fiscalía tiene un caso sólido y contundente” para probar la autoría de Soto en el homicidio como diversidad de testigos y evidencia balística. Por todo ello, la magistrada rechazó la solicitud de sobreseimiento de la defensa por “improcedente e inadmisible”, y elevó la causa a juicio oral y público. Hay que recordar que Soto ya está condenado por el homicidio de Anahí Copa, la joven que recibió un disparo mientras amamantaba a su bebé. Sucedió en la noche del 8 de diciembre de 2015 en el barrio Quirno Costa y la bala estaba dirigida a la casa vecina, de la familia Nieves.
  • Detuvieron a dos muchachos por el asesinato del taxista

    asesinato de taxista
    12/12/2017

    Asesinato de taxista

    Sucedió a las 5.30 de este martes en las populosas calles del barrio Villa Oculta. Uno de los detenidos es mayor, el otro es menor y también fue secuestrada un arma de fuego de bajo calibre. (más…)

    Este martes a las 5.30 de la madrugada y durante la ejecución de operativos policiales de saturación en distintos barrios del oeste santafesino, fueron aprehendidos en el barrio Villa Oculta dos muchachos, uno mayor y otro menor de edad, a los que les secuestraron un arma de bajo calibre, en el marco de la investigación por el crimen del taxista Fernando Rodríguez de 39 años, quien fue asesinado con un balazo en el tórax en inmediaciones del parque Juan de Garay. Aprehensiones Los dos aprehendidos por oficiales y suboficiales de la Unidad Regional 1° La Capital de Policía de Santa Fe, fueron inmediatamente puestos a disposición de la justicia. En el caso del mayor, quedó bajo la órbita del fiscal de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación mientras que el menos esta a cargo del juez de menores de Santa Fe en el caso del adolescente. El arma de fuego secuestrada será sometida a peritajes criminalísticos de rigor. Legalidad Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento con las aprehensiones y secuestro de arma de fuego, a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, al fiscal del Ministerio Público de la Acusación y al juez de menores en turno de Santa Fe.
  • Hallan cadáver descuartizado, calcinado y enterrado en una casa de Argentina

    Descuartizamiento en Tucumán
    11/12/2017

    Descuartizamiento en Tucumán

    Una joven de 20 años fue asesinada y su cuerpo descuartizado fue encontrado enterrado y con signos de haber sido calcinado en el fondo de una casa de la ciudad de Tucumán, provincia ubicada al noroeste de Argentina. (más…)

    Por este crimen y fue detenido el novio de su madre, de quien se cree que pretendía iniciar con la víctima una relación y que la asesinó porque lo rechazó. Fuentes de la investigación aseguraron que, por el crimen de Noemí Juárez (20), además fue detenida la madre de la víctima, a quien se la acusa de haber encubierto al supuesto femicida. El hecho fue descubierto a partir de la denuncia realizada por la hermana de la víctima, llamada Graciela Juárez, quien concurrió a una comisaría para denunciar que no podía encontrar a su hermana en su casa desde hacía dos días y que su ausencia le llamaba la atención. De acuerdo a su relato, sus sospechas respecto a que su hermana podría haber sufrido algúnacto criminal comenzaron a crecer cuando notó nerviosa a su madre, llamada Lorena Frenoux (39), quien no supo precisar dónde estaba Noemí, y que el panorama se completó cuando vio al novio de su madre, Alvaro Adra (20) intentando quemar basura en el fondo de la casa, algo que no había sucedido anteriormente. Con ese panorama, Graciela decidió denunciar la desaparición de su hermana en la seccional cuarta de la Policía local, donde descubrió que su madre se había presentado antes denunciando la fuga de Noemí. Los policías comenzaron a sospechar de que algo había sucedido debido a las dos versiones diferentes y pidieron autorización judicial para allanar la vivienda ubicada en Belisario López al 1300, en la capital tucumana. Los policías que llegaron a la vivienda percibieron un olor a podrido que provenía de los fondos del predio y, al acercarse, descubrieron un montículo de tierra debajo del cual se hallaba el cadáver de la joven. El fiscal Washington Navarro Dávila, quien estuvo en la escena del hecho y presenció el procedimiento policial, ordenó de inmediato la aprehensión de Adra, ante la sospecha de que había asesinado a la joven. Los peritos forenses que revisaron el cadáver en el lugar determinaron que le faltaba la pierna derecha, señaló Cronica.com.ar
  • Hallan enterrada, descuartizada y calcinada a una joven: detienen al novio de su madre

    Descuartizamiento en Tucumán
    11/12/2017

    Descuartizamiento en Tucumán

    Los investigadores creen que el joven habría intentado iniciar una relación con la víctima. Ocurrió en Tucumán.

