Actualidad

Día: 12 septiembre, 2017

  • El descuartizador de Majadahonda no recuerda nada y dice que no ha matado a nadie

    El descuartizador de Majadahonda
    12/09/2017

    El descuartizador de Majadahonda

    El presunto descuartizador de Majadahonda ha negado hoy en el juicio haber matado a su tía y su inquilina, de quienes no recuerda nada de ellas, y ha ofrecido un surrealista relato al margen de los hechos basado en su pertenencia a una hermandad secreta junto a importantes líderes mundiales.

    La declaración de Bruno H.V., diagnosticado con esquizofrenia paranoide, ha protagonizado la segunda sesión de la vista que se celebra en la Audiencia Provincial por las muertes de su tía en 2010 y su inquilina en 2015, cuyos cadáveres se cree que fueron triturados por una picadora y aún no han aparecido en el vertedero de Pinto, donde la Guardia Civil busca desde hace dos años.

    Han sido apenas 35 minutos de un delirante interrogatorio en el que Bruno, para quien la Fiscalía pide 30 años de internamiento, ha respondido a todas las partes aunque sin aportar nada puesto que la práctica totalidad de sus respuestas han sido un “no recuerdo”.

    No recuerda la relación con su tía, ni cuando la vio por última vez, no sabe quien era su inquilina (“¿Me puede decir quien es Adriana?”, ha llegado a decir), ni que creara una empresa para apropiarse del dinero de su tía tras su desaparición ni las notas que escribió al trabajo de la segunda víctima para hacerse pasar por ella una vez muerta. No es que no sepa, es que no recuerda.

    Pero su memoria no le ha fallado cuando le han preguntado sobre si mató a su tía Liria y a su inquilina Adriana. “No he matado a nadie, no he hecho nada ilegal, no he cometido ningún delito, lo único que se es que estoy fuertemente medicado y que me interesa la E y la R (una ficticia sociedad secreta a la que dice pertenecer)”, ha dicho el acusado.

    Sereno, sin perder los nervios, ni gesticular, Bruno ha negado los aspectos más comprometidos contra él, véase las muertes y la compra de la picadora con la que presuntamente troceó los cuerpos, pero al mismo tiempo no reconoce porqué se le está juzgado. “¿De crímenes?, yo con mi abogado nunca he comentado cosas más allá del Gobierno y de la “ER”, ha precisado.