    Una joven de 20 años fue asesinada y su cuerpo descuartizado fue encontrado enterrado y con signos de haber sido calcinado (más…)

    en el fondo de una casa de la ciudad de Tucumán, y por el hecho fue detenido el novio de su madre, de quien se cree que pretendía iniciar con la víctima una relación y que la asesinó porque lo rechazó. Fuentes de la investigación aseguraron que, por el crimen de Noemí Juárez (20), además fue detenida la madre de la víctima, a quien se la acusa de haber encubierto al supuesto femicida. El hecho fue descubierto a partir de la denuncia realizada por la hermana de la víctima, llamada Graciela Juárez, quien concurrió a una comisaría para denunciar que no podía encontrar a su hermana en su casa desde hacía dos días y que su ausencia le llamaba la atención.

    El caso

     De acuerdo a su relato, sus sospechas respecto a que su hermana podría haber sufrido algún acto criminal comenzaron a crecer cuando notó nerviosa a su madre, llamada Lorena Frenoux (39), quien no supo precisar dónde estaba Noemí, y que el panorama se completó cuando vio al novio de su madre, Alvaro Adra (20) intentando quemar basura en el fondo de la casa, algo que no había sucedido anteriormente.
    Con ese panorama, Graciela decidió denunciar la desaparición de su hermana en la seccional cuarta de la Policía local, donde descubrió que su madre se había presentado antes denunciando la fuga de Noemí. Los policías comenzaron a sospechar de que algo había sucedido debido a las dos versiones diferentes y pidieron autorización judicial para allanar la vivienda ubicada en Belisario López al 1300, en la capital tucumana. Los policías que llegaron a la vivienda percibieron un olor a podrido que provenía de los fondos del predio y, al acercarse, descubrieron un montículo de tierra debajo del cual se hallaba el cadáver de la joven. El fiscal Washington Navarro Dávila, quien estuvo en la escena del hecho y presenció el procedimiento policial, ordenó de inmediato la aprehensión de Adra, ante la sospecha de que había asesinado a la joven. Los peritos forenses que revisaron el cadáver en el lugar determinaron que le faltaba la pierna derecha. Personal de la Policía, por pedido de Navarro Dávila, comenzó a hacer un rastrillaje en la zona aledaña a la casa para buscar la parte del cuerpo que falta. Fuentes cercanas a la investigación sostienen que el fiscal considera que está ante un nuevo caso de femicidio y procura determinar la participación que tuvo cada uno de los sospechosos en el crimen. Adra, según los testimonios, mantuvo una relación sentimental con la hermana de 17 años de la víctima y, al conocer a su madre, llamada Lorena, comenzó con una relación con la mujer que es 19 años mayor que él. El joven se instaló en la casa de Lorena, y sus hijas, que hasta ese entonces vivían allí, decidieron mudarse a una casilla que está en el fondo del predio, ya que no lo aceptaban al joven y se enemistaron con su madre por mantener ese romance. La sospecha de los investigadores en base al relato de testigos es que Adra habría intentado en los últimos días iniciar una relación con la víctima, pero ella se habría negado. Los pesquisas creen que esa fue la razón por la que el acusado habría acabado con la vida de la joven, mientras que la madre podría haberlo encubierto.
  • Una joven confiesa que mató a puñaladas a su bebé recién nacido

    Mató a puñaladas a su bebé
    11/12/2017

    Mató a puñaladas a su bebé

    La mujer, que se enfrenta a una petición de veinte años de cárcel, introdujo el bebé en una bolsa de plástico y lo arrojó a un contenedor de basura. (más…)

    Una joven ha reconocido este lunes, durante un juicio con jurado celebrado a puerta cerrada, haber matado a puñaladas al bebé al que acababa de dar a luz en su vivienda de la localidad alicantina de Alcoy, el 6 de agosto de 2014, según han informado fuentes próximas al caso citadas por Efe. La fiscalía solicita provisionalmente para la procesada, cuya identidad responde a las iniciales V.Q.D., una pena de veinte años de prisión por un delito de asesinato con agravante de parentesco. Según la versión del ministerio público, la joven había ocultado su embarazo a su entorno familiar y se había informado previamente en internet sobre el parto, del que ya tenía ciertos conocimientos porque estudiaba primer curso de auxiliar de Enfermería. Sobre las 14.30 horas del 6 de agosto de 2014, al notar las contracciones, se fue al cuarto de baño de su domicilio, se introdujo en la bañera, se colocó en cuclillas y dio a luz a un niño. A continuación, presuntamente, cogió un cuchillo de la cocina con el que apuñaló al bebé, lo introdujo en una bolsa de plástico junto con la placenta y el cordón umbilical y lo arrojó al interior de un contenedor de basura de la calle, sin comprobar si aún vivía o ya había fallecido, según la fiscalía. Cuando su padre y un hermano pequeño regresaron a casa, la joven les dijo que no se encontraba bien y que iba a tumbarse en la cama. Unas horas después llegó al domicilio otra hermana que, al ver que la procesada sangraba por una pierna, la convenció para acudir al servicio de urgencias del hospital Virgen de los Lirios, en Alcoy. Un ginecólogo que estaba de guardia descubrió que la paciente había dado a luz y le preguntó insistentemente por el paradero del bebé. Aunque ella negó inicialmente el parto, acabó confesando lo que había hecho a unos agentes de la Policía Nacional que se personaron en el centro sanitario, siempre según la versión de la fiscalía.
  • La extraña vida de Enriqueta Martí, la «vampira del Raval»

    Enriqueta Martí, la "vampira del Raval"
    10/12/2017

    Enriqueta Martí

    ¿Cruel asesina de niños? ¿O una víctima del sistema? Un siglo después de producirse uno de los casos más extraños de la crónica negra española, queda en el aire la respuesta sobre si Enriqueta Martí Ripoll secuestró o asesinó a diez niños de corta edad o, en cambio, fue protagonista de lo que no pasó de ser una leyenda urbana. (más…)

    Barcelona, 17 de febrero de 1912. Entresuelo del número 29 de la calle de Poniente. Una niña se asoma a un gran ventanal que da al patio interior. Tendrá unos seis años. Está muy seria, se diría que triste. Su imagen impresiona; lleva la cabeza rapada y viste harapos. Permanece inmóvil hasta que se encuentra con la mirada incrédula de Claudia Elías, la vecina, y entonces retrocede asustada. Aparece Enriqueta Martí, y la señora Elías, que jamás ha visto a esa niña antes, le pregunta por ella, a lo que Enriqueta responde cerrando la ventana de un portazo. La vecina no se da por vencida y lo que va comentando por el barrio llega a oídos de un agente de la municipal. Diez días más tarde, la policía descubre que en el piso de Enriqueta se encuentra secuestrada Teresita Guitart, a la que toda Barcelona buscaba desde hacía dos semanas. El caso no acaba ahí ya que aparece una segunda niña, Angelita, de padres desconocidos. La niña, que ni siquiera conoce sus apellidos, es depositada en el domicilio del conserje del palacio de Justicia para que se hagan cargo de ella. Al ser llevada a comisaría, la secuestradora inicia un reguero de versiones extrañas, incoherentes y contradictorias. No se inmuta al escuchar los gritos de alegría de los padres y hermanos de la pequeña Teresa en un cuarto contiguo al encontrarse con ella. La policía da con el nombre de la detenida en sus archivos, en los que además de varias condenas antiguas, figura como sospechosa de ir en malas compañías y moverse entre mendigos y maleantes. Enriqueta es recelosa y parca en palabras. Tiene los ojos inertes y en el rostro una permanente expresión de querer enterarse de lo que no sabe. Y dice no saber nada. De sus palabras se desprende la inverosímil idea de que había recogido a Teresita ese mismo día al encontrarla sola por la calle. Pero la realidad, aquello a lo que Enriqueta se niega, es bien distinta y no va a ayudar a su inocencia.
  • Asesinatos sin resolver: el doble crimen de Susqueda

    El doble crimen de Susqueda
    10/12/2017

    El doble crimen de Susqueda

    Las papeletas para la cesta de Navidad cuestan tres euros. “Lleva un jamón”, advierte Simona Benková, que tiene encendidas dos velas en la barra de La Parada. En su restaurante de El Pasteral fueron vistos por última vez con vida Paula Mas Pruna y Marc Hernández López, vecinos del Maresme, de 21 y 23 años. Los asesinaron en el pantano de Susqueda. (más…)

    No hay día que no los recuerde. Ni semana, desde entonces, que no se acerquen los Mossos d’Esquadra preguntando si ha visto algo o a alguien que le haya llamado la atención. En Navidad se cumplirán cuatro meses de los asesinatos. Las aguas del pantano, por debajo de la mitad de su capacidad por la sequía, guardan el secreto de unos crímenes que han transformado la zona en un paraje siniestro y misterioso.

    El paisaje de ahora nada tiene que ver con aquellos días de agosto en los que Paula y Marc decidieron ir al pantano de Susqueda para hacer una excursión en kayak. Esta semana todavía había nieve en los barrancos que conducen hasta el agua. Con el frío, la belleza se ha apoderado de los caminos con un manto de hojas húmedas de todos los colores del invierno y el musgo forra de verde árboles y piedras.

    Una preciosa postal que ahora da miedo. Tras los crímenes, apenas se acercan visitantes al pantano. Lo explica Oliver, el mejor testigo con el que cuentan los investigadores. Este belga llegó a Susqueda en junio, tras comprar un terreno y las ruinas de una casa con vistas insuperables. Se instaló en una vieja caravana, junto a otro colega belga y la pareja de este, una coreana.

    El 24 de agosto era jueves y Oliver tiene mala memoria. Tanto que los Mossos le ayudaron a recordar que fue el viernes 25 y no el jueves, a media mañana, cuando oyó tres tiros, un grito y un cuarto disparo. El crimen tuvo que ser el viernes, al día siguiente de que llegaran al pantano, porque a la hora que el hombre oyó los tiros, si hubiera sido el jueves, la pareja aún no había tenido tiempo de llegar al lugar en el que los mataron.

  • El asesino de ancianas que mataba a su madre en cada crimen

    José Antonio Rodríguez Vega, el asesino de ancianas de Santander
    03/12/2017

    El asesino de ancianas

    Bajo la apariencia de una «bellísima persona», como lo definió una de sus numerosas víctimas, José Antonio Rodríguez Vega se convirtió a los veinte años en «el violador de la moto» y a los treinta, en «el asesino de ancianas». (más…)

    Cuando Margarita se disponía a entrar en el portal cargada con las bolsas de la compra la puerta se abrió ante ella empujada por un joven de unos treinta años que se apresuró a aliviarle de la carga. -Oh, gracias… -dijo Margarita-. Ojalá hubiera más personas como usted. -No se merecen cuando se trata de ayudar a una mujer tan bella. -Uy, calle… qué cosas dice, a mis ochenta y dos años -se ruborizó encantada con el piropo. José Antonio era albañil, aunque se daba aires de importancia. De porte agradable, nariz aguileña y fino bigote oscuro, encarnaba la viva estampa del yerno perfecto. Margarita, viuda, vivía sola en un piso bajo que cuidaba con esmero. «Es precioso pero le iría bien una mano de pintura. Yo se lo puedo hacer por un buen precio -le propuso el joven entrando con las bolsas-. No encontrará a nadie tan cuidadoso como yo». Ese día la anciana dijo que no hacía falta pero después de varios encuentros deliberadamente fortuitos propiciados por José Antonio se ganó su confianza y acabó pintando. La noche del 6 de agosto una hermosa luna llena regaba de plata las aguas de la costa santanderina. «Le he puesto un coñac para celebrar lo bien que ha quedado el piso», le ofreció con amabilidad Margarita, que esa noche lo había invitado a pesar de las constantes recomendaciones de su hijo de que nunca le abriera la puerta de noche a un desconocido. Pero es que ese joven tan dispuesto siempre a ayudar ya no era un desconocido sino «una bellísima persona», había comentado la anciana días atrás a su vecina de al lado cuando ésta lo vio entrar con naturalidad en su casa. -¿No hace mucho calor para un coñac? -respondió José Antonio-. Una noche como ésta pide algo más refrescante. -Tienes razón, ¿prefieres un bitter con hielo? -sugirió inocente la anciana. -No me refiero a eso… Se la quedó mirando fijamente. José Antonio tuvo una sensación repentina que no supo identificar de forma consciente. Cerró los ojos un segundo y su interior fue invadido por un instintivo deseo de vengarse de las mujeres que habían pasado por su vida. Un impulso que se apoderó de él, igual que ocurría cuando violaba. Se aproximó a ella. Le tapó la boca con la mano, en un brutal forcejeo en el que zanjó la resistencia de la mujer arañándola en la cara y golpeándole la cabeza contra la pared provocando que la dentadura postiza acabara clavándose en la tráquea, hasta que Margarita dejó de respirar y se desvaneció como un pájaro sin alas.
  • Ante juez en audiencia de violador y homicidio de niñas

    José Elías A.H., violador y homicida
    03/12/2017

    José Elías A.H., violador y homicida en la colonia Felipe Ángeles

    El Ministerio Público presentó ante a el juez a José Elías A.H. como el probable responsable de violar a dos niñas y matar a su hermana en la colonia Felipe Ángeles. (más…)

    Fue a las 11:00 cuando dio inicio a la audiencia donde José Elías A.H. de 44 años de edad compareció en el segundo juicio que lleva de manera simultánea pues el primero refiere al ataque en contra de mujer de 33 años en la colonia San Jose. El Ministerio Público realizó la narrativa de los hechos en donde expondrá lo que ocurrió en la Ampliación Felipe Ángeles y como lo vincula con el imputado. Los hechos por los que le acusan son el homicidio de Nahomi de 12 años y la violación de sus dos hermanas de 11 y 10 años el pasado 22 de noviembre